Home Cine      JORGE JELLINEK (1957-2019)
0

     JORGE JELLINEK (1957-2019)

     JORGE JELLINEK (1957-2019)
0

El sábado pasado me despertó una señora de múltiples nombres. Me despertó la Dama Angustia, Pérdida, Pena, la Señora Muerte, dijera Darnauchans. Es que a esa hora me enteré del fallecimiento de Jorge Jellinek, y desde entonces no he salido del estupor, de no poder imaginar un Uruguay cinéfilo y culto sin él. Había estado internado por un cuadro cardíaco, pero parecía imposible que su mole enorme y vital se rindiera. Pasaron cinco días desde que partió, y aún espero un mensaje suyo, o ansío llamarlo a su casa para hablar siempre de cine, aunque por ese andén visual termináramos conversando de cualquier tema que nos importara, desde lo profesional a lo más personal.

Duele en forma múltiple su partida. Porque era un amigo de siempre, un compañero de ruta desde las épocas de Cinemateca, días referidos a un período anterior a la sede de la calle Carnelli, días que parecen lejanos pero siguen cerquita en el alma. Duele porque era un experto en todo el sentido de la palabra, desde su seriedad a la hora de encarar cualquier labor (fuera remunerada o por pura pasión) hasta el importantísimo hecho de saber de lo que hablaba. Porque Jorge era de los que sabía de cine. Jorge no tocaba de oído. Y también es amarga su partida ya que –como Ronald Melzer y Manuel Martínez Carril- no era sólo un periodista, sino que laboraba a diario por el cine. Como Ronnie desde su legendario Video Imagen, o Manolo en su ciclópea labor para Cinemateca, Jorge era hacedor de múltiples festivales y eventos referidos al cine. No se limitaba a señalar en forma engolada y pontifical qué película vale la pena ver y cuál no. Jorge se jugó por el cine de manera activa, cada día. Y sobre todo duele porque era mucho más joven que los 62 años que llevaba cumplidos.

Por supuesto, su currículum fue impresionante. Comenzó en Últimas Noticias. Colaboró para varias radios, sobre todo en “El mural” de Luis Marcelo Pérez en Radio Uruguay. Dio cursos en el Ateneo. Colaboró con Cinemateca de manera desinteresada en el armado de la sala Carnelli. Fue directivo desde 1999 a 2009 junto a Gustavo Iribarne de la ACCU (Asociación de Críticos de Cine del Uruguay), y desde ese sitial fundaron el Festival de Cine de la Crítica (conjuntamente con Movie) y Piriápolis de Película, que desde 2004 se lleva a cabo en el Argentino Hotel. Ha organizado diversos festivales con Alejandrina Morelli (Cine del Plata en Colonia, Mercocine y el Primer Festival de Cine Judío en Punta del Este), y en la actualidad se encargaba de programar cuatro eventos dirigidos por Fernando Goldsman (Cine del Mar, Cine de la Mujer, Latinuy, Festival de Cine Judío), más el Festival de Punta del Este. Y por supuesto fue protagonista de La vida útil de Federico Veiroj (2010), y llegó a compartir una escena con José Sacristán en El muerto y ser feliz de Javier Rebollo (2012).

Pero por sobre todas las cosas rescato su estatura humana. En 2009 me tocó sucederlo junto a Jaime Costa y Sergio Moreira en la dirección de ACCU, en una instancia que nos posicionó en veredas opuestas. Sin embargo, ni siquiera en esos momentos duros e incómodos nos dejamos de respetar y querer. Esa actitud vale más que un currículum, y es la que, ahora que no estás, Jorge, me permite seguir llevándote en el corazón.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Amilcar Nochetti Tiene 58 años. Ha sido colaborador del suplemento Cultural de El País y que desde 1977 ha estado vinculado de muy diversas formas a Cinemateca Uruguaya. Tiene publicado el libro "Un viaje en celuloide: los andenes de mi memoria" (Ediciones de la Plaza) y en breve va a publicar su segundo libro, "Seis rostros para matar: una historia de James Bond".