Home Editorial Manijavirus
0

Manijavirus

Manijavirus
0

Parece que la pandemia y la cuarentena nos está pegando mal.

Toda oportunidad es buena para darle con un caño al adversario.

Muchos parece que no entendieron que estamos en una crisis que

afecta a zurdos y fachos, a chetos y pichis, a todos los uruguayos.

Se critica a Lacalle, a Vázquez, a cualquiera, con una mentalidad

barra brava que deja a los hooligans ingleses como bebés de pecho

Permanentemente se busca la quinta pata al gato y el pelo al huevo

La mala leche hierve a todo trapo en las cabezas de los dogmáticos

No importa si se hace algo bien, si lo hace el “otro”, está muy mal.

Algunos gozan la crítica de los chinos a El País, reflotando la vieja

doctrina de: “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, que utilizó

Mao para justificar a Pinochet ya que era enemigo de los soviéticos.

A mí me preocupa la injerencia que esta potencia, por ser criticada,

está utilizando en muchos países en contra de la libertad de prensa.

Nosotros disentimos con muchas cosas que se están haciendo,

desde el gobierno, la oposición o muchas organizaciones sociales.

Pero dada la coyuntura creemos que hay que aportar a la

capacidad de unir esfuerzos físicos y mentales para salir adelante.

Y acá van algunos ejemplos para que todos podamos emular:

El encuentro y diálogo entre Álvaro Delgado y Javier Miranda.

Las empresas de software uruguayas creando juntas la aplicación.

La gente organizando ollas populares en los barrios carenciados.

Los científicos de la Udelar desarrollando un test de diagnóstico.

Los empresarios que donan dinero para comprar insumos médicos.

Los obreros del Sunca construyendo el CTI del Pereira Rossell.

Los jóvenes voluntarios armando las canastas del INDA

El reparto de comestibles organizado por el PIT-CNT.

Los vecinos que se ofrecen para hacer los mandados a los viejos.

Hay miles de ejemplos de gente que se arremanga y se brinda para

paliar esta situación que de una manera u otra nos golpea a todos.

Acá nadie se salva solo, ninguno es intocable, nadie está inmune.

De ésta no se sale con egoísmo, se supera con solidaridad social.

Usemos las neuronas y por un rato desterremos juntos la manija.

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.