Home Editorial Nos obligan a salir
0

Nos obligan a salir

Nos obligan a salir
0
0

Una de las cosas que más nos disgustan son las corporaciones.

La defensa a ultranza que hacen diversos grupos de sus miembros.

Y esto se da en todos los estratos sociales y posturas ideológicas.

Desde los sindicalistas que defienden al chorro por ser trabajador,

hasta los médicos que protegen a sus colegas acusados de

mala praxis, pasando por los políticos que amparan a compañeros.

Si alguien mete la pata, debe hacerse responsable de su error.

No se puede justificar cualquier cosa, porque es un buen tipo.

Y seamos claros, los intereses corporativos presionan y mucho.

Nadie permanece insensible a los lobbies, tampoco la justicia.

Por eso hay que ser  siempre muy cauto con lo que se plantea.

Aclarados estos puntos, hoy vamos a defender a Gabriel Pereyra.

No desde la visión de defensa a ultranza de los periodistas como

seres impolutos e intocables que no pueden ser criticados por nada.

Tenemos luces y sombras y por supuesto todos tenemos ideología.

Y por supuesto que hay mercenarios y peones partidarios, pero una

gran parte del periodismo cumple bien o mal un importante aporte.

Sobran ejemplos de buenos profesionales en todos los medios.

Ahora bien, la denuncia penal impulsada por la Dra. Susana Muñiz

es un buen ejemplo de lo que una jerarca  nunca debería hacer.

Ser funcionario público expone a la crítica y al escrutinio, por suerte.

Si Muñiz siente que fue mal criticada podría apelar al derecho a

respuesta, doy por descontado que  El Observador le daría espacio.

Pero la denuncia penal tiene olor a amenaza y asusta un poco.

Tiene un tufillo a estalinismo trasnochado de verdades únicas.

Implica un ataque a la libertad de expresión, que es inadmisible.

Por suerte el periodista implicado no es de los que se amilana.

Porque queremos seguir calentándonos, debatiendo, criticando,

emocionándonos o apoyando sus acidas  e incisivas columnas.

Que quede claro, en este caso, Dra. Muñiz: considere que todos

somos carroñeros y que vamos junto a Gabriel todos en cana.

Alfredo García

Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.