Home Editorial Cobrar al grito
0

Cobrar al grito

Cobrar al grito
0

En tiempos electorales las tentaciones demagógicas afloran a cada rato.

Con tal de ganar algún voto muchos protagonistas responden a las tribunas.

Sucede en todos los partidos, pero preocupa más cuando lo hacen los gobernantes.

Ya mencionamos antes que las 16 medidas del MPP sobre austeridad son muy correctas,

pero tienen un leve perfume oportunista cuando se plantean tan cercano a las elecciones.

Las palabras de Danilo Astori en estos días sobre la política económica impulsada y la

corrupción en el gobierno parece más un intento de perfilarse que una crítica honesta.

Llama la atención la resolución de la Intendencia de Montevideo sobre la ceremonia oficial de

la criolla en la Rural por la muerte de dos caballos y la posible prohibición de las jineteadas.

El lobby animalista se hace sentir en un país que faena miles de caballos para exportar.

El vallado de la sucursal 19 de junio del Banco República para impedir que se concentren a

dormir indigentes en sus escalinatas, es una forma taparse los ojos para no ver la realidad.

Pero quedamos bien con los que protestan por el uso a mansalva de los lugares públicos.

Nos parece que se está intentando hacer buena letra con muchos grupos de indignados con la

política gubernamental, actuando al golpe del balde, frente a cualquier reclamo ciudadano.

Se está rengueando feo, o bien por la demora en plantear soluciones, o por la oportunidad

elegida para hacer autocrítica o por impulsar cualquier cosa para quedar bien con los quejosos.

No se puede subestimar a la gente y creer que alcanza con hacer un mea culpa y ya está.

Los ciudadanos no se conforman con que los gobernantes recen tres aves maría y un

padrenuestro para justificar las carencias, errores o metidas de pata de casi quince años.

La mejor manera es reconocer lo que no se hizo, y todo lo que esta pendiente todavía.

Los votantes de ayer e indignados de hoy requieren sobre todo que haya honestidad.

Y el rol de los dirigentes es decir la verdad, aunque muchas veces no sea placentero escucharla

Lo que estamos seguros que no sirve políticamente es que se cobre al grito de la tribuna.

Alfredo García

 

 

 

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.