Home Rememorando En que manos estamos por Cristina Morán
0

En que manos estamos por Cristina Morán

En que manos estamos por Cristina Morán
0

Si al título de esta columna lo hubiera presentado entre signos de admiración hubiera tenido una interpretación y si por el contrario esos signos hubieran sido de interrogación tendría otra muy distinta, pero digamos que así, en forma plana, cada uno, de acuerdo a lo que está escrito podrá sacar conclusiones. Siempre que tenga ganas, claro, y si no tiene ganas, pues simplemente no lea. En dos semanas de ausencia las noticias se fueron alejando, pero nunca perdiendo. Algunas tampoco han variado porque, como bien sabemos la Amazonia continúa ardiendo, pero ahora con la novedad de que hace unos días el presidente de Brasil en lugar de seguir acusando a las ONGs de provocar incendios, decidió que la Fuerza Área colaborara para intentar apagar los mismos. Las voces levantadas en distintos puntos del planeta parecen haber dado resultado. Pero el señor Bolsonaro, al parecer afecto el a “levantar polvareda” que es tragada por igual por quienes lo votaron y por quienes no, días atrás dedicó su “ocupadísimo y caballeresco” tiempo a reírse de Brigitte Macrón o sea la mismísima esposa del presidente de Francia. ¡De un mal gusto y de una falta de respeto el hombre mire, qué…!!!  En el semanario Brecha leí un trabajo de Soledad Castro Lazaroff referido al libro “Mi habitación, mi celda” de Lilián Celiberti y Lucy Garrido en el que podemos encontrarnos con el hecho que tuvo como protagonista a una mujer cuyo hijo de apenas seis meses sufrió muerte súbita durante su ausencia. Las autoras, reconocidas y respetadas feministas dan su opinión sobre el hecho cosa que esta columnista no hará, pues esta columnista solo aborda el tema porque la pequeña parte de una frase de Celiberti y Garrido le llamó la atención:

Ni ella (la fiscal) ni la jueza parecieron notar que a la Patria (así, con P de padre) la construyen en su enorme mayoría las madres, porque los padres son completamente ausentes y aún así no se considera que cometen delito alguno” Pregunto, ¿hay otra forma de escribir “patria” o para el mensaje que encierra la frase, si es que lo hay, no estoy preparada o es tan sutil que solo lo sabe quien lo escribió y/o sugirió? En fin. Estamos viviendo un momento de declaraciones que escuchadas al pasar o simplemente ojeadas pueden pasar inadvertidas pero que deteniéndose en ellas es posible que llamen la atención. “Se viene un momento de ejercer la autoridad con justicia y con humildad”. (Lacalle Pou) Pregunto: ¿cómo es ejercer la autoridad con “humildad”? ”Cuando  se defiende la decencia y la patria la adrenalina se apodera de su cuerpo” (Gustavo Salle) Pregunto: ¿su adrenalina conoce límites?   “Busqué acuerdos y no me dieron bola” (Daniel Martínez) Pregunto: ¿sabe por qué o prefiere dejarlo así?  Y antes de despedirme vuelvo al título :” En que manos estamos.”

Hasta la próxima. Que seas feliz.

 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.