Home Política Las largas alas del cóndor por Luis Pereyra
0

Las largas alas del cóndor por Luis Pereyra

Las largas alas del cóndor por Luis Pereyra
0
0
  1. El pasado 16 de junio de 2017, en el teatro Manuel Artime de Miami, el presidente Trump anunció el cese parcial de los acuerdos alcanzados entre la Administración Obama y el gobierno cubano. El impacto de la noticia opacó algunos elementos que dejan al descubierto la trama de alianzas y acuerdos que subyacen tras este tipo de actividades.

El porqué de la elección de la ciudad y del barrio en que se realizó la actividad –Miami y “La Pequeña Habana”- es obvio. No es tan conocido el origen del nombre del teatro en que tuvo lugar: Manuel Artime fue un contrarrevolucionario cubano, jefe civil de la Brigada 2506, la que efectuara el intento de invasión por Playa Girón –en la bahía de Cochinos- organizada, entrenada, abastecida de medios de guerra y dirigida por la CIA, rápidamente aplastada por las fuerzas cubanas.

 

El surgimiento de la Brigada 2506 está directamente relacionado con el plan de la CIA aprobado por el presidente Eisenhower el 17 de marzo de 1960, denominado “Un programa de acción encubierta contra Castro”. Este plan fue conociéndose gradualmente a partir de la desclasificación censurada del documento original[i]. Una de las direcciones de trabajo definidas por dicho programa -posteriormente ajustada y continuada por la Administración Kennedy- fue el adiestramiento, pertrechamiento y apoyo logístico de tropas cubanas para realizar un ataque anfibio y aéreo sobre Cuba. Si se lograba establecer una cabeza de playa y mantenerla 72 horas se constituiría un gobierno, lo cual habilitaría el reconocimiento internacional y la posibilidad de una intervención militar extranjera. Así surgió la Brigada 2506.

  1. En su campaña electoral Trump se había comprometido, ante veteranos de esa brigada, a echar por tierra los acuerdos de Obama con Cuba. Obtuvo así el apoyo electoral explícito de los veteranos y de los cubanos anticastristas, hecho de enorme peso en la definición de las elecciones. Y ahora, en el Teatro Artime, venía a hacer efectivo su compromiso, proclamando una posición dura contra el gobierno cubano y firmando los documentos correspondientes.[ii]

 

Trump en Miami, antes y después de las elecciones

Ante un auditorio eufórico Trump tuvo palabras de reconocimiento a algunos de los presentes y llegó a ceder el micrófono a Caridad Roque, contrarrevolucionaria cubana, relacionada con los personajes más destacados de la contrarrevolución como Orlando Bosch.

El prontuario de Caridad Roque incluye su papel como suministradora de explosivos para actos terroristas en la Habana y traficante de armas para los bandidos alzados en las montañas del Escambray, región del centro de Cuba donde operaron las primeras bandas contrarrevolucionarias pertrechadas por la CIA. Antes de ser desarticuladas en 1965, estas bandas fueron responsables de torturas y asesinatos como el de Conrado Benítez, maestro  de 19 años integrante de las brigadas que hicieron de Cuba el primer territorio latinoamericano libre de analfabetismo. Como él, fueron asesinados maestros, estudiantes alfabetizadores, campesinos, administradores de empresas nacionalizadas y militantes revolucionarios.

Otro de los personajes destacados por Trump fue el cubano Ángel De Fana, a quien calificó de “very brave people”. De Fana estuvo 21 años preso en Cuba por actividades contrarrevolucionarias, emigró a Venezuela y posteriormente a Estados Unidos. Durante su estadía en Venezuela iba semanalmente a visitar en la prisión a su amigo Orlando Bosch, quien junto con Luis Posada Carriles organizara el atentado contra un avión de Cubana de Aviación, con un saldo de 73 muertos. En 1995 fue arrestado en California con un arsenal de armas con las que preparaba un atentado terrorista contra Cuba. En 1997 viajó a Venezuela para desarrollar acciones contra la delegación cubana –y en particular contra Fidel Castro– en la VII Cumbre Iberoamericana de Isla Margarita. En 1999 estuvo involucrado en un intento de atentado contra el presidente Hugo Chávez. Participó en 2010, en la presentación en Miami del libro de memorias de Orlando Bosch “Los años que he vivido” [iii] donde también habló Guillermo Novo, uno de los ejecutores del asesinato -en 1976- del ex canciller de la Unidad Popular de Chile, Orlando Letelier.

