Home Teatro Festival de la Red de Artes Vivas
0

Festival de la Red de Artes Vivas

Festival de la Red de Artes Vivas
0

Desde mañana y hasta el domingo 22 de setiembre se desarrollará la primera edición del Festival de la Red de Artes Vivas, un encuentro que reúne a un “grupo diverso de artistas en torno a las artes escénicas”. El Festival se desarrollará en distintos espacios de Ciudad Vieja (Tractatus, Las Bóvedas, Ensayo Abierto y Centro Cultural de España) y la programación incluye treces espectáculos y actividades paralelas como mesas de debate, residencias de dramaturgia o entrenamientos creativos.

Los espectáculos:

Siete de los treces espectáculos que integran la programación ya han sido comentados en estas páginas:

Claudia, la mujer que se casa

Obra escrita por Leonardo Martínez y montada por el colectivo  El Almacén. El espectáculo juega con los roles de género desde un ángulo totalmente imprevisto. El comienzo reúne a un grupo de mujeres que se apresta a festejar la despedida de soltera de Claudia, que como indica el título de la obra, está por casarse. Pero la despedida se convierte en un juego en que las amigas de Claudia se travisten, no solo usando ropas de hombres sino actuando como tales en una despedida de solteros masculina. El juego llega incluso a travestir al “chongo” contratado para convertirlo en una prostituta, borroneando los límites que lentamente irán permitiendo que algunos sentimientos latentes en alguna de las amigas puedan manifestarse ante el paso simbólico de encarnar el otro género. La diversión, que para el espectador incluye la posibilidad de ver una serie de parodias realizada por las actrices de estereotipos masculinos (algo generalmente visto en el sentido inverso), abre espacio a otras emociones, a otros sentimientos, en el que no faltan el desamparo y la negación de los “distinto”. (Viernes 20 y sábado 21 en Las Bóvedas a las 20:00)

El partido

Escrita por Diego Araújo y montada por él mismo junto al grupo Tomania, El partido es una parodia a organizaciones político-revolucionarias de izquierda y a sus bizantinas discusiones entre comunistas, trotskistas y maoístas. Araújo toma argumentos de unos y otros, muchas veces con contenidos históricos concretos, y arma una comedia de enredos justo en el umbral de la revolución. Finalmente lo que pasa en las calles es desatendido por las interminables discusiones sectarias. Con algunos pasajes en que la ficción se desdobla, El partido es un espectáculo divertido y que a través del humor brinda algunas reflexiones muy filosas sobre teoría y práctica política. (Jueves 12 y viernes 13 en Ensayo Abierto a las 20:00)

Lado B

Lado B no es exactamente un espectáculo teatral, es un juego en que el “espectador” es invitado a recorrer las calles céntricas para descubrir qué hay detrás de los surcos que caminamos rutinariamente todos los días, para descubrir a los otros, quizá para escucharnos un rato a nosotros mismos. Bajo la dirección de Florencia Lindner un grupo de creadores estructuran como un hecho artístico un recorrido por calles y plazas en que no faltan aventuras, encuentros, viajes en bondi, paseos semiclandestinos y desamores. Una experiencia realmente imperdible. (Miércoles 11 a las 19:00, Espacio Privado)

Los crueles

Espectáculo de Viviana Stagnaro y Camila Vives inspirado en Saverio el cruel, de Roberto Arlt. Si los personajes, la experiencia de la locura y un cierto juego metateatral pueden remitir a Arlt, la obra trasciende largamente el punto de partida. Los dobleces de la ficción o directamente la coexistencia de dos realidades que se cruzan nunca son enunciadas por el espectáculo, pero están allí. Hay algo de los crueles que sucede ahí, en el escenario, que no remite a nada exterior, sea la “realidad” o una obra escrita por Arlt. Pero, paradojalmente, esto no lo vuelve un hecho estético gratuito, sino que permite que la obra nos de la sensación de ser una “creación contínua”, un teatro que nunca es “superado por los acontecimientos”. Un teatro que tiene su poder en la materialidad de los cuerpos en el espacio que están ante el espectador y no en las “ideas” que están representando. (Domingo 8 a las 21:00 en Tractatus)

Medusa

Escrita por Ximena Carrera y dirigida por Cecilia Caballero, Medusa se basa en una situación real, tres prisioneras que doblegadas mediante la tortura, “sobrevivientes”, empiezan a colaborar con los militares señalando, a veces apenas mediante la mirada, a militantes de izquierda. Es fácil pensar el término “sobreviviente” como un insulto que se aplica a personajes como los que protagonizan Medusa. Pero si esto fuera así no generaría tanta incomodidad en el espectador. Medusa se mete con el público porque lo hace convivir con la traición, pero con una traición que surge de la tortura, del dolor, del chantaje más tremebundo. El espectador es un habitante más de esa casa en que conviven criaturas que solo salen para delatar compañeros, y de esa acción depende no solo su vida, sino también la de sus hijos, la de sus padres. Sin justificar lo injustificable, la obra nos habla al resto de la sociedad “sobreviviente” y nos pregunta qué hemos hecho ante la constatación de esas prácticas. ¿Qué hemos hecho los sobrevivientes? (Viernes 6 y sábado 7 a las 20:00 en Las Bóvedas)

