0

0

Puede que sea influencia de la humedad, que sigue alta.

No sé. La cosa es que mi esclarecido, expansivo, cuasi avasallador pensamiento es como si hubiese pinchado. De pronto me hallo sin respuesta, pese a golpearme la cabeza contra la pared para mover las neuronas que quedan, frente a interrogantes que debieran ser satisfechas en un santiamén.

Confieso que fui hasta la casa de un conocido meteorólogo –cuyo nombre mantendré en confidencialidad, por razones que se aproximan a las que tiene el gobierno respecto del proyecto de inversión de UPM-, golpeé su puerta y le pregunté.

Me miró al borde del hastío, y me dijo:

-Y… la humedad es lo que tiene ¿vio?

Y me cerró la puerta en las narices.

Largo rato después reaccioné y me di cuenta que, salvo un milagro de Astori, que hace rato no ocurren y siempre fueron truchos, mi única solución era desparramar en este espacio, que con generosidad me cede Alfredo García –en los ratos libres que le deja pelearse con Pascale en “Esta boca es mía”-, las tales interrogaciones, a ver si usted, lector, me tira un cabo y me ayuda a escapar de este trance.

¡Vamos, amigo, qué digo, hermano de noches oscurecidas por ojeras y vasos que hacen el truco de desaparecer líquidos propicios para extendidas libaciones! No me va a dejar varado…

Por ejemplo, no encuentro respuesta convincente a que ese hombre que tiene el cabello en el mentón y mejillas en vez de en la cabeza, el joven Amado, tenga la pretensión de ser candidato a presidente por el Partido Colorado. ¿Es una maquiavélica maniobra de Pedrito? ¿Hubo algún sorteo, lo ganó y yo no me enteré? ¿Se mandó hacer a medida el sobretodo de Batlle? ¿Es una operación del FMI, la CIA, el ISIS, el petiso coreano cara de culo y el pelado Novick para desestabilizar definitivamente a la oposición, que, a decir verdad, no necesita ayuda para eso? ¿O tal vez una distracción promovida por Lasarte para que se olviden de él y pueda rajar de Nacional antes de que le rompan las nalgas a patadas?

Otro caso. El corredor Garzón. La castorcita Olivera gastó millones de dólares en ese monumento al disparate, pese a que hasta Salgado –que no es precisamente un ingeniero ni un intelectual, pero tiene la flota privilegiada de ómnibus urbanos y barriga de chofer, de esas que son como una cédula de identidad- se lo advirtió. Y ahora, el calvo que quedó con el fierro caliente en las manos, Martínez, que ya tiene bastante quilombo con la Goyeneche, lo va a desarmar en una extensión importante, gastando otros milloncitos de rupias, que, claro, de un modo u otro pagaremos los nabos de siempre. ¿Qué pasó, no ahora sino cuando la castorcita se encaprichó? ¿Fue un problema hormonal? ¿Acaso la asesoró Olesker? ¿O, peor aún, López Mena o Fernández, el de Fripur? ¡No me diga que fue Cucuzú, que estaba haciendo un chiste para Baillo en VTV!

Pero espere, espere, que hay más interrogantes. No es que quiera apabullarlo. Le pedí que no me dejara varado…

¿Se enteró del cálculo de Bonomi? ¡Esclarecemos acá más crímenes de los que aclara el FBI en Estados Unidos!

¡¡¿¿Cómo??!!

Dígame, lector, dígamelo en la cara: ¿entendí mal, soy un vegija de padre y señor nuestro y usted me aclarará el asunto? Sea sincero, sobre todo en este caso, porque si el peludo canoso y gangoso realmente sentenció esa gigantesca imbecilidad… ¡estamos perdidos! ¡Esta noble nación correrá el riesgo de convertirnos en un enorme agujero a causa de boludeces explosivas y acumuladas! Para salvarnos, quienes podamos, no nos quedará más que meternos en un hormiguero y sobrevivir robándole la comida a esas pequeñas y honradas trabajadoras que por algo salen con el sol, hacen su tarea y vuelven al hogar siempre a la misma hora. Obvio, con sexo libre, sin discusiones sobre género y “canilla libre” de maruja.

Ah, y perdóneme, pero me queda una. La última por hoy, porque me lo imagino ya al borde de una diarrea espantosa. Cerebral, eh, no vaya a pensar en índole alguna de procesos escatológicos.

¿Por qué el Partido Independiente se llama de esa manera, o sea “independiente”? ¿Independiente de qué? ¿Reivindicó algún territorio y aspira a ser un Estado dentro de otro, como algunos catalanes? ¿Independiente porque es hincha del club de Avellaneda, que maneja el camionero Moyano y dirige la nueva celebridad, Holan, el filósofo del hockey? ¿Independiente porque no quiere saber nada con nadie y sus dirigentes no se animan a usar pancartas que digan “No nos rompan los testículos, que bastante tenemos con las hemorroides que nos salen en el Parlamento”?

Un detalle adicional: ¿Registraron el nombre en Agadu? ¿Qué tiene que ver? ¡Ja! Que alguna cuadrilla de las que saca a la calle Alexis Buenseñor no los agarre en un acto con alguna musiquita de fondo…

¿Saben dónde se van a meter la independencia si eso pasa?

Bueno, en fin, yo sólo quiero que usted me oriente porque ya no entiendo nada. (Y no es que esto sea nuevo, quiero decir que yo no entienda nada, pero nunca me pasó así, tipo

ceborrea).

 

temas:
Antonio Pippo Tiene 58 años de trabajo en el periodismo. Ha trabajado en todos los canales de TV del país, abiertos y por cable, menos VTV; ha trabajado en casi todos los diarios, semanarios y revistas (los que se han editado y los que aún se editan en el país); ha trabajado como columnista en varias radios. Ha sido docente de comunicación en la Universidad  ORT. Ha publicado seis libros. Ha dictado charlas y conferencias en la capital y diversas ciudades del interior sobre temas de periodismo. Fue productor general y co protagonista de un espectáculo de tango que se presentó en el país durante diez años, cerrando ese extenso ciclo el año pasado.