Home Sociedad La foto de la discordia por Marianella Morena
0

La foto de la discordia por Marianella Morena

La foto de la discordia por Marianella Morena
0

Tras un año y medio de trabajo, Eduy21 —autodefinido como “movimiento ciudadano de educadores”— logró reunir en el Palacio Legislativo a políticos de todos los partidos; representantes de las cámaras empresariales; autoridades de la ANEP, del gobierno y hasta algún sindicalista para acordar las bases de una verdadera mutación del ADN de la educación. El objetivo es “que el próximo gobierno, sea del partido que sea, tenga pronto los instrumentos para dirigir el cambio”, explicó Renato Opertti, integrante de la comisión directiva de Eduy21. Pero en ese “todos” no incluye a las mujeres, digamos que entonces el todos es parcial, como , claro está: todos los todos. El absoluto no existe, en esta maquinaria en las que nos hemos metido de “lo políticamente correcto”, sería más fácil si fuéramos menos irónicos,  y digamos lo que hacemos. Constato los verbos elegidos: nombrar los hechos. Pero no pasa desapercibido como solía suceder desde siempre, esta vez la foto, disparó la polémica en las redes, claro está. Pero abrió ciertos debates, con actitudes patoteras(las acostumbradas) y enfrentamientos de gallitos , la pobreza intelectual se refriega en el barro. La costumbre genera cultura, y una arrogancia rancia, aburrida y fuera de época.

La foto elegida para la comunicación del proyecto, es la del “cuadro de fútbol” , ¿será testosterónico el adn de la educación uruguaya? ¿Incluye medición fálica? Reitero: la foto elegida para comunicar-informar del proyecto a la comunidad. Luego me entero por (investigación propia) que al equipo lo integran hombres y mujeres, pero…

No pensaba intervenir, hasta que leo(en redes) a varones renombrados enojarse por el reclamo de la visibilidad de las mujeres, algunos incluso argumentando que: “es una estupidez que lo importante está en otro lado, que es una cuestión de fondo”. Me asombra la incapacidad para reconocer una idea infeliz. Lo digo acá sin ninguna carga, literalmente: me asombra.

La definición de importante o secundario ingresa en el terreno de la interpretación, y la subjetividad.  Pues claro gente, eso es SUBJETIVO, es interpretación personal, caducó la verdad imperial para todos por igual. Esgrimir como leyes biológicas(que muy pronto dejarán de serlo) las miradas propias sobre lo otro, – como argumento válido-, es algo que ya no sobrevive ni a la tinta de la imprenta. Por supuesto que cada uno puede portar como un feroz militante su postura y defenderla contra viento y marea, pero desde ese lugar: yo interpreto, yo soy. Ahí sí, colocamos  el debate en algo  que aporta.

 

Cuando el relato (visual en este caso) necesita una explicación que fortalezca el mismo, es porque evidentemente hay agujeros importantes, pasa en todo tipo de construcción, es como cuando alguien viene y dice: “che, explícame esta obra que no la entiendo”. Algo sucede cuando se rompe el puente de comunicación. Algo falta.

Ahora, lo pienso desde mi lado como autora y directora que estoy acostumbrada a comunicar trabajos donde participa gente, mucha, cumpliendo todo tipo y diversidad de roles, jerarquía, diseños autorales, participaciones de un día hasta de cinco años. Se piensa,  se decide, define qué se elige para comunicar y quién va en dicha comunicación, ahora, los nombres nunca faltan,  específicos en su trabajo, y además todos chequean antes de salir para afuera: prensa, imprenta, redes, o lo que sea.  Me pregunto, las mujeres que también participaron en el proyecto, en las reuniones, y no salieron en la foto, ¿ se enteraron?¿O se enteraron y avalaron la situación?

Dato importante en esta seudo intriga sobre, ¿quién es el malo de la foto?

Entonces, me doy cuenta que hay una importante ignorancia sobre qué es un relato fotográfico, la elección del mismo define no solamente una pieza autoral( de lo contrario habría que preguntarles a diseñadores gráficos, ilustradores, dibujantes, artistas visuales, fotógrafos)define qué se comunica a través de una imagen y no de texto, define estética, define masividad inmediata, impacto(es sabido que la foto es leída con mayor velocidad que las palabras). Define discurso.

Los que están  en la foto  pasan a la historia, nada nuevo bajo el sol, y no estamos hablando de una pelea de egos. Las cosas por su nombre, simple.  Las elecciones y sus hechos no son intenciones inocentes, o acaso, ¿no conocer la ley te protege de incumplirla? La ciudadanía civilizada y educada sabe que no, como es el caso nombrado.

 

Entonces…

Sigamos…

Elegir una foto de determinadas características hoy, donde la comunicación además de ser virósica, y de que no sabemos qué elegir para leer, qué es verdad, qué es fake, que es ficción, qué es posverdad… Quedamos agotados, ¿no? Es inabarcable, entonces, ¿vamos a cometer un error tan primitivo? Y se darán cuenta que el término escolar lo desecho, porque no quiero subestimarlos, ya que muchos, nos darían clases de cómo manejarnos con la tecnología, por ejemplo.

Los géneros  populares nacen de una realidad que traspasa los límites, como es el sainete criollo y luego   el grotesco criollo. El cinismo es algo que bordea  la vida y la creación. Podemos reírnos, podemos hacer de cuenta que la broma es algo necesario, podemos decir que todo es un gran ensayo para cuando suceda lo real. Podemos hacer todo lo que querramos.

temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.