Home Sociedad Adolescencia desamparada por Antonella Escobar
0

Adolescencia desamparada por Antonella Escobar

Adolescencia desamparada por Antonella Escobar
0

La etapa de la adolescencia consta de una serie de crisis y conflictos en el individuo. Desprenderse de la niñez para transformarse en adulto conlleva toda una cuestión de sufrimiento. La presencia del mundo adulto en esta etapa es sumamente importante, para que la misma pueda atravesarse de una forma placentera y menos sufrida.  Se espera del adulto que actúe como referente y como sostén, que pueda “proteger” y garantizar que no se vulneren los derechos del adolescente. Pero actualmente en la sociedad uruguaya los adultos no cumplen estas funciones, y esto provoca la desprotección de la niñez y adolescencia. Los problemas en el mundo adulto perjudican a estas nuevas generaciones. Investigaciones de la Fac. De Psicología y del INAU muestran la existencia de 3 procesos que se originan en el “mundo adulto” y repercuten en los adolescentes. ➔ Construcción social del desamparo ➔ Construcción social de la soledad ➔ Construcción social de la desesperanza En cuanto al desamparo se hace visible la existencia de cambios en el mundo del trabajo​ y cambios en la familia que se viven en el “mundo adulto”, generando una “fragilización” de la imagen del adulto.  Los cambios en el mundo del trabajo (principalmente en los años 90 aprox.), trajeron la inestabilidad económica y precarización del mismo, lo cual atenta contra la proyección hacia el futuro, un futuro que se visualiza incierto y variante, sin una clara estabilidad. Por otra parte, la inestabilidad familiar (menos matrimonios, más divorcios, poca claridad de los roles adultos en el hogar) también generan esta sensación de desamparo. Actualmente hay una crisis de los dispositivos tradicionales como son la familia, las instituciones y hasta el propio Estado, que protegen y hacen posibles la socialización de los niños y adolescentes. Las nuevas generaciones ven en la actualidad un adulto diferente al que veían otras generaciones, en la cual éste no tiene su vida resuelta, ni en lo económico ni en lo afectivo.

Ven un adulto desbordado inseguro rodeado de fracaso, generando que estos adolescentes no vean a los adultos como referentes de autoridad ni como modelos a seguir. La clásica tensión que existía entre el mundo adulto (identificado como lo tradicional) y las nuevas generaciones ya no existe, está más inclinado hacia el mundo adolescente.  Esta crisis de la pérdida de autoridad adulta se ve reflejada en las instituciones que tienen escasa respuesta y adultos desbordados trabajando en ellas. Los adolescentes no sólo se ven desamparados por el mundo adulto sino también por las propias instituciones. En la actualidad los adolescentes conviven con una soledad con respecto al deterioro de la comunicación que debería existir entre adultos/ instituciones; y ellos. Los adolescentes no encuentran respuestas a sus necesidades. Además, conviven con una soledad con respecto a sus pares, debido a la competencia existente, y por lo tanto no se relacionan tanto entre sí, ya que se ven como competencia y como amenaza. Estos adolescentes están desesperanzados, no ven un futuro, sienten que sus necesidades no son respondidas por parte de adultos, instituciones ni por el Estado que los debería proteger. El tema de la desesperanza se ve reflejado en la ausencia de proyectos de vida que tienen los adolescentes actuales, en la desvalorización de ellos mismos y en muchos casos la falta de autoestima.  Estas nuevas construcciones sociales de la adolescencia generan demandas por parte de la sociedad uruguaya a las instituciones, docentes, técnicos y autoridades. Se le exige cumplir con roles que deberían ser cumplidos por la familia, estas exigencias desgastan a los actores que tratan de intervenir, ya que se puede observar que no hay entusiasmo ni ponen de su parte, estos adolescentes y tampoco de los adultos responsables de estos, no ponen de si para cambiar la situación.

Lo recomendable sería comprender al alumno en su globalidad, comprenderlo dentro de redes de vínculos impregnados en su cultura. La nueva realidad que se vive con respecto a la adolescencia nos deberían hacer pensar como sociedad, docente o institución una nueva manera de acercarnos y comprenderlos, y tratar de satisfacer sus necesidades.

Se tiene que tratar de recuperar aquella relación intergeneracional que se ha perdido, y transmitirles a estos nuevos adolescentes entusiasmo, ganas de aprender y ganas de proyectarse hacia el futuro.

Lograr que este vínculo actual cambie conlleva toda una cuestión de cambios profundos que se deberían realizar primero dentro de las instituciones, y por supuesto acompañados de los docentes y adultos que forman parte de ellas.

 

❖ Apoyo de lectura: “Los adolescentes de hoy y el adolecer de las instituciones educativas”, Victor Giorgi.

temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.