Home Opinión Ganar” como sea, no. por Jorge Pasculli
0

Ganar” como sea, no. por Jorge Pasculli

Ganar” como sea, no. por Jorge Pasculli
0

El enojo no es revolucionario ni buen consejero. Por más entendible humanamente que sea, busca primordialmente satisfacer sus ganas y no siempre de la mejor manera. Todos lo hemos experimentado en estos días: por un segundo o por una semana y pico. Pero el Frente no se creó para satisfacer las “ganas” de nadie. Sino para ser fuerza constructora de vida. Y eso es toda la vida, cada día. Queda muchísimo por delante se “gane” o “pierda” esta elección. Todos saben que estamos en una situación difícil. No es pecado reconocerlo. Pero sí es pecado perder el tiempo haciendo calculitos de cuanto le puedo “robar” a cada uno. Dejemos en claro que somos “buenos perdedores”. No para bajar los brazos. Al contrario. Para trasparentar primero lo que vamos a hacer por el país si nos toca “perder”. Que no parece estar muy claro, ni para la ciudadanía ni para algunos de nosotros. “Perder” no es un pecado, el pecado es no saber “perder”.

En estas circunstancias aparece el pensamiento guía de Seregni, especialmente el de propender a “La unión de todos los orientales honestos”. No seremos “oposición salvaje” si nos toca. Queremos al Uruguay como el que más y tenemos mucho para defender, aportar y ayudar a transformar. Y eso la ciudadanía lo percibe. Después de 15 años, nos elige como la principal fuerza política, con el 40%. ¿Estaba todo “tan mal” para la gente?

¿Y SI PIERDE LA “COALICIÓN”?

Nadie se anima a peguntar, pero ¿cuál va a ser su actitud después de lo que sería una derrota impactante? ¿Qué haría con su mayoría parlamentaria? ¿Seguirán juntos en esta “coalición? Porque todavía está muy lejos de ser una coalición sólida para gobernar eficazmente entre tantos. No hay total confianza entre ellos. Apoyan sí, pero de lejito…Hay documentos por firmar, pero no hay foto juntos. Y nada de giras y actos conjuntos. Mucho menos ministerios con presidenciables como bien pedía Lacalle. Es que ahí cada uno juega su juego todavía. Porque tanto Manini como Talvi tienen aspiraciones de crecer y de competir en las próximas elecciones. Entonces tienen que tratar de mantener su autonomía. No pueden condenarse a ser integrantes de una coalición donde Lacalle sea el eterno conductor y presidente. Porque –además- también quedaron heridas tras el inexplicable NO de un liberal y demócrata en darle un debate a su compañero Talvi que, en aquel momento, podía haber cambiado las preferencias internas de la “coalición”… Por ahora, no hay tal coalición. Cada uno dialoga y acuerda por separado con Lacalle, el padre de la criatura.

¿DE VERDAD HA SIDO “TODO MAL”?

No fue “todo mal”. Y –además- siempre con un tonito de pocas pulgas, como si las supiera todas. Como si siguiese enojado por haber perdido la elección anterior. ¿O será que no está de acuerdo con lo que ha logrado la ciudadanía en estos 15 años y lo piensa sacar en cuanto pueda? Sin embargo, ahora dice que no va a tocar nada de lo que hizo el FA, a pesar de no haber votado en su momento la mayoría de las leyes que ahora piensa mantener. ¿A cual de los dos Lacalle le creemos?: al que siempre todo le pareció “mal” o al que “tranquiliza” diciendo que no va a tocar nada de lo que hizo el FA?

“EL CANDIDATO PERFECTO”

Tampoco cierra mucho que alguien se presente, desde hace 5 años, como “el gran candidato” para sacar al FA, haciendo alarde de “un gobierno agotado, del despilfarro, de la “corrupción”, del “déficit fiscal”, de los “empleados públicos de más…” etc., etc. Así han sido estos 5 años. Y resulta que por lo de Moreira nos venimos a avivar de la situación que atraviesan la mayoría de las intendencias blancas: déficit en la enorme mayoría, algunos muy importantes; y le ganan por lejos a las otras intendencias en la enorme cantidad de empleados municipales que hicieron ingresar en estos 5 años. La gran mayoría a dedo. Así nomás. Hasta hay un intendente cuyo apellido se repite en numerosos funcionarios de alto nivel de la nómina que pagamos todos. Y en otros departamentos, parecido. “Hechos y no palabras”. ¿Y entonces? ¿Qué hizo el “candidato” para impedir todo esto en estos 5 años, mientras criticaba duramente al FA por lo mismo que miraba para otro lado con respecto a la gente de su partido? Bascou y Moreira siguen en funciones. Todos los intendentes blancos apoyan a Lacalle, algunos salieron parlamentarios por su lista incluso. ¿Cómo es la cosa? ¿Dónde está el “Yo me hago cargo”, el “voy a ejercer la autoridad”, o “se terminó el recreo”? ¿De dónde sacó patente de gestor infalible, trasparente y justiciero? ¿A cual Lacalle le creemos?   Ya que vamos al interior, hagamos ver esta situación que atenta directamente contra el bolsillo de los ciudadanos. ¿A cual Lacalle le cree? ¿Cuál de los dos piensa que gobernaría el país?

Lo último, aunque no menos importante. “Lo que nos une” parece estar destinado sólo a los “coalicionistas”. ¿Y la otra mitad…? ¿Cómo deberemos sentirnos? ¿Eso no “asusta”? ¿Cómo piensa gobernar el país, con media ciudadanía fuera de “lo que nos une”?

MATEMATICAMENTE TENEMOS CHANCE

Por supuesto que hay chance, más allá de calculitos y especulaciones. Hay chance si antes de hablar sanamos nuestro enojo y miramos el país, todo lo que ayudamos a hacer y todo lo que falta construir. Hay chance si somos respetuosos, abiertos y dispuestos a poner el hombro y la conciencia, toque donde toque. Hay chance si razonamos juntos con la ciudadanía. No para convencer o presionar ni conseguir un voto “como sea”. Hay chance si señalamos con -precisión y respeto- aquellas dudas razonables sobre esa “coalición”. No hace falta asustar ni agitar cucos. La realidad plantea dudas reales hacia el futuro para pensar con los demás ciudadanos. Dudas razonables sobre las dos opciones. Hay chance si también reconocemos con los demás ciudadanos lo que nos une en serio a la gran mayoría de los uruguayos. Porque es lo que el FA siempre ha buscado y buscará.    Siempre hay chance de madurar, crecer, mejorar. Den o no los números, ese es nuestro camino. Se puede “perder“una elección, lo que no se puede es perder el rumbo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.