Home Contravoces CUCUSA    CHATARRA por José Luis Baumgartner

CUCUSA    CHATARRA por José Luis Baumgartner

CUCUSA    CHATARRA por José Luis Baumgartner
0
0

Ante el próximo Congreso del PIT-CNT,  desde el 17 al 19 de mayo, un sector de sindicatos de funcionarios públicos (Postales, Enseñanza Privada, UTE, UDELAR, Artes Gráficas, CODICEN, Gastronómicos y Unión Ferroviaria) formuló documento acorde con el de COFE (pero menos radical), marcando la distancia que los separa de la gestión del FA.

“No hay dos modelos de país en disputa porque “el que está aplicando el actual gobierno no es el de los trabajadores”. Pero con el neoliberal, que han impulsado blancos y colorados y está en el programa de los autoconvocados, “tenemos muchísimas más diferencias”. Menos mal. Proponen divinuras.

Cooperativizar fábricas que cierren o estén muy endeudadas, nacionalizar las “grandes industrias estratégicas fuertemente extranjerizadas”, prohibir la venta de ganado en pie, rechazar “los megaproyectos impulsados por el imperialismo, las pasteras como UPM, Montes del Plata y otras que se planteen”, nacionalizar los recursos minerales y del subsuelo, instalar un ente testigo para el sector pesquero, expropiar los grandes latifundios de más de dos mil hectáreas, estatizar el gas, los puertos y aeropuertos, y declarar “ilegítima” la deuda externa, “promoviendo un amplio frente social para lograr la moratoria y poder auditarla”. Alicia en el país de las maravillas. ¿Solventa China, Rusia o el FMI?  ¡Ojo!: esto es duraznos en almíbar frente al plan Joselo López.

La locura es obviedad pública. Sin exclusiones. Sin alivio.  En todo sitio.

El Plenario Nacional del FA resolvió el sábado, tras diez horas de debate, postergar resolución sobre el TLC con Chile y pedir al Poder Ejecutivo (que lo había firmado) un estudio de impacto sobre ese acuerdo como insumo para la próxima discusión. La decisión fue festejada por gente de Casa Grande, del PCU y del PVP en las redes sociales. Grupitos que se impusieron sobre el 84% de los votos del FA y 14 de los 16 senadores, desairando malamente al Presidente de la República y al ministro de Relaciones Exteriores. Constanza Moreira tuiteó: “ganamos”. Se fue de mambo. De cuarta. Individualismo feroz.

Larrañaga insistió en acto de AN con reforma constitucional para que militares “ayuden” a la Policía. Pablo Abdala, su monaguillo, dijo que saldrán a juntar firmas para: crear Guardia Nacional, la  perpetua para delitos “aberrantes”, cumplimiento efectivo de las penas y habilitación de allanamientos nocturnos. Van a tener que hacer como la Michelle Suárez.

A la Peña, intendenta de Lavalleja (la del choma a lo príncipe saudí y hermano en la pomada, a costo del presupuesto municipal), también se le carió el cerebro  pidiendo Ejército para acabar con la pelea entre dos familias que se disputan territorio narco en la Filarmónica y proclamar en tv al ministro Bonomi delincuente.

Las peregrinaciones del dúo dinámico Cuquito/ Gonzalo Mujica (con más camisetas entre pecho y espalda que el “Loco”Abreu) configuran atentado violento al pudor.

Los macanudos que judicializan la política montan en ira cuando un fiscal les archiva una denuncia: ¡son las leyes del juego, che!; ¿creían que era jugar y cobrar?

La abogacía bajó su cotización: Salles considera presentar recurso de inconstitucionalidad contra el Tratado de Tordesillas, Ayala es asesino putativo en reiteración real del Bicho Bonomi, Zubía guardó silencio y fue como si apagaran las luces del teatro.

Pero hay más demencia para este boletín.

Sanguinetti (sonrisa mueca a puro colmillo) y Abdala PIT (usando el mismo rostro con que cara a cara alcahueteó obscenamente a Maduro) ¿polemizaron? en acto público sobre la vigencia o no de Marx; ¿hay algo más de manicomio que este enredo? Las paralelas nunca se juntan. Lógicamente, cada uno habló de un Carlitos diferente, poco reconocible para sus íntimos.

Definitivamente, se perdió la chaveta. Es como el concepto matemático de “limite”: te acercás y te acercás a un punto mas nunca lo terminás de alcanzar; siempre queda espacio fiscal para más dosis de estupidez.

No excluyo a este humilde servidor.

Soy loco pero sensato. A esta altura del campeonato  casi seguramente no llegaré a lo que no he sido. ¿O de repente sí? Lo peor es la peores.

¡Mierda!, recién me doy cuenta: no estampé ninguna palabrota en este sacrosanto espacio.

temas:
Jose Luis Baumgartner Abogado, periodista y escritor.