Home Literatura Brisas estimulantes en puertas entreabiertas por Nelson Di Maggio
0

Brisas estimulantes en puertas entreabiertas por Nelson Di Maggio

Brisas estimulantes en puertas entreabiertas por Nelson Di Maggio
0

La semana pasada, desde el Ministerio de Educación y Cultura (mec), en sendas conferencias de prensa se dieron a conocer noticias que inician una etapa muy esperada luego de meses de clausura. A la primera asistieron el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira; la subsecretaria, Ana Ribeiro; directivos del Sodre y consistió en la presentación de Magdalena Perandones, nueva directora del Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra (anip), institución en la órbita del Sodre, en una sesión breve e instructiva de los medios con las principales autoridades oficiales.

En la actualidad, el anip (Unidad Ejecutora del mec) es la única repartición oficial destinada al archivo de la imagen fija o móvil con la finalidad de preservar, reunir, documentar y difundir los acervos audiovisuales de filmes, fotografías y videos. Se recuerda el antecedente de 1943 con la creación del Departamento de Cine Arte, un centro cultural importante, muy concurrido y elogiado por la crítica de la época. Tuvo fama incluso internacional con festivales de cine y la presentación de colecciones particulares. Durante los años 50 alcanzó su mayor momento, acompañando cada exhibición con pequeños programas orientadores que ayudaron a conocer, ver y estimar a los realizadores clásicos y contemporáneos, con visita de muchos nombres famosos expresamente invitados. Danilo Trelles fue uno de sus directores, personalidad culta, dominadora de la temática cinematográfica, de enorme capacidad organizadora y fácil relacionamiento.

Designada por concurso en un llamado público, Magdalena Perandones, joven de 29 años, conquistó el cargo por sus antecedentes formativos y experiencia. Licenciada en Comunicación por la Universidad de Montevideo; magíster en Historia del Arte y Cultura Visual por la Universidad de Valencia, España; posee diploma de Especialización en Historia del Arte y Patrimonio del claeh. En la actualidad realiza una investigación sobre cine nacional como Memoria final de dicha especialización. Trabajó junto a Laura Malosetti como asistente curatorial para la muestra Tabaré cosmopolita, al cumplirse 130 años de la publicación en 1888 de Tabaré, en el Museo Zorrilla, en 2018 y estuvo en la producción de audiovisuales entre los que se destaca la serie de especiales televisivos El Origen de Mueca Films. Actividades meritorias suficientes para estar a cargo del anip, que tendrá su sede en el subsuelo de la Sala de Arte del Sodre, en Sarandí y Misiones, lugar de gran visibilidad y atractivo.

La segunda novedad de mayor amplitud y esperada por el ambiente cultural consistió en la reapertura de los museos montevideanos, de acuerdo con el protocolo establecido para todas las instituciones públicas. El Museo Nacional de Artes Visuales (mnav) mantiene la dirección de Enrique Aguerre y abre con las muestras ya conocidas de Petrona Viera y Andrea Finkelstein; el mapi retoma las exposiciones Arte indígena de Australia y Los otros rostros del Gran Chaco; el Museo Gurvich, con Marta Morandi (ya comentada en estas páginas); el Museo Blanes, con retrospectiva de Lily Salvo (las dos últimas exposiciones no pasaron del día inaugural y pueden ser consideradas como estrenos de gran interés). Quizás comience una nueva instancia para las artes visuales, siempre con la esperanza de una profunda renovación, todavía de incierta planificación a corto o largo plazo.

————————————————————————————————–

Entrevista a la directora de anip

«Recuperar los esfuerzos que ya se han hecho»

¿Cómo accedió al cargo?

Accedí por un concurso público. En mi proyecto de gestión propuse un abordaje según el tipo de material que se conserva en el anip: colecciones de imagen en movimiento, de imagen fija, de audio y la biblioteca. En cada uno de estos frentes habrá que considerar cada soporte según sus características, pero en líneas generales propongo para todas las colecciones realizar cuatro etapas de trabajo: 1. Inspección; 2. Ingreso, investigación y catalogación; 4. Digitalización; 4. Accesibilidad y difusión. En el proyecto de gestión desarrollé las tareas que implica cada una de estas etapas, ofrecí algunos ejemplos que me parecían interesantes para tomar como referencia, e incluí también a modo de «Antecedentes» un apartado dedicado a comentar las iniciativas que conozco que se han realizado en el anip o entre el anip y otras instituciones.

¿Cuál es su interés en este cargo?

Cursé la Licenciatura en Comunicación en la Universidad de Montevideo, donde elegí especializarme en la rama «audiovisual». En 2014 comencé a trabajar para Mueca Films, para distintos proyectos, pero la gran apuesta de la productora siempre fue El Origen, por lo que la serie siempre fue la que nos llevó más tiempo y dedicación. Entre mis tareas como productora para el programa estuvo desde el inicio la búsqueda y obtención de archivo histórico, por lo que empecé a visitar mucho la sala de Materiales Especiales de la Biblioteca Nacional, las distintas casas del Museo Histórico Nacional, la Cinemateca Uruguaya, el Archivo Dina Pintos de la Universidad Católica, y el mismo anip, entre otras instituciones. Este trabajo me despertó un gran interés por el tema del patrimonio documental, fotográfico y audiovisual. Así, a fines de 2015, cuando me surgió la posibilidad de escribir para la sección Qué Pasa de El País, dediqué el primero de los tres artículos al patrimonio audiovisual.

