Home Editorial Crónica de una fórmula anunciada
0

Crónica de una fórmula anunciada

Crónica de una fórmula anunciada
0

Acaban de proclamar en el Plenario del Frente la fórmula.

Parece que las calenturas y caras largas desaparecieron.

Primó aquello de Borges: “No nos une el amor sino el espanto”

¿Qué atemoriza más a la nomenclatura frentista gobernante?

¿El derechazo restaurador o la pérdida del control del Estado?

¿La pérdida de derechos populares o de prebendas sectoriales?

Hay de todo como en botica, lo que falta sin duda es la autocrítica.

Se configura una dupla frentista con dos perfiles bien diferentes.

Él: pragmático, formado y con trayectoria política y de gestión.

Ella: probada militante, con pasado sindical y oratoria de barricada.

Daniel habla en su discurso de conservadores y progresistas.

Graciela acude en su alocución a la contradicción oligarquía- pueblo

Hay una clara división de tareas en los candidatos rumbo a octubre.

Martínez convoca al centro, a la clase media y a los moderados.

Villar apunta a los izquierdistas indignados que quieren recuperar.

¿Después de gobernar 15 años quieren convencer con consignas?

Creo que subestiman el raciocinio de muchos frenteamplistas.

No enamoran más con memorias de cárcel y persecuciones.

No convencen a nadie con relatos heroicos de lucha y resistencia.

Todo eso ya lo sabemos de memoria, y no resulta suficiente.

El pueblo uruguayo se ha acostumbrado a un montón de avances.

Hay un sinfín de beneficios que se han naturalizado en la sociedad.

Y ahora se trata de saber las propuestas para seguir avanzando.

Hoy el Frente Amplio representa el statu quo y el establishment.

Y la oposición pretende embanderarse como la opción de cambio.

¿Cuál es el modelo de país que se le propone a los uruguayos?

¿Qué transformaciones se van a impulsar en un cuarto gobierno?

¿Por qué darle una nueva oportunidad al partido gobernante?

¿Qué carencias y errores se cometieron en estos quince años?

Es un error muy grave, creer, que los ciudadanos no piensan.

Y que alcanza con jingles y discursos manijeros para convencer.

No hay bicho más peligroso que el uruguayo en el cuarto secreto.

Si no se toma conciencia de esto, rápidamente, no digan que no lo

advertí con tiempo: “Muchachos apeligramos perder”.

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.