Home Rememorando Algo huele mal en Dinamarca por Cristina Morán
0

Algo huele mal en Dinamarca por Cristina Morán

Algo huele mal en Dinamarca por Cristina Morán
0

                       

 En la explanada del Palacio Real de Elsinger el Príncipe Hamlet escucha a su centinela, Marcelo, pronunciar la frase que se volvió célebre: Algo huele mal en Dinamarca antes  que apareciera el fantasma de su padre, el Rey de Dinamarca, quien se presentó a su hijo para decirle que había sido asesinado por su hermano Claudio para usurpar la corona y casarse con la viuda.

Vivimos un fin de semana intenso. Mejor te digo muy intenso que no es lo mismo que aquello de “como te digo una cosa te digo la otra” que en su momento tuvo un marketing interesante pero ya no.

No sé para ti, pero para mi el fin de semana intenso comenzó cuando fui al teatro “El Tinglado” a ver una puesta impactante de “Sacco y Vanzetti” los dos ciudadanos italianos asesinados por una justicia estadounidense impregnada de mentiras y de corrupción.

Fue una suerte de preparación para lo que sobrevendría, si bien antes de salir escuché a la ligera algo que me llamó la atención, detuve mi partida y me enteré: en la ceremonia de clausura de la Rural del Prado la banda militar interpretó la marcha Tres Árboles y Troya empezó a arder. Si sos un despistado te habrás preguntado ¿por eso tanto lío?, pero como no sos un despistado rápidamente caíste en la cuenta: la marcha que sonó a todo volumen (pienso) es representativa del Partido Nacional. Su himno. Por si teníamos dudas Montevideo Portal publicó la letra y yo tomé solo las primeras estrofas. 

                                                    “Las muchedumbres iluminadas

                                                     Por las antorchas de su fe

                                                    Y el sacro fuego de su ideal

                                                    Alzan al cielo con arrogancia

                                                   La voz  gloriosa del Partido Nacional

De un lado y de otro se escucharon las distintas voces o sea las distintas opiniones.

Recogí dos o tres porque no los voy a atomizar con algo que ya conocen de memoria: Mujica: “Manini estuvo bien al hablar de la reforma de la caja militar”. Sanguinetti: “el Frente Amplio no le perdona a las Fuerzas Armadas y le sigue pasando factura después de 33 años de la restauración democrática” (en el contexto del arresto a rigor del que ya sabemos bastante); “Pudo haberse obviado tocar la marcha Tres árboles, pero no hubo mala fe. No se tocó por la connotación política que tiene. Así se expresó el vocero del ejército  Wilfredo Paiva y el senador Pablo Mieres “Estas cosas hay que cortarlas de raíz”.

Dejo los tres árboles y el bosque entero y las opiniones solo de unos poquitos de los “opinadores” sobre el tema y voy a dos declaraciones que terminan de asegurar el fin de semana intenso del que hablé al inicio de esta columna: Mercedes Vigil: “Pepe Mujica, rezo cada noche para que desaparezcas de la faz de la tierra”; y por último el Cardenal Sturla en un programa de televisión refiriéndose al abuso a los menores por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica: “En general no ha sido con niños sino con adolescentes menores”.

Confirmado: Algo Huele mal en Dinamarca.

Quería finalizar con la carta que Bartolomeo Vanzetti le escribió a su pequeño hijo pero se termina mi tiempo, me paso de caracteres y todas esas cosas que regularmente no tengo en cuenta. Será para otra.

Entren en una realidad no está tan distante ni tan lejana en el tiempo. Vean “Sacco y Vanzetti” y comprobarán una vez más que las historias, inexorablemente, se repiten.

Hasta la próxima. Que seas feliz.

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.