Home Editorial Bancarización: Conspiración, electoralismo y berrinches
0

Bancarización: Conspiración, electoralismo y berrinches

Bancarización: Conspiración, electoralismo y berrinches
0

“Yo no quiero que me obliguen a la inclusión financiera”, me dice un amigo.

“No estoy dispuesto a que el Estado tenga más información mía de la que ya tiene”.

¿Cómo le pagas a tus empleados?  “Todos reciben el sueldo por una cuenta  bancaria”.

¿Tenés débitos automáticos?  “Sí,  pago la OSE, la UTE y Antel entre otros.”

¿Cuándo hacés compras, pagas siempre en efectivo?  “No, compro todo con tarjeta”.

Esta es la realidad de mucha gente hoy en nuestro país, pero por las dudas se oponen.

La implementación de los pagos digitales es una tendencia mundial desde hace años.

Hay países donde el uso del dinero, incluso de los cheques, casi ha desaparecido.

Sin duda, hay grandes empresas multinacionales que se benefician con la bancarización.

Como también muchos lucran con los celulares, internet y el comercio digital.

El avance de la tecnología es global y afecta diversas áreas de la vida de las personas.

Con mayores beneficios o perjuicios para unos o para otros, pero de ahí a ver una

conspiración mundial, huele a fantasía. “Es el capitalismo, estúpido”, diría alguno. 

Todo cambio produce siempre resistencias y hay periodos de adaptación de la gente.

Por supuesto que el proceso de bancarización lleva a que se cometan errores que deben

ser subsanados por las autoridades y habrá que hacer modificaciones sobre la marcha.

Seguramente gran parte de los uruguayos va a usar el Banco República también en esto.

Hay que tratar de que no se perjudiquen los pequeños empresarios o los consumidores,

pero el proceso de utilización digital para realizar pagos y compras es inexorable.

Por eso causa gracia que algunos protagonistas políticos hagan del tema una cuestión

de la libertad amenazada, cuando en realidad están buscando sacar rédito electoral.

Algunos miembros de la oposición saben que plantear un plebiscito  en esto es exagerado.

Pero adelantar la campaña tomando la defensa de los débiles del Uruguay profundo, rinde.

Aflojen, esto se puede resolver parlamentariamente y establecer un sistema más justo.

Porque  la tecnología  bien usada, es un avance y la inclusión financiera es un derecho.

Y la verdad, que este sea un tema central en la agenda pública da un poco de vergüenza.

                                                                                                                           Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.