Home Rememorando Jóvenes que ganan por Cristina Morán
0

Jóvenes que ganan por Cristina Morán

Jóvenes que ganan por Cristina Morán
0
0

Hace un par de semanas un grupo de jóvenes uruguayos marcaron presencia y talento en las Olimpiadas de Robótica que se llevaron a cabo en Los Ángeles, California, Estados Unidos.

Camila Martínez, Tariza Silva, Celina López, y Sandro Pereira son los

 estudiantes del liceo rural de Las Toscas de Caraguatá, departamento de Tacuarembó que nos representaron en esas olimpiadas.

Acompañados por el docente Hugo Lima los vimos cuando partían dejándonos la emoción de su primer viaje en avión.

Los jóvenes orientales fueron observados durante tres días por un jurado que tenía la responsabilidad de juzgar las distintas propuestas de los cien equipos participantes entre los que había, equipos de Brasil, Hong Kong, Japón, China y Estados Unidos.

Se entregaron doce premios en distintas categorías y tres menciones del jurado.

Vamos a tratar de ubicarnos en Las Toscas del Caraguatá a l20 kilómetros de la capital tacuaremboense.

El nombre de Las Toscas tiene su origen en el llamado Paso de las Toscas sobre el arroyo Caraguatá el que recibió ese nombre por las areniscas del lugar.

Este paso era, antiguamente, uno de los pocos puntos por donde las carretas podían cruzar fácilmente el arroyo.

Toscas de Caraguatá tiene pocos habitantes pues según el censo del año 2011 solo había 1142. En siete años puede haber aumentado aunque si nos vamos atrás en el tiempo vamos a encontrarnos con que en 1975 se contabilizaron 175 personas y diez años después solo 461.  Su población, entonces aumentó apenas en 190 pobladores en 1996 contándose 651 habitantes, en 2004 781 y como ya lo expresamos, en 2011 se llega a 1142.

De ahí, de ese pueblo que con toda seguridad la mayoría de los montevideanos nunca habíamos oído nombrar, salieron los estudiantes del liceo público y regresaron con el Primer Premio Internacional por el trabajo sobre “recolección de agua de lluvia para los tiempos de sequía”.

Me gusta mucho pensar que desde que regresaron están recibiendo  correos electrónicos de gente del campo que vive la realidad dramática de las sequías. También me gusta la idea de que ya estén pidiendo opiniones, sugerencias, presupuestos.

Y lo pienso de verdad aunque me tilden de ilusa pues eso es lo que tendría que estar ocurriendo para que nunca más sean tomados de sorpresa y no veamos los campos resecos, el ganado enflaquecido y no escuchemos más  lamentos, quejas, y reproches de quienes tienen ahora, la oportunidad, en casa, de interesarse en el proyecto de los muchachos de Toscas del Caraguatá.

En realidad hasta este día en que estoy escribiendo (lunes 28) el único no joven que vuelve, al parecer, es el doctor Sanguinetti aunque asegure que sin intenciones de regresar a la actividad política, sino para reunirse para encontrar, o mejor dicho, buscar un cambio.

Me gustó verlo y escucharlo en los informativos. No ha perdido su vitalidad y su fuerza oratoria lo que nos confirma una y mil veces más que la cabeza tiene que estar activa. Siempre. En cuanto a todo lo demás, simplemente esperemos.

Hasta la próxima. Que seas feliz. 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.