Home Editorial Gimnasia Sindical
0

Gimnasia Sindical

Gimnasia Sindical
0

Se comunicó con bombos y platillos que la organización sindical

decidió por unanimidad convocar a un referéndum contra la LUC.

Llama la atención que fuera unánime, cuando hace un tiempo

dirigentes de primera línea del PITCNT manifestaron su desacuerdo

Asombra más aún que se formará una comisión para definir si va a

ser en contra de toda la ley o solamente contra algunos artículos.

Impresiona que sindicalistas de varios partidos del FA, cuyos

legisladores votaron parcialmente la LUC, ahora se opongan.

Extraña que la central sindical se embarque en un proyecto que

demandará un enorme esfuerzo y que su resultado es dudoso.

Primero deberán juntarse 670.000 firmas en épocas de pandemia

y con un fin de año a la vuelta de la esquina, para luego que una

vez obtenidas, lograr que la mayoría de la ciudadanía vote a favor.

¿Es realmente un tema que convoca a la movilización popular?

Nos encontramos en una situación de pobreza aguda de mucha

gente que se manifiesta en la proliferación de ollas populares.

Nos enfrentamos a un nivel de desempleo muy elevado y a un

montón de trabajadores que subsisten con seguro de paro.

Tenemos por delante un panorama incierto de la economía.

Existe enorme preocupación por los gurises y la educación.

Se perfila una complicada temporada turística con la consiguiente

merma de laburos para mucha gente que vive de esa zafra.

Sin lugar a dudas los problemas acuciantes de los uruguayos están

en muchos otros lugares por fuera de la sede de la calle Jackson.

Da la impresión que una vez más la pelea interna de las

tendencias en la central sindical les tapa la cruda verdad.

Suena a la vieja táctica de golpeteo y desgaste de otrora, usada

para fortalecer a los sindicatos más que para cambiar la realidad.

Sería bueno que la burocracia sindical saliera de la burbuja militante

y se dedicara a plantear propuestas y soluciones para mejorar las

condiciones actuales en la que muchos compatriotas se encuentran.

Bajen la pelota y encaucen la lucha y la energía para otro lado.

Venir ahora con este planteo resulta absolutamente descabellado.

Si les gusta la gimnasia no les aconsejo remar en dulce de leche.

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.