Home Editorial ¡Qué difícil resulta ser oficialista!
0

¡Qué difícil resulta ser oficialista!

¡Qué difícil resulta ser oficialista!
0

En una especie de nebulosa de bajón generalizado y de difusión

permanente de noticias tremendistas sobre el país, hay momentos

en que reivindicar la condición de frentista no es ninguna changa.

Para los profetas del Apocalipsis se les está facilitando la tarea.

Y la manija anda a mil revoluciones por minuto las 24 horas.

Últimamente la barra del MPP mete la de caminar con frecuencia.

No quiero entrar en detalles sobre Envidrio, pero las desprolijidades

cometidas por sus principales protagonistas son de grueso calibre.

La definición de apoyar como candidata a Cosse porque según la

declaración comparte la visión programática e ideológica mas afín al

Espacio 609, tiene fuerte olor a demagogia políticamente correcta.

Por lo que se conoce, la ideología de la ministra es la ciencia y la

tecnología y su visión programática: lograr un Uruguay maravilloso.

Mucho me temo que estamos presenciando el nacimiento de un

nuevo liderazgo al estilo Raúl Sendic, pero esta vez usa pollera.

La frutilla de la torta es la actuación de la comparsa ministerial:

“El Bicho y sus patovicas” en el lejano norte artiguense hace 3 días.

Por supuesto que enseguida el pogo salió a defender a Bonomi.

Y ya de paso, ataca a los medios, a los blancos, y publica, ¿cuando

no?, los antecedentes penales de uno de los que protestaron.

Dicen los que saben, que estaba orquestado desde mediados de

noviembre, por la célula Quarai, miembro del maléfico Plan Atlanta.

Muchachos recuerden: criminalizar la protesta no es de izquierda.

La soberbia del poder genera a veces sensación de omnipotencia.

Yo les recomiendo que lean detenidamente el discurso del Pepe

que publicamos íntegro en este número y reflexionen sus palabras.

Destaco tres conceptos vertidos por el viejo: la política como

compromiso para luchar toda la vida y no por un cargo, la cultura

marketinera que trata de hacernos a todos consumidores y no

ciudadanos, y no despreciar nunca al que piensa distinto.

Estas y muchas otras actitudes, en diversas tiendas, porque en

todos lados se cuecen habas, dificultan la defensa del proyecto.

Soy de los que creo que el instrumento Frente Amplio mantiene

plena vigencia para cambiar en serio al país, pero como todo

vehículo usado requiere alineación y balanceo y hay que cambiar

muchos componentes por repuestos nuevos que sean originales.

Hay que limpiar bien el parabrisas para ver el mundo real y salir de

las burbujas burocráticas del gobierno y de la fuerza política.

No hay tiempo que perder y no podemos traicionar la historia.

Alfredo García

 

Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.