Home Rememorando ¿Guapo perro o perro guapo? por Cristina Morán
0

¿Guapo perro o perro guapo? por Cristina Morán

¿Guapo perro o perro guapo? por Cristina Morán
0

 De una u otra forma quiero referirme a un perro guapo porque al igual que ocurre con las personas hay perros guapos y de los otros o sea, los que no son guapos. Este guapo canino no es grande ni de raza. Es como esos que vemos en televisión deambulando por algún lugar tal vez buscando el hogar que tuvieron y  lo perdieron porque sus amos en la nueva casa ya no tienen lugar para el. No debería sorprendernos, porque si lo hacen con los viejos, como no lo van a hacer con un perro o con un gato.

Nuestro “guapo” estaba durmiendo plácidamente, arrollado, en una calle de tierra en un lugar de la India cuando “de pronto de detrás de unos matorrales (no de un árbol, como el loco de Horacio Ferrer) apareció EL.”  Hermoso, silencioso y sin pensarlo un segundo (¡atropellado el atacante!) el leopardo se abalanzó sobre lo que pretendía fuera su suculento almuerzo. Y ahí fue cuando apareció el verdadero guapo: ese perro callejero saltó como por resorte y se enfrentó a puro ladrido mostrando la “feroz” dentadura al semejante  animal que, desconcertado, lo único que hizo fue retroceder lentamente con la mirada siempre fija en aquel débil cuzquito y perderse entre los mismos matorrales por los que había aparecido.

Algo tan viejo como el mundo y no terminamos de aprenderlo: no hay enemigos pequeños y es aconsejable no darles la espalda.

En fútbol sabemos que hay un período de pases y es cuando un buen jugador es comprado por otro equipo y el elegido cambia y se  pone otra camiseta y la besará cada vez que tenga una jugada brillante tal como hizo con la otra.

En política  sucede lo mismo solo  que no se trata  de venta, de compra, sino que es una especie de permuta donde no entra el dinero.  Vengo de un tiempo en el que permanecer en un puesto de trabajo e irte con la jubilación o cuando te llegara lo inexorable era  moneda corriente. Respuesta de un joven siglo XXI: “¡Pah…qué aburrimiento, ¡bó!!!”, si es que se te ocurre contárselo. Una sugerencia: nunca le hables de esas cosas, ¿entendiste, “bó”???

Y en política era lo mismo. Los  hombres de los distintos partidos permanecían fieles al mismo  ocupando o no cargos de gobierno. ¿Te imaginás a don Pepe con poncho blanco en lugar del sobretodo negro o a Aparicio con poncho rojo? ¿Te animarías a pensar en  Sanguinetti haciendo campaña por Lacalle Pou o Larrañaga o a alguno de los  mencionados alentando a la gente a favor de Mujica (el ex, el otro, no) y en esto último se ruega estar  atentos porque podría prestarse a confusiones, por el apellido, digo, dado  que el del ex es igual al que lleva al que permutó al Frente Amplio por el Partido  Nacional sumándose así a las 404 comandada por Lacalle Pou, el de la bandera.

Y ahí aparece Stirling (que fue colega de Bonomi  en calidad de Ministro del Interior solo en eso, ¿tá?) y a quien estuvimos a punto de decirle “ex” del Partido Colorado porque había pasado a integrar las huestes  de don Novick pero dio marcha atrás y fiel a sus raíces volvió al coloradismo dispuesto a apoyar a Talvi, el nuevo. Y llegamos a una permuta inimaginable, (aunque  a decir verdad en los tiempos que corren nada es inimaginable) Juan Raúl  Ferreira permutó al Partido Nacional por el Frente Amplio, lista  609 que encabeza el amigo de Kusturika , el ex José “Pepe” Mujica que allá por tierras  granadinas recibió el Laurel de Plata  por una actitud frente a la vida hecha poesía, reconocida como tal  en Zubia (España).

Una, que juega este partido desde afuera con mucha intensidad, piensa en dos personajes para quienes “permuta” es apenas un vocablo que para ellos no aplica y saben que en cada uno está el futuro político de sus correspondientes partidos. Es por esto y más que Julio María Sanguinetti  (82 años) saldrá a resucitar al Batllismo, al Partido Colorado en general, a rescatarlo de los desaciertos con que sus hombres lo manejaron y José “Pepe” Mujica (83 años), irá de gira a “visitar viejos amigos” pero en realidad, y  como el mismo lo expresó, caminará el país para  “sacudir la modorra del Frente Amplio”.

Estos dos hombres ocuparon el sillón presidencial, los dos fueron miembros del Parlamento los dos no conocen, no conocieron ni conocerán la “modorra”. Ellos son los guapos , los guapos de la política uruguaya que a los años los miran de reojo, a veces, solo para ver si realmente están, porque ni cuenta se dan que siguen pasando. Estos dos veteranos, estos  dos viejos han asumido la tremenda responsabilidad de resucitar y sacudir modorra de sus respectivos partidos, cada uno a su manera, cada uno con su estilo, cada uno con su personalidad pero los dos mirando solo el mañana. Y cada  uno con sus luces y sus sombras. Son humanos. Solo humanos, guapos.

Hasta la próxima. Que seas feliz.

Las imágenes del perro guapo y el leopardo las encontrás en YouTube.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.