Home Literatura Dos grandes para recordar por Nelson Di Maggio
0

Dos grandes para recordar por Nelson Di Maggio

Dos grandes para recordar por Nelson Di Maggio
0
0

La desaparición el 4 de julio de Mario Consens (Montevideo, 1936-2018) fue, a su edad, como desaparecer una biblioteca. Como en todo ser humano, se fue un archivo, una reserva de experiencia, saberes, escritos, emociones, relatos, comportamientos. Ningún medio registró el hecho.

«Seré amado cuando falte» (I shall be lov’d when I am lack’d), escribió Shakespeare en Coriolano. Es el destino de todo uruguayo de valor, en cualquier disciplina, ser reconocido, elogiado, recordado solo tras su fallecimiento. Uruguay es un país a chapotear en el descontento presente, y a sentir orgullo y reconciliación solo con los que —por fin— ya no están y pertenecen al inofensivo ayer.

Consens fue aviador hasta los 35 años. En 1976 comenzó a capacitarse en el Centro de Estudios Arqueológicos del Museo de Historia Natural; derivó hacia la astronomía y física y recaló finalmente en arqueología, hasta ser el primer licenciado en arqueología en la Facultad de Humanidades y Ciencias. Obtuvo el posgrado en la universidad de La Plata y doctor honoris causa por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa. Se especializó en arte rupestre utilizando técnicas avanzadas en la recolección de datos y análisis sistemáticos. Fundó el Centro de Investigaciones de Arte Rupestre del Uruguay, donde desempeñó una intensa actividad pedagógica y original investigación. Dirigió varios proyectos de campo en varias áreas de Argentina, Brasil y Uruguay; invitado, asesoró en Bolivia, Paraguay, República Dominicana, Chile, Australia, Sudáfrica, y en China en la provincia de Ningxia, en la frontera con Mongolia.

Entre sus libros figuran: El pasado extraviado: prehistoria y arqueología del Uruguay, 2003; Arte prehistórico en Uruguay, 2008; Prehistoria del Uruguay: realidad y fantasía, 2009; Extinción de los indígenas en el Río de la Plata, 2010. Se multiplicó en artículos sobre educación, teoría y metodología, y arte rupestre. En los últimos años se preocupó por el desarrollo de la teoría arqueológica, nuevos análisis de la tipología lítica que implican relaciones interdisciplinarias; en especial, instó y propuso la necesidad de establecer un código de ética para los trabajos profesionales. Contribuyó a difundir la arqueología en la mayoría de los departamentos de Uruguay en colaboración con diversas instituciones, forjando nuevos vocacionales de la disciplina.

La sorpresiva muerte de Jorge Ameal el 7 de julio (Montevideo, 1945-2018) dejó el escenario uruguayo de fotografía sin una de sus personalidades más importantes. Exiliado durante la dictadura cívico-militar, se refugió primero en Chile y luego viajó a Francia, ignorando el idioma y la cultura. Partió de cero e hizo de la fotografía su oficio en la ciudad que la vio nacer, frecuentando a los grandes maestros y en especial a Henri Cartier-Bresson. Regresó en 1986 para desplegar lo aprendido en la práctica (Brecha, Alternativa, Posdata, Tres, Búsqueda) y en la enseñanza (Universidad ORT, Foto Club Uruguayo). Un fotógrafo sensible a lo cotidiano como lo era en el trato personal, afable y dialogante.

Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.