Home Agenda Setting Comunicación de gobierno y la era digital
0

Comunicación de gobierno y la era digital

Comunicación de gobierno y la era digital
0
0

Cuando hablamos de comunicación política enseguida se nos viene a la mente una contienda electoral, las estrategias que debe hacer tal o cual candidato para lograr alzarse con la victoria, los debates, slogans, jingles, etc.

Es cierto que en términos narrativos, para una película o un libro de ficción por ejemplo, es mucho más emocionante el tema de la competencia en la campaña, pero la verdad es que la comunicación de gobierno es igual o más importante que la electoral y plantea desafíos enormes en la actualidad. Es evidente hoy en día, que una gestión de gobierno ya no depende exclusivamente del éxito en las políticas públicas sino que debe ir acompañada de una adecuada comunicación si se quiere generar consenso en la población. Es así que la comunicación electoral y de gobierno forman parte fundamental para lograr este objetivo.

A todo esto debemos sumarle la irrupción, en los últimos años, de internet, el uso masivo de las TIC´s (Tecnologías de la Información y Comunicación) y las redes sociales, que para muchos son un problema inevitable al que se deben afrontarse y para otros es una oportunidad de tener un ida y vuelta con la población e implicarlos, cosa que antes era muy difícil y en cierta escala imposible.

Pero aunque los medios sean novedosos, con más feedback y participación de la gente que antes algunos conceptos básicos siguen inalterables. Empecemos por definir comunicación de gobierno. Es el conjunto de prácticas y estrategias utilizadas para lograr incidir en la imagen que forma la opinión pública acerca de un gobierno, esta se conforma en base a la toda la información que la población recibe sobre dicho gobierno. Tiene como objetivos lograr legitimidad, gobernabilidad e informar a la ciudadanía fortaleciendo la transparencia de la gestión.

También podemos diferenciar tres tipos de comunicación que todo gobierno utiliza, estas se aplicaban. En primer lugar, la comunicación proactiva, que busca instalar la agenda de discusión pública, es decir, trata de controlar los temas más importantes de los que se ocupan los medios de comunicación y los líderes de opinión o referentes sociales. En segundo lugar, está la comunicación reactiva, que trata de dar respuestas a los hechos que suceden en la sociedad y también generar mecanismos para la acción eficiente en momentos de crisis, tratando de controlar muy bien qué se dice y dónde se dice, en momentos delicados. En tercer lugar, está la comunicación contable, que trata de informar a los ciudadanos sobre los logros alcanzados, y aunque ya hayan sido cubiertos por los medios de comunicación el gobierno asume que esos temas necesitan de especial reforzamiento en la población.

Complementando estos tres tipos de comunicación y como forma de alimentarlas, se encuentra el “escuchar” a la ciudadanía, aspecto que se ha visto fortalecido notablemente con la introducción masiva de Internet y el uso de las TIC´s en el ejercicio del gobierno.
Muchos gobiernos van a la cabeza de la transformación digital en la forma de realizar su comunicación, pero el abordaje es desde diferentes ángulos, algunos para seguir con sus formas y agendas tal cual estaban  pero simplemente sumando un nuevo medio de comunicación, por otro lado están quienes utilizan más extensamente la tecnología buscando explotarla para profundizar la democracia. En artículos anteriores he mencionado algunos ejemplos de  gobiernos, en diferentes niveles, que están tomando este último camino, el neozelandés Taptiklis, es un referente de este cambio de paradigma en su país. Las “alcaldías del cambio” con Madrid y Barcelona a la cabeza también han tomado este camino con muy buena respuesta de la ciudadanía española. Por ejemplo, Decide.Madrid, que es una plataforma digital de democracia directa, cuenta ya con 200.000 usuarios y día a día se van incrementando, este portal permite la participación de los ciudadanos en la elección de diferentes medidas de gobierno, asignación de presupuesto, obras y acciones en la ciudad. Por otro lado, Audrey Tang  encargada de comunicación del movimiento estudiantil Girasol y referente mundial del software libre ha sido nombrada ministra digital en Taiwán y con ella también se vienen muchos cambios hacia la comunicación de gobierno por medios digitales. Otros ejemplos del camino que están tomando los gobiernos más progresistas del mundo en la materia son la plataforma Open Ministry del gobierno finlandés o la islandesa betrireykjavik.is 

Para concluir, hay destacar que la reconversión de la comunicación de gobierno tradicional a esta nueva modalidad digital requiere fuertes liderazgos de las nuevas generaciones ya que las instituciones suelen ser reacias a los cambios, pero hay una oportunidad muy interesante planteada y es que podemos utilizar las herramientas nuevas para seguir ejerciendo el mismo tipo de comunicación de gobierno o podemos explotarlas al máximo como está ocurriendo en los casos que mencioné, implicando a la ciudadanía, generando legitimidad y gobernabilidad que son dos de los objetivos básicos de la comunicación de gobierno.