Home Rememorando Carnaval, Sí…Reinas no. Carnaval sí… ¿Figuras? Sí por Cristina Morán
0

Carnaval, Sí…Reinas no. Carnaval sí… ¿Figuras? Sí por Cristina Morán

Carnaval, Sí…Reinas no. Carnaval sí… ¿Figuras? Sí por Cristina Morán
0

 Finalmente en este carnaval 2018 se concretó lo que se venía anunciando (sin palabras, pero con hechos) referente a la elección de la reina del carnaval y las llamadas. No hay reinas.

Digo que se venía anunciando con la tristeza del vestuario (incluyendo calzado, por supuesto) y ni hablar de los dos anteriores carnavales, con las chicas vestidas algo así “como a lo que venga”, sombreritos playeros (y digo playeros porque era en las playas que los adquirías por un mínimo dinerillo) y algo que no entendí (será por la edad, digo yo, no sé) fue un remedo de la banda presidencial  cruzada sobre el pecho de las participantes. Pregunto a los organizadores, ¿cuál era el mensaje? Porque no hacés eso sin un propósito, ¿verdad?

Tal vez haya sido  porque “este es un país republicano. Aquí los reinados no corren. Y las reinas, menos.

Sí, tiene que ser algo así. Por eso nada de coronitas (valen un poquitín más que los sombreritos playeros) y ahí ya entraríamos en el terreno económico y con los números no me manejo muy bien. A no ser que consultara al Ministro de Economía que del tema las sabe todas (me refiero a números, no al carnaval, ¡por favor!) Mejor  no. Ya bastante tiene como para endilgarle temas carnavaleros. Y de reinas destronadas, ¡además!

Confieso, Intendente, Directora de Cultura de la IMM, que no me queda nada claro la destitución de ese o esos reinados que atañen al carnaval. Pregunto, ¿Qué los ha movido a llevar a cabo la eliminación del reinado carnavalero que para los uruguayos es tan tradicional como el mate? Por favor den respuesta como así también que buscaron con la sustitución de  reinas por “figuras”.

Durante quince años tuve a mi cargo la transmisión televisiva del desfile inaugural con el aporte permanente de un hombre llamado Tito Larrás veterano-joven carnavalero que aportaba sus conocimientos sobre el carnaval uruguayo como así también acompañada por otros compañeros de canal 10. No eran tiempos fáciles. Fue durante los años de dictadura.

Y ahí estábamos paraditos en 18 y Roxlo (donde estaba Casa Soler).

Con la reina y su corte encabezando el desfile y los “cabezudos” acompañándolas se vivía una verdadera fiesta.

El tiempo ha pasado y ahora lo veo por televisión. No todo. Pero lo veo para estar informada, para conocer y/o aprender algo más de mi profesión. Confieso que no aprendo nada. Pero quiero decirles a ustedes, lectores, lo mismo que a las autoridades municipales que ya he mencionado que fue un desfile aburrido, con las “figuras” todas amontonaditas (no logré reconocer a ninguna),  y una paupérrima iluminación. Algo así como la canción que canta Serrat de mi calle que era oscura y hoy sembrada de bombillas. Exactamente así es o fue la iluminación de 18 de julio. Bombillas de colores colgando en una especie de cuadrado o cubriendo árboles y columnas. Una de las encargadas de la transmisión hizo referencia a la iluminación, elogiándola, por supuesto, y otra respondió alegremente y muy convencida “sí…divina. Como las de antes…!”

Fue en ese mismo momento que dije para mis adentros: “Ya está Cristina. Apagá y vamos”. A dormir, por supuesto y a aprovechar que la inauguración del carnaval más largo del mundo había actuado sobre mí, como el mejor somnífero.

Hasta la próxima. Que seas feliz. 

temas:
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.