Home Opinión La historia esotérica  por Juan Martín Posadas
0

La historia esotérica  por Juan Martín Posadas

La historia esotérica  por Juan Martín Posadas
0
0

Carlos Real de Azúa publicó hace añares ciertos análisis políticos que aún permanecen vigentes, Vale la pena, creo yo, releer los escritos de uno de los pensadores uruguayos más importantes, aunque, por cierto, no el más claro o fácil de seguir.

En “Historia Visible Historia Esotérica” Real de Azúa se refiere a núcleos interpretativos de la realidad latinoamericana que se apoyan en la noción de conjura. Según esa tendencia interpretativa, que ese autor descubre y señala, las dificultades y tropiezos que sufren nuestros pueblos en su lucha hacia el progreso o hacia la liberación se debe a la acción solapada de fuerzas contrarias, generalmente ocultas o disfrazadas bajo apariencias engañosas, pero en ningún caso se pueden atribuir a errores, equivocaciones o flaqueza de las fuerzas progresistas. Dice: “la izquierda radical y la izquierda nacional no han soslayado en sus planteos antiimperialistas el tema de la conjura”.

No solo no han soslayado ese tema sino que aparece (y se vocifera) estos días por todos lados, en la región y en casa. Maduro denuncia, con asombrosa regularidad, haber descubierto la última conjura en su contra, pergeñada desde Estados Unidos. Eso –según él y los suyos- explica la escasez de alimentos, la falta de medicinas, la inseguridad en las calles y la revuelta popular. Ninguno de esos problemas terribles que sufre Venezuela nacen o tienen nada que ver con las políticas económicas de su gobierno, la falta de libertades o el desconocimiento de los pronunciamientos populares que le son adversos.

El P.T. de Brasil y su jefe Lula se defienden con los mismos argumentos. Hubo un golpe de la derecha que removió a Dilma Rousseff: en Petrobras no pasó nada, los ex Ministros de Economía de Lula y los tesoreros del P.T. que han sido condenados y están cumpliendo sentencia no figuran en su explicación e interpretación de la realidad. Dilma Rousseff fue removida de la Presidencia por la mayoría del Parlamento y según los procedimientos prescriptos; en las elecciones de gobernadores inmediatamente posteriores al “impeachment” el P.T. perdió por voto popular todas las gobernaciones que tenía, incluyendo la de Sao Paulo, cuna política de Lula y principal estado del Brasil. Ni las coimas gigantescas y el contubernio económico para la obra pública con las empresas más poderosas tiene cabida en el relato; sencillamente hubo una conjura colosal. Como dice el texto de Real: “todo escepticismo ante la existencia de conglomerados tan descomunales y duraderos de poder se rechaza como indicio de complicidad con ellos”. Para usar las palabras del Presidente Vázquez refiriéndose a Sendic, hay un caso de bullying desatado, tan evidente que no hace falta identificar a los autores. Nada ha hecho u omitido Sendic que pudiere explicar  dar cuenta de lo que sucede.

Vuelvo a Real de Azúa: “las teorías de la conjura y de la historia esotérica le dan al militante, al que se preocupa por eso que en su entorno ocurre, la felicidad de descifrar el revés de la trama, de imputar a la inducción de fuerzas irrefrenables los fracasos que se han sufrido y los que se sospecha que se sufrirán. (…) Parece evidente que si se adhiere a la convicción en la fuerza de esta conjura… la magnitud de cualquier “culpa” (propia) se minimiza hasta la inexistencia. Resulta asimismo claro que, escamoteando el capítulo, ayer oneroso, de las falencias internas y sus causas, no solo queda raída toda postura autocrítica, toda insatisfacción espoleadota, toda comparación entre lo que somos y lo que podemos ser”.

El Frente Amplio es una creación política bastante posterior en el tiempo a estos escritos de real de Azúa pero los modelos de comportamiento, los reflejos de respuesta que él veía en su tiempo han sido recogidos e incorporados por la izquierda uruguaya (o nunca dejaron de estar presentes en los paradigmas mentales de todas las izquierdas en todas las épocas). El núcleo interpretativo operante en el Frente Amplio, utilizado a mansalva en estos tiempos tan amargos que para esa fuerza política corren, es el que describe Real de Azúa en la obra citada bajo el concepto de historia esotérica.

Termino con Real de Azúa citando un párrafo que se encuentra en una nota al pie de “Historia Visible Historia Esotérica”: “(25) sostenía en Montevideo el técnico chileno Max Neff en entrevista con Marcha (/-IV-67) que contra la convicción de que todo es culpa “de otro”, era urgente un “mea culpa” latinoamericano sobre las frivolidades, incapacidades, alienaciones y mediocridades que nos aquejan”.

         Quizás la manifestación más prolongada de este recurso a la conjura ha sido la que se instaló hace años y a la que recurrieron fielmente generaciones y generaciones de frenteamplistas: el desabastecimiento, la libreta de racionamiento y el atraso económico endémico de la Cuba castrista era atribuible “in totum” al bloqueo norteamericano; ni Fidel, ni el Che, ni el régimen habían tomado nunca medida alguna que aparejara ese desastre ni tenían responsabilidad en ello.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.