Home Editorial ¿No será hora de empezar a juntarse?
0

¿No será hora de empezar a juntarse?

¿No será hora de empezar a juntarse?
0
0

Suelo decirle a mis amigos blancos que no tengo  amigos blancos.

Lo mismo me pasa con los colorados o gente de otros partidos.

Pero pensándolo bien, es la pura verdad, todo mi círculo amistoso

más cercano, proviene de viejos y nuevos compañeros de izquierda

Ojo al gol, converso permanentemente con adversarios políticos y

me jacto de tener una excelente y respetuosa relación con ellos.

No olvido que solo medio país es frentista y uruguayos somos todos

Pero el objetivo de esta reflexión es hablar de nosotros los frentistas

No hay reunión, cumpleaños, encuentro ocasional o simple charla,

donde surja el tema político y no escuchemos quejas y desengaños.

¡Tanto remar y militar para llegar a esto!, exclaman unos enojados.

“Si los viejos revivieran le pegan una patada en culo” dicen otros.

Hay un sentimiento generalizado de que vamos mal y sin rumbo.

Nos encontramos con demasiadas cabezas inteligentes que están

al margen de la actividad  partidaria, pero viven y respiran política.

Coincidimos con mucha gente con ganas de hacer cosas y que no

encuentra la motivación ni los lugares donde volcar su esfuerzo.

Hay  algunos elementos básicos que nos unen a todos por igual:

honestidad, ética, transparencia, cabeza abierta y mente critica.

Hay algunas concepciones que compartimos: la militancia es una

forma de vida y no un medio de vida y no aspiramos cargo alguno.

Creemos que se ha avanzado pero que resta muchísimo más por

hacer y que la izquierda está perdiendo por goleada, en el cambio

cultural imprescindible, para lograr una patria democrática en serio.

Somos de los que creemos que el Frente no es un fin en sí mismo

pero sí un instrumento válido que no debemos dejar que se reseque

Somos de los que pensamos que no nos sirve la  actual estructura

frentista y que no nos convocan partidos, sectores  o grupúsculos.

¿Cómo canalizar tanta energía desaprovechada inútilmente?

¿Cómo usar tantas buenas ideas sobre lo que hay que hacer?

¿Cómo convertir la pasiva indignación en acción colectiva?

¿Cómo incidir  en serio en nuestro proyecto de izquierda nacional?

¿No será imprescindible juntarnos y manifestar nuestra opinión?

Sin listas, ni candidatos, ni líderes, frentistas a secas como antes.

Es bueno recordar aquella frase que decía el General Seregni:

“Nada ni nadie trampeará nuestro destino”

Y menos que nadie, los compañeros, agregamos nosotros.

Alfredo García

Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.