Home Teatro Encuentros clandestinos
0

Encuentros clandestinos

Encuentros clandestinos
0
0

Federico Roca y Fernando Rodríguez Compare han trabajado juntos, como autor y director respectivamente, en espectáculos como La posteridad de las ratas o Seis (Todos somos culpables). De la investigación para Seis, que partía de una serie de asesinatos de mujeres trans en nuestro país, se generó material para varias obras más. El mar es una de esas obras y se encuentra en cartel en la sala de la Asociación Cristiana de Jóvenes. El miso Federico Roca nos contaba hace pocos meses: “investigando para Seis me encontré con un movimiento de desobediencia civil en Israel, llevado adelante por mujeres israelíes que cruzaban clandestinamente a mujeres palestinas y las llevaban a conocer el mar (…) hay un par de generaciones de palestinos que no pudieron conocer el mar. Entonces una vieja que ya no tenía nada que perder subió una Palestina al auto, le hizo sacar los pañuelos, y pasó por los puestos de control, miraron para adentro del auto, y vieron un montón de mujeres, todas iguales, y las dejaron pasar. Después otras mujeres se sumaron a esta iniciativa hasta que las descubrieron, se pusieron más estrictos en los controles y metieron a las israelíes presas.” (Voces Nº 564)

En El mar se cuenta la historia de una abogada que defiende a las mujeres israelíes presas, pero que también recibe la visita de una anciana palestina que quiere llevar a su nieta a conocer el mar. A partir de ese encuentro es que el espectador conocerá la historia de las presas israelíes y la de las visitantes palestinas, quienes han sufrido en carne propia los efectos de la ocupación israelí en Palestina. Bombardeos, coche-bombas que estallan y metralletas ponen la banda sonora para un cambio en el tono del espectáculo. No se sabe lo que sucede fuera, pero las mujeres pasarán la noche juntas y compartirán sus experiencias. Algo cambia sin embargo, algo que tanto espectadores como personajes descubrirán al final.

Roca sigue en la línea de trabajo preocupado por problemas sociales y apuntando al encuentro de personajes que podrían estar enfrentadas. Y lo hace investigando en profundidad, de modo que la carga cultural de dos pueblos aparece en este espectáculo no como mera anécdota sino de forma sustantiva, en manifestaciones musicales, ceremonias religiosas o deliciosas narraciones orales. En donde no parece que Roca haya encontrado la eficacia de otras oportunidades es en que la justificación de la obra se encuentre en sí misma, y no en enunciaciones de los personajes. En Seis ningún personaje se tenía que justificar, ni los diálogos apuntaban en ningún caso a explicar la situación de las víctimas, y la obra sin embargo era, entre otras cosas, una durísima crítica a la sociedad que originaba esa serie de asesinatos. En El mar el autor no parece haber encontrado cómo introducir la información que pone el trasfondo al encuentro entre los personajes, y entonces los personajes deben explicar por qué están allí, o qué los diferencia, en diálogos que no resultan convincentes en el contexto en que se dan. La dirección trabaja en lograr los climas de ensoñación oriental o de contexto bélico de forma convincente, con un virtuosismo poco usual en la utilización de los recursos sonoros. Dentro de las actuaciones se destaca la sobria solvencia, una vez más, de Alicia Dogliotti. Pero más allá de algunos “rubros” el espectáculo globalmente no parece haber encontrado su punto de culminación.

 

El mar. Autor: Federico Roca. Dirección: Fernando Rodríguez Compare. Elenco: Noemí Alem, Micaela Clavell, Alicia Dogliotti y Lucía Quinteiro.

 

Funciones: viernes y sábados 21:00. Sala de la Asociación Cristiana de Jóvenes.

Leonardo Flamia

Periodista, ejerce la crítica teatral en el semanario Voces y la docencia en educación media. Cursa Economía y Filosofía en la UDELAR y Matemáticas en el IPA. Ha realizado cursos y talleres de crítica cinematográfica y teatral con Manuel Martínez Carril, Miguel Lagorio, Guillermo Zapiola, Javier Porta Fouz y Jorge Dubatti. También ha participado en seminarios y conferencias sobre teatro, música y artes visuales coordinados por gente como Hans-Thies Lehmann, Coriún Aharonián, Gabriel Peluffo, Luis Ferreira y Lucía Pittaluga.
Entre 1998 y 2005 forma parte del colectivo que gestiona la radio comunitaria Alternativa FM y es colaborador del suplemento Puro Rock del diario La República y de la revista Bonus Track. Entre 2006 y 2010 se desempeña como editor de la revista Guía del Ocio. Desde el 2010 hasta la actualidad es colaborador del semanario Voces. En 2016 y 2017 ha dado participado dando charlas sobre crítica teatral y dramaturgia uruguaya contemporánea en la Especialización en Historia del Arte y Patrimonio realizado en el Instituto Universitario CLAEH.