Home Editorial COVIDdelirantes
0

COVIDdelirantes

COVIDdelirantes
0

Dentro de diez días llegamos a los nueve meses desde que se

declaró la emergencia sanitaria por Corona virus en nuestro país.

Fue un embarazo complicado y enfrentamos un parto con dolor.

No vamos a mencionar nuevamente la gravísima situación

económica y laboral de decenas de miles de uruguayos.

No hablaremos de los problemas de la educación o la salud.

Y menos de las secuelas emocionales que sufrió mucha gente.

Hoy nos vamos a referir a otros efectos secundarios del corona.

Algunos compatriotas emulando al Quijote se dejaron comer el seso

No fue por novelas de caballería sino por relatos de grandes

conspiraciones universales que dejan los libros de ciencia ficción

de Asimov y Bradbury al nivel de redacciones de niños de escuela.

Y dejando su natural agnosticismo caracterizan la pandemia de ser

un fenómeno religioso, con pecado, sacerdotes, infierno y paraíso.

Otros consideran peor el tapabocas que la capucha de los milicos.

Los grandes medios son cómplices de esta dictadura “new age” y

falsifican cifras de muertos y valoran erróneamente a los tests.

“Todo el poder a la OMS”, gritan millones de genuflexos científicos y

gobernantes de todos los países se someten a este Gran Hermano.

Por otro lado, surgen otras voces que visualizan la extensión del

contagio en nuestro país como una gran maniobra política para

desprestigiar al gobierno apostando al “Cuanto peor, mejor”.

Estos pensadores ven un gran complot de la izquierda local

desarrollado a pura lonja y madera en grandes tamborileadas.

 

Hay que ser muy mala leche para caer en estas disquisiciones.

O estar bien comido y aburrido para elucubrar de esta forma.

Sinceramente me preocupa como la pandemia afectó la salud

mental de estos intelectuales de todo el espectro político.

Parece que estos nuevos iluminados la tienen clara frente a los

millones de seres humanos que nos dejamos engañar alegremente

y aceptamos encerrarnos por miedo, ignorancia o por las dudas.

Ellos deben reafirmar sus convicciones con la frase: “Coma basura,

cuatro mil millones de moscas no pueden estar equivocadas.”

Y mientras tanto la humanidad entera, se comió la pastilla.

¿No será mucho?

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.