  1. Orlando Bosch, médico pediatra, ya en 1960 formó parte de una banda contrarrevolucionaria en el Escambray. Realizó atentados incluso en Estados Unidos, país en el que estuvo detenido varias veces. Durante la administración de George Bush (padre) la propia fiscalía general de Estados Unidos lo calificó de “terrorista sin arrepentimiento… sus acciones han sido las de un terrorista, desligado de las leyes o la decencia humana, amenazando e infligiendo violencia sin consideración alguna… una amenaza a la Seguridad Nacional.” [iv]

Derrotado en el Escambray, abandona Cuba y denuncia lo que considera falta de apoyo norteamericano a las bandas contrarrevolucionarias, por lo cual se niega a participar en la invasión de Playa Girón.

  1. LA TRIPLE C (CIA, CONDOR, CORU): “La guerra por los caminos del mundo, como le gustaba decir a Orlando Bosch.

Luis Posada Carriles describe con naturalidad las relaciones de los contrarrevolucionarios con la CIA. Se queja porque algunos fiscales norteamericanos los condenaban a prisión alegando -entre otras cosas- que las acciones terroristas perpetradas en territorio norteamericano comprometían la neutralidad de su gobierno. Señalaba: “En una época nuestros ‘amigos’ norteamericanos nos entrenaron y adiestraron en el uso y manejo de armas, explosivos y técnicas incendiarias… Años atrás, la pregonada neutralidad del país no era violada cuando nos entrenaban para invadir Cuba; tampoco cuando la Agencia Central de Inteligencia infiltraba comandos y saboteadores a Cuba, llevando armas y explosivos para sus acciones…” [v]

Luego del fracaso de Playa Girón, Posada Carriles relata: “A finales del año 1967 comienza el desmantelamiento de las bases y de los cubanos que aun trabajábamos para la CIA. Unos pocos, como yo, fuimos recomendados a diferentes gobiernos para actuar como instructores de personal en el campo de la lucha antisubversiva o como asesores en materia de seguridad nacional y métodos modernos de investigación criminal…” [vi]

A partir del cambio de táctica de la CIA comienza la ampliación de su radio de operaciones, donde se destaca el papel de Bosch y Posada ya sea entrenando nuevos terroristas, o como autores, organizadores o supervisores de un sinnúmero de atentados.

Según informa Cubadebate[vii], de los informes desclasificados del FBI surge que en los años 1974 y 1975 hubo reuniones con Pinochet: los cubanos ofrecieron sus servicios y a cambio la dictadura chilena les brindaba refugio, cobertura y documentos para la realización de atentados, ya sea definidos por la DINA como por los propios cubanos. Uno de los beneficiarios de este intercambio fue Orlando Bosch, quien durante años entró y salió del país con documentos falsos. El llamado “Informe Rettig” ratifica lo anterior: “Miembros de grupos de cubanos nacionalistas, incluyendo a quienes eran buscados por la justicia en varios países, visitaron o encontraron escondite en Chile, y recibieron ayuda de la DINA. Algunos de ellos serán utilizados para operaciones de la DINA en el exterior, en México y en los Estados Unidos”.[viii]

En junio de 1976 –a instancias de la CIA- Orlando Bosch reunió  en República Dominicana a cinco grupos contrarrevolucionarios cubanos radicados en Estados Unidos. Ahí se oficializa la Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU). Participaron Luis Posada, agente de la CIA  que en esos momentos ocupaba un alto cargo de dirección en los servicios de inteligencia venezolanos (DISIP) y Michael Townley en representación de la DINA, como revelara posteriormente el jefe de la DINA Gral. Manuel Contreras.

A partir de esta coordinación se incrementaron enormemente los atentados contra embajadas, diplomáticos, políticos…

Como resultado de los acuerdos alcanzados entre la dictadura chilena y los terroristas cubanos, fueron gravemente heridos o asesinados destacados políticos opositores a la dictadura: en 1975 en Roma Bernardo Leighton y su señora son gravemente heridos; en marzo de 1976 fracasan en el intento de asesinar en Costa Rica a Pascal Allende, jefe del MIR chileno; en agosto de 1976 en Buenos Aires, participan en el interrogatorio bajo tortura de dos diplomáticos cubanos, los que fueron asesinados y desaparecidos[ix]; el 21 de setiembre de 1976 asesinan en pleno Washington a Orlando Letelier en complicidad con el norteamericano Michael Townley.[x]

Dice el Informe Rettig: “El agente de la DINA… confesó ante la justicia de los Estados Unidos, en 1978, haber colocado la bomba que causó la muerte de Orlando Letelier y Ronnie Moffit en setiembre de 1976… En la ejecución del crimen se contó con la ayuda de miembros de una agrupación clandestina anticastrista de los Estados Unidos, quienes ayudaron en la confección como en la colocación de la bomba… finalmente ellos mismos serían los que activarían el mecanismo de control remoto para hacerla explotar.” [xi]

Llega un momento en que es difícil distinguir quién opera en nombre de quién. CIA, CONDOR, CORU son organizaciones entrelazadas que a veces operan con autonomía pero siempre bajo un manto superior de poderosos titiriteros que definen las grandes líneas estratégicas, permiten, avalan, cubren, tapan, financian.

  1. Trump repite los pasos de G.W.Bush en Miami

El 20 de mayo de 2002 el presidente norteamericano G.W.Bush participó en Miami de la celebración del centenario de la independencia de Cuba.[xii] La celebración se dio en el marco de la campaña proselitista para la reelección de su hermano Jeb Busch como Gobernador del Estado de La Florida, para lo cual tenía suma importancia el voto contrarrevolucionario cubano. En su discurso anuncia el plan contra Cuba, denominado “Iniciativa para una Cuba Nueva” que condiciona la reducción del bloqueo a la realización de reformas orientadas a desmantelar las características principales de la revolución cubana.

La influencia de los cubanos en Miami y en general en el estado de La Florida vale la decidida presencia proselitista del presidente afirmando lo que la concurrencia deseaba oír.

En 2002 el entonces corresponsal de la BBC en Cuba Fernando Ravsberg escribía: ”Solo hay que tener en cuenta que la elección presidencial de Bush –la más cuestionada de este siglo- se definió en el Estado de La Florida, donde los cubanoamericanos mantienen un indiscutido control político… Ciertamente no mayoría numérica, pero son la comunidad más politizada, en la que la mayoría de sus miembros votan y sus dirigentes controlan el aparato estatal y las estructuras de los partidos políticos en algunos de los condados más populosos del sur de La Florida…” [xiii]

Sobre la actividad de Bush, el periódico cubano Granma informaba: El 20 de mayo de 2002, el presidente G.W.Bush habló en Miami ante un numeroso auditorio anticastrista sobre la lucha que contra el terrorismo lleva adelante su Nación…” y agregaba un comentario nada menor: “En la sala se encontraban Bosch, Suárez y Paz”.[xiv]

Sabemos quién es Orlando Bosch. Pero ¿quiénes eran Suárez y Paz?

En el asesinato de Letelier participaron Michael Townley y cinco cubanos, entre los que se encontraban Orlando Bosch y los autores materiales del asesinato: Suárez Esquivel y Paz Romero.[xv] Los dos últimos fueron puestos en libertad antes de cumplir la pena, por la presión de la dirigencia contrarrevolucionaria de Miami sobre el presidente Bush (h). En la misma nota publicada en Granma se afirmaba que “El presidente George W. Bush autorizó su excarcelación… Como aseguró, entre otros, la periodista e investigadora Ann Louise Baardach[xvi] esa decisión la tomó el presidente como una ‘forma de pago’ al ‘favor’ recibido de los grupos extremistas cubanos de Miami. No se debe olvidar que fue en La Florida donde se decidió la actual presidencia estadounidense, y la influencia de la Fundación (Cubano Americana) fue decisiva dado el poder económico y político que maneja en La Florida.”

La presentación de Trump en 2017, vinculada al voto cubano de Miami y su relación con los terroristas de ese origen es similar a la que, 15 años antes, realizara G.W.Bush: agradecimiento por los votos aportados y reafirmación de iniciativas contra el gobierno cubano. Como telón de fondo permanente, el accionar de la CIA como organizadora de movimientos terroristas y aportando dinero, instrucción, logística… El voto cubano de La Florida va de la mano del apoyo gubernamental explícito a sujetos responsables de crímenes bajo el paraguas del combate al comunismo.

Es indudable que un plan de la envergadura del Plan Cóndor solo era posible con la participación de la CIA. Las pruebas objetivas están –entre otros- en los documentos que forman parte de “Los archivos del terror” [xvii] encontrados en Paraguay así como en las 550 páginas de documentos de la CIA que Obama hizo desclasificar. La Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU) surgió apadrinada por la CIA. Incluso se afirma que fue por orden directa de su director, George Bush (padre) –antes de ser Presidente de Estados Unidos- quien impulsó su creación. Todo esto, con la presencia del ideólogo principal del periodo, Henry Kissinger, Secretario de Estado entre 1973 y 1977.

 

 

[i][i]    Ver Volumen VI de la colección de documentos desclasificados del Departamento de Estado, titulada Foreing Relations of United States, Cuba, 1958-1960 y otros documentos posteriores.

[ii] [ii]   https://www.nytimes.com/es/2017/06/19/trump-quiere-negociar-con-la-habana-le-saldra-el-tiro-por-la-culata/ , http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article156583924.html

[iii][iii]  Miami, New Press, 2010, 342 pp

[iv][iv] Exclusion Proceeding for Orlando Bosch Ávila, http://cuban-exile.com/doc_051-075/doc0054.html, U.S. Department of Justice. Office of the Associate Attorney General

[v][v]  Los caminos del guerrero, Luis Posada Carriles. Primera edición, agosto de 1994, editorial y lugar de publicación no identificadas

[vi][vi] Idem anterior, capítulo “Los guerreros”

[