Home Rememorando ¿Con sólido o sin sólido? por Cristina Morán
0

¿Con sólido o sin sólido? por Cristina Morán

¿Con sólido o sin sólido? por Cristina Morán
0

Si no se tratara de un tema que tiene como principales actores a los niños de las escuelas públicas no estaría encarando esta columna. Temas hay y en realidad son dignos de tener en cuenta. Pero me di “de cara” con los dichos (declaraciones a medios de comunicación del ministro de educación y Cultura) en relación a la alimentación de los escolares y una vez enterada a través de Montevideo Portal puse manos a la obra. Tal vez y sin tal vez también los uruguayos, en general, pagamos en tres cuotas el Impuesto de Primaria que cada año aumenta como cualquier otro impuesto, pero no lo lamentamos porque sabemos que ese dinero es para alimentar todo el año a los niños de las escuelas públicas. Al igual que algunos, o pocos o muchos de ustedes no tengo idea cuanto se recauda anualmente pero un duende susurró en mi oído derecho (¡que es por el cual oigo mejor!) que se podría hablar de unos 60 millones de dólares. Es mucho ¿o no? Con esa suma de dinero se pueden hacer muchas cosas, pero en este caso son para desayuno, almuerzo y merienda a los niños que concurren a escuelas públicas de tiempo completo mientras los que van en medio horario reciben un almuerzo si van de mañana y una merienda a los de la tarde. O almuerzan en sus casas.  Como sea tendrán su alimento.                                                              A más de ser el ministro de Educación y cultura durante los próximos cinco años Pablo da Silveira es autor, docente y filósofo y se le ha reprochado que la merienda sea un vaso o taza de leche o cocoa sin el acompañamiento sólido frente a lo cual aseguró que “el no reparto de alimentos sólidos no tiene que ver con lograr un ahorro sino con “un tema organizativo y logístico”. ¡Ah ministro, no sé qué es peor si la enmienda o el soneto! Continué leyendo y me encontré con otras declaraciones en torno al dinero (¡siempre en danza y como protagonista el dinero!) que me sorprendieron y movieron mis estructuras que las sé bastante sólidas: “Se gasta entre un millón y un millón y medio de dólares por semana” y afirmó que “la cantidad que se gastó en alimentación en los últimos cinco años es la que se hubiera gastado si se hubieran construido dos Antel Arena y medio”. Para esta ciudadana de pie no se gasta en comida, se invierte en niños porque una buena y sana alimentación (como la que se sirve en las escuelas públicas) está fortaleciendo el crecimiento físico e intelectual de los niños que la reciben. Se invierte en el futuro, porque esos niños también son el futuro del país. Hoy estoy para ministros. Cambio de cartera. En distintas oportunidades hemos escuchado o leído al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca manifestar su preocupación por las bodegas uruguayas y sugiere habilitar un 0,3% que es “una copita de vino” y dejar de lado el O% de alcohol en sangre que felizmente, continúa vigente. Ministro, disculpe, pero se me ocurre que es mucho mejor dejar las cosas como están. Hace muy pocos días una joven de apena 19 años perdió la vida en un siniestro de tránsito. Quien conducía el automóvil en que viajaba se había pasado de “la copita de vino” y en la espirometría marcó 0.10% de alcohol en sangre. Nada para agregar. Es todo por hoy. Hasta la próxima. Sean felices. Ahora y siempre.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.