Home Literatura “Hay que cambiar a nivel popular la percepción que tenemos de la naturaleza”

“Hay que cambiar a nivel popular la percepción que tenemos de la naturaleza”

“Hay que cambiar a nivel popular la percepción que tenemos de la naturaleza”
0

Se acaba de publicar el libro “Fauna de Uruguay en peligro». Un trabajo pensado para los más jóvenes realizado por el ilustrador y diseñador Augusto Giussi y el periodista Martín Otheguy.

¿Cómo surgió este proyecto?

Giussi – Yo había hecho un libro anterior, que se llama “Pajaritos en Uruguay”, que su formato resultó ser bastante exitoso. La primera edición voló, y cuando el editor, Juan Delgado, de Ediciones B Uruguay me llama para avisarme que iba a mandar a hacer la segunda edición porque había andado muy bien, me pregunta si no me gustaría hacer un libro de fauna de Uruguay en peligro. Resulta que hacía poquito había editado el libro de Martín Otheguy y Ramiro Pereira, “Mañana es tarde”, que son crónicas de ellos haciendo tarea de campo buscando a animales de nuestra fauna en peligro de extinción. Y le había parecido que un libro de esa temática ilustrado como el de Pajaritos podría funcionar. Le dije que sí, pero que me iba a llevar tiempo porque tenía que ponerme a estudiar hasta para hacer la lista de especies seleccionadas para publicar. Efectivamente me llevó mucho tiempo, tanto que Penguin Random House, en el medio de todo el proceso, compra a Ediciones B en España con todas sus filiales en el mundo, por lo que nosotros empezamos en B Uruguay y hoy mis libros los edita Penguin Random House. Cuando hablo de mucho tiempo hablo de que el proceso de realización del libro llevó tres años.

¿Cómo fue el proceso de trabajar a «cuatro manos» con Martín?

Giussi – Con Martín yo siempre digo que fue un matrimonio arreglado (Risas). Como en la India, que cuando tenés 12 años tus padres ya saben que te van a casar con la hija de una familia amiga de ellos. Bueno, fue así. Resulta que en la mudanza a Penguin Random House también fue Joaquín Otero – nuestro ex editor en ediciones B, nuestro quiero decir de mi libro y del libro de Martín y Ramiro – un día me llama preocupado por que el avance venía lento y me pregunta que me parecía si sumábamos a Martín al equipo para producir los textos y apoyarme en el contenido. A mí me pareció fenómeno, yo ya estaba usando el libro de ellos de guía, y me pareció muchísimo más enriquecedor trabajar directamente con ellos. Y fue una pegada, logramos unas mejoras muy interesantes en la lista de especies seleccionadas y un apoyo científico remarcable. Incluso hay una frase de Ramiro que a mí me gusta mucho como filosofía guía para lo que es nuestro libro: “Hay que cambiar a nivel popular la percepción que tenemos de la naturaleza”.

¿Qué objetivos se plantearon?

Giussi – Bueno, ahí va, justito, creo que un poco la frase de Ramiro ilustra el principal objetivo que perseguimos con este material. El objetivo, tanto de este libro, como “Mañana es tarde” o “Pajaritos en Uruguay” es generar el conocimiento y la cultura base para cambiar nuestra percepción de la naturaleza y de esa manera provocar, a largo plazo, cambios.

¿Cómo investigaron las especies en peligro?

Giussi – Los tres tenemos el tema fauna uruguaya estudiado, a diferentes niveles, en lo personal digo que soy un ornitólogo de biblioteca (Risas). Todo lo que conozco de aves es porque hace años que hago junto a Alejandro Olmos las guías de avifauna uruguaya completas, jamás hice trabajo de campo y sin embargo aprendí muchísimo a determinar las especies. La lista del libro de fauna la fuimos confeccionando entre los tres, yo propuse una lista inicial que la armé consultando los libros rojos para Uruguay – son catálogos de status de conservación de especies que se compilan de manera global pero realizado por investigadores y científicos locales – y entre Ramiro, que es el científico, y Martín fuimos puliendo, agregando, sustituyendo especies hasta que llegamos a la lista definitiva. Yo insistí en agregar los extintos y ellos agregaron dos rarísimos marsupiales y un mamífero volador, además de que corregimos especies de reptiles y de anfibios. Al punto de que tengo una especie de bonus track, tengo dibujados dos anfibios que no están publicados en el libro porque yo mal entendí la lista roja de anfibios y dibujé dos que les está yendo bárbaro (Risas).

¿Con qué criterio definieron qué información publicar en cada caso?

Giussi – El criterio de publicación es en orden taxonómico, en eso soy medio obsesivo, sentía que publicarlos de otra manera era un desorden bárbaro. En cuanto a los criterios de selección de especies elegimos lo más diverso que pudimos, queríamos mostrar que la fauna uruguaya no son los cuatro animales que aparecen en las monedas. Queríamos mostrar toda una compleja y novedosa diversidad de criaturas. Y lo logramos. Incluso yo insistí mucho en publicar peces dulceacuícolas, considerando que el estado de los ríos uruguayos ha decaído notoriamente en los últimos años. Consideré que sería conveniente hacer el llamado de atención evidenciando las especies de peces en peligro. ¿Sabes que me pasó? No hay suficientes datos científicos, ni uruguayos, ni mundiales sobre el estatus de conservación comparados. O sea, hoy no se sabe a ciencia cierta si los peces están efectivamente en peores condiciones que antes, o sea, sabemos que sí, pero la ciencia, el método científico no tiene los datos para aseverarlo. Por lo que publicamos una única especie, la Austrolebia, que es un pequeño pececito que aparece en charcos de lluvia, muy vistoso. Los charrúas decían que estos peces caían con la lluvia; en realidad ponen los huevos en el barro y estos eclosionan solo cuando los niveles de humedad del suelo son altísimos.

¿Considerás que lo «ambiental» aún no tiene la importancia que merece en los planes de estudio?

Giussi – En sí no, creo que la educación formal hace muchísimo hincapié en lo ambiental, pero está plagado de conceptos equivocados, remiendos y conceptos que directamente son inútiles para el conservacionismo. De hecho, desde que se educa en medio ambiente, este se ha deteriorado de manera exponencial, o sea, algo está fallando y la falla, desde mi punto de vista es que en realidad hacemos de cuenta que nos preocupa algo que en realidad no estamos dispuestos a cambiar. El modelo de vida que llevamos es lo que detona al medio ambiente, pero nadie quiere abandonar el sistema, así que preferimos seguir comprando las botellas de plástico y los paquetes de arroz en plástico en los supermercados pero poniéndolos en la chismosa y con eso quedamos conformes y satisfechos del aporte a la medio ambiente que hicimos. O como hacen los grandes vendedores de envases plásticos que propagandean que sea el usuario el que debe reciclar sus envases.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js