Home Editorial Editorial de VOCES: Desalambrando memorias
0

Editorial de VOCES: Desalambrando memorias

Editorial de VOCES: Desalambrando memorias
0
0

 

“Cuántos cambian de zapatos y de senda, de destino.
Cuántos rompen la memoria de sus pasos, sus acasos.
Cuántos han elegido lazarillo, desatino.                                                                                                                                     Por quién soy yo traicionado cada día,
Una herida y otra herida.
A quién voy traicionando si desarmo                                                                                                                                                                                    Mi conciencia de su cargo”.                                                                                                                                                 
Cuántos Quiénes

 

El salón del Solis, repleto de gente, te recibía con la música del flaco.

Y en ese amargo mar humano se oía su vozarrón,” Yo sé quién soy”.

Y una vieja amiga lo contradecía contándome sus peripecias juntos:

“Daniel caminando por el mundo, nunca supo que él era Viglietti”

Una multitud intergeneracional con muchachos dondequiera circulaba

y los parlantes decían:  “Cantan conmigo, Conmigo cantan…”

Y permanecí largo rato en silencio, recordando todos mis Vigliettis.

Y me acompañaron Cantaliso, la negrita Martina, el junglar Dinh-hung,

Anaclara, el chueco Maciel, y se les sumaron Manuel Rodríguez,

Camilo Torres,  Roque Dalton, Pedro Rojas y Soledad Barret.

Y me vi acunando a mis hijos intentando cantar Duerme negrito.

Y recordé cuando uruguayizó las canciones de Violeta, de Guillen,

de Chico Buarque o de Silvio, y elegimos para siempre sus versiones.

Y volvimos a andar con los muchos Pablos cantando por la tierra.

Y no sentimos observando nuevamente el sombrero en alto de Sandino.

Y escuchamos repicar cientos de miles de campanas de vida por todo Chile.

Y dudamos como siempre cuando anuncian la derrota de lo nuevo.

Y nos sacamos el antojo de verle a muchos los ojos como botines cambiaos.

Y sonó un gotan de tu gajo de guitarra marcando el bien y el mal con el pulgar.

Y cambié un poco mis fallas, mis males, para cambiar tierras y mares

Deci que somos ateos pero seguro que si existe, hoy está el cielo en rebeldía

Quedate tranquilo que junto con Mario, de las derrotas crearon primaveras.

Y que por estos pagos hay mucho irrespetuoso tiempo joven que en una mano

toman la arcilla y en la otra con un grafo escriben resistir en las paredes.

Alfredo García

Alfredo Garcia

Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo.
Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada.

Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura.
Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035.

Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces.
Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.