Ruido

Escrita y dirigida por Bruno Acevedo, Ruido es un ejemplo de cómo los creadores teatrales más jóvenes empiezan a interesarse por incorporar como insumos de su trabajo situaciones de la realidad social en que viven. Acevedo parte de la noticia de una tragedia ocurrida en una fiesta electrónica y a partir de allí crea un universo en que conviven el hedonismo vacuo, el sensacionalismo informativo, la liberalidad sexual, las drogas y la falta de escrúpulos para hacer dinero, entre otras miserias contemporáneas. Pero todo esto sin dejar de apostar al riesgo en la concepción estética del espectáculo, que el propio Acevedo llama “experiencia teatral”. Ruido transcurre en una fiesta electrónica, y si bien parte del público puede elegir quedarse en las butacas de la sala para ser un observador, otra parte recorre el escenario junto a los personajes, constituyendo una suerte de dispositivo escénico en el que contesta preguntas sobre la relación entre el consumo de drogas y la salud o es abordado por un dealer que le ofrece alguna “sustancia”. Los personajes recorren la pista, se suben a bailar a las tarimas, y todos, personajes y público, veneran al dios DJ que pone ritmo a la fiesta escénica. (Domingo15 a las 20:00 en Tractatus)

Un artista de la muerte

Este espectáculo tiene un origen conceptual, busca discutir sobre cómo se valora e institucionaliza el arte hoy en día. Fue pensado invocando a un artista al que el público, publicidad mediante, conoce y cree estar viendo. Luego de evidenciado el artificio surge la pregunta: lo que parecía tener “valor” artístico ¿Deja de tenerlo porque quien lo protagoniza es una persona y no otra? Pero entonces ¿Qué es lo que como espectadores valoramos? ¿Un nombre institucionalizado o su práctica artística? ¿Somos capaces de diferenciar una cosa de la otra? ¿Es el bombardeo publicitario replicado por las redes sociales el que nos hace ir a ver lo que parece que todos van a ver? Diego Devincenzi, Fernando Hernández y Federico Puig se cuestionan y nos cuestionan haciéndonos pensar en algunas de estas preguntas. (Sábado 21 a las 21:30 en el Centro Cultural de España)

Entre los espectáculos que no hemos visto dos son de teatro para niños: El monstruo, del colectivo El Almacén,  va sábado 14 y domingo 15 de setiembre a las 17:00 en Las Bóvedas; mientras que Una luz en la ventana, con dramaturgia de Vanessa Cánepa y dirección de ella misma junto a Camila Souto va martes 17 y miércoles 18 a las 17:00 también en Las Bóvedas.

Otros espectáculos que no hemos visto son: Esta obra será una estafa, de Diego Araújo bajo la dirección del inquieto Yordan Brum (Viernes 20 de setiembre 21:30 en el Centro Cultural de España); Habbuk, presentada como “teatro físico” a cargo del colectivo Animalismo Teatro (Martes 10 y miércoles 11 a las 21:30 en Tractatus); MAD El nuevo orden, escrita y dirigida por Jonathan Parada (martes 17 a las 21:30 en Tractatus); e Y, escrita y dirigida por Federico Puig (viernes 6 a las 22:30 en Ensayo Abierto)

Mesas de discusión

La programación es diversa, con una fuerte marca generacional, siendo la gran mayoría de los artistas menores de cuarenta años. Por otro lado son creadores que mayoritariamente no han estado vinculados a instituciones teatrales, y aunque muchos son egresados de la EMAD, muchos otros vienen de escuelas privadas o del interior de nuestro país. La diversidad es ideal para uno de los hechos que genera más expectativas de este encuentro: la realización de cinco mesas de debate entorno a algunos de los temas que más se discuten por fuera de las instituciones.

Sábado 7 –  10:00 a 12:30

-El lugar de les estudiantes de artes escénicas en los espacios formativos

Lunes 9 – 18:30 a 20:00

-El lugar del teatro para niños/as dentro de nuestro quehacer creativo hoy.

Sábado 14 -10 a 12.30 horas

-Los espacios de formación en artes escénicas: sus políticas y proyecciones.

Sábado 14 -13:30 a 16.00 horas

-Fondos estatales para las artes escénicas: políticas y proyecciones

Sábado 21 de 11.30 a 15.00

-Representación e institucionalidad de las y los artistas del teatro independiente hoy.

Todas las exposiciones y debate serán en: Restaurante de Tractatus (Rambla 25 de agosto 540 esquina Ituzaingó)

 Más información Facebook/ Red de Artes Vivas.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Leonardo Flamia Periodista, ejerce la crítica teatral en el semanario Voces y la docencia en educación media. Cursa Economía y Filosofía en la UDELAR y Matemáticas en el IPA. Ha realizado cursos y talleres de crítica cinematográfica y teatral con Manuel Martínez Carril, Miguel Lagorio, Guillermo Zapiola, Javier Porta Fouz y Jorge Dubatti. También ha participado en seminarios y conferencias sobre teatro, música y artes visuales coordinados por gente como Hans-Thies Lehmann, Coriún Aharonián, Gabriel Peluffo, Luis Ferreira y Lucía Pittaluga. Entre 1998 y 2005 forma parte del colectivo que gestiona la radio comunitaria Alternativa FM y es colaborador del suplemento Puro Rock del diario La República y de la revista Bonus Track. Entre 2006 y 2010 se desempeña como editor de la revista Guía del Ocio. Desde el 2010 hasta la actualidad es colaborador del semanario Voces. En 2016 y 2017 ha dado participado dando charlas sobre crítica teatral y dramaturgia uruguaya contemporánea en la Especialización en Historia del Arte y Patrimonio realizado en el Instituto Universitario CLAEH.