Home Editorial Cuarentena y onanismo frentista
0

Cuarentena y onanismo frentista

Cuarentena y onanismo frentista
0

Perder el gobierno no es fácil para ningún partido político.

Que esto suceda después de tres periodos es aún más bravo.

Y que te desplacen después de muchos logros complica todo.

Y lo peor es que pierdas con alguien que subestimaste siempre.

Patearon el tablero y se llevaron todas las fichas del juego.

Queridos compañeros frentistas bienvenidos a ser oposición.

¿Cómo encarar el rol que le toca al principal partido uruguayo?

Una vieja práctica izquierdista era hacer: balance y perspectiva.

Y la verdad que hasta ahora no se ha visto ni escuchado mucho

sobre la derrota, esa huérfana que nunca nadie quiere reconocer.

Las excusas eran varias, ahora no, después de las elecciones

municipales decían y ahora parece que el Covid 19 lo impide.

La cuestión es que la pandemia desacomodó al país entero y todos

tratan de reubicarse como zapallo en carro que va al galope.

El gobierno no terminaba de sentarse en los despachos y le cayó

el corona encima y bueno están peleando como pueden, porque:

¿quién desea empezar un mandato enfrentando esta plaga bíblica?

Nadie estaba preparado para algo así y eso hay que reconocerlo.

Ahora bien, ¿qué debería hacer el Frente Amplio en esta situación?

Aparte de una buena introspección y de recordar cómo se sufrió

una cerril oposición siendo gobierno, pensar en el proyecto país.

Buscar un enfrentamiento puro y duro no es un buen camino.

Quejarse de que los nuevos gobernantes no reconocen lo realizado

y que lo usan a destajo en esta crisis, suena a gurí caprichoso.

Embanderarse en boicotear a Puglia es puro infantilismo.

Horrorizarse por los dichos de Manini es muy ingenuo.

¿Esperaban otra cosa?  El fruto no cae lejos del árbol.

Plantear que la contradicción de la hora es “Patria o LUC”

puede ser aplaudido por la barra, pero no aporta un pito.

La situación actual de muchos compatriotas es muy grave.

Y mientras nos acomodamos en el novel rol de opositores, habría

que cerrar un poco el pico y poner la energía para ayudar a la gente

La tarea del momento es nadie pase hambre en nuestro país y se

puede y se debe trabajar codo a codo con todo el que sea solidario.

Ya llegara el tiempo de discursos, debates e ineludible autocrítica.

Espero que el aislamiento no nos empuje a la masturbación política.

Recordemos lo que decía la canción: “Ahora se trata de caminar.

Juntos muy juntos de caminar. Ahora es la hora de caminar.”

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.