Con la intención de profundizar en mis conocimientos artísticos y culturales en general, y especialmente sobre patrimonio, en 2017 comencé a cursar una Especialización semipresencial en el claeh sobre Historia del Arte y Patrimonio. Dicha formación tuvo un enfoque muy regional que disfruté mucho. A mediados de 2018, cuando ya estaba cerca de finalizar la Especialización, me surgió la oportunidad de realizar una maestría en España, esta vez en Historia del Arte y Cultura Visual. Estuve viviendo en Valencia desde setiembre de 2018 hasta febrero de este año, tiempo en el que cursé la maestría y además completé a distancia la última materia de la Especialización del claeh. En este momento estoy justamente terminando esa Memoria para cerrar la formación del claeh y obtener el diploma.

En paralelo a todo esto, como señala el texto que prepararon desde el Sodre, estuve trabajando en distintos proyectos. Si bien, por vocación, siempre he tratado de vincularme a propuestas relacionadas a la difusión de la cultura, también trabajé como responsable de Comunicación en una ong y más recientemente como periodista para una filial de afp que se dedica a comunicación institucional. Quiero destacar que de estas labores he aprendido mucho y que junto con las tareas de producción más tradicionales que he realizado en el mundo audiovisual —coordinación de locaciones, entrevistas, presentación de proyectos a fondos, y demás— me han dado una experiencia en la gestión de equipos y proyectos que hoy considero muy valiosa para el cargo que acabo de asumir.

Como ejemplo de esta trayectoria le comento que en el año previo a irme a España estuve trabajando para la ong, para Mueca Films y también como asistente curatorial de Laura Malosetti en la muestra Tabaré cosmopolita, experiencia esta última que disfruté muchísimo y donde también mi rol fue en gran medida el de investigar y hallar piezas patrimoniales de distintos tipos (desde una película hasta las tapas de los cuadernos Tabaré de Mosca).

Mi interés en el cargo de directora del anip, entonces, estuvo marcado por toda esta trayectoria que le vengo contando: la oportunidad de trabajar para recuperar y difundir un patrimonio cultural muy valioso para nuestra sociedad. Ese tema da para otra entrevista entera, pero le diré que siempre me fascinó el modo en que el arte y la cultura dan cuenta de la otredad, de la diversidad humana. Creo que el reconocimiento de esa diversidad es fundamental para construir una sociedad libre en la que otros modos de ser y hacer son posibles y creo que, en esa búsqueda, el ejercicio de la memoria es importante y necesario.

¿Ya presentó planes?

Conocía los fondos que conserva el anip por mi actividad profesional y académica, aunque este conocimiento nunca pudo ser completo, ya que, como se ha dicho en estos últimos días, hay muchas colecciones que no están bien documentadas y la información que sí existe no es, hoy en día, de fácil acceso. Por lo que pude saber, le puedo decir que para llegar a la situación actual mediaron distintas variables, entre las cuales la principal parece ser la falta de presupuesto: falta de personal, falta de recursos materiales, etc. En los casos en los que hay materiales no explorados (es decir, que el personal conoce la existencia de cajas cerradas o lotes sellados), sospecho que existen temas protocolares y legales, ya que los materiales que ingresan a modo de préstamo o comodato implican un tratamiento distinto de los que ingresan como donación. En cualquier caso, mi primera meta para este archivo es ordenar: identificar todo lo que hay, cómo ingresó, qué es, y hacer un «mapa» claro de lo que es el anip hoy, para luego poder dedicar a cada colección el tratamiento que necesita y merece.

Hay que adecuar el local a las necesidades de la nueva función. ¿Están previstos los funcionarios necesarios y el tiempo que llevará poner en marcha la institución?

En cuanto a lo edilicio, el Archivo se está mudando ahora a la planta baja del edificio de Sarandí y Misiones. No todas las colecciones tienen, por el momento, un lugar asignado. Una de las grandes apuestas es que la sala de exposiciones que se inauguró en el edificio el año pasado sea un espacio para mostrar los contenidos del anip, y se está trabajando para dejarla óptima para ese cometido. En el corto plazo, estamos planificando una muestra para el Día del Patrimonio con foco en la figura de Manuel Quintela, pero que incluya también a otras figuras relevantes del personal de la salud. La idea es que esta muestra se pueda trasladar también al interior del país.

En cuanto al personal, en el archivo somos ahora siete personas: la directora; un asistente de dirección con formación en archivología y bibliotecología; una persona dedicada a atender al público y responder a las solicitudes (pero que realiza también otras tareas de apoyo); una archivóloga dedicada principalmente al asesoramiento técnico y colecciones de video; otra persona encargada de la biblioteca, bibliotecóloga; el director del Museo de la Palabra; y una persona encargada de las colecciones fotográficas con formación en fotografía y preservación fotográfica. La gran carencia actual que —me consta— ha sido señalada por el director anterior es la falta de un técnico encargado de las colecciones fílmicas, puesto que quedó sin ocuparse luego de que se jubilara quien lo ejercía anteriormente. Recientemente se estuvieron haciendo gestiones para que técnicos que ahora trabajan en otras instituciones del mec puedan colaborar con el anip en las tareas de conservación.

El anip ha desarrollado en los últimos años interesantes propuestas de mejora, como, por ejemplo, un plan de digitalización de todos sus materiales. Por distintos motivos, algunas de estas propuestas han quedado por el camino, por ejemplo, el Museo de la Palabra está digitalizado y llegó a tener su página web, pero luego la página dejó de estar disponible; ahora estamos trabajando para volver a abrirla para que esté a disposición del público. En general, trataremos de recuperar los esfuerzos que ya se han hecho para evaluar su adecuación y viabilidad, y reencaminarlos. Todo esto requiere un trabajo de reconstrucción del derrotero del anip en el último tiempo, tarea en la que estamos trabajando activamente en este momento.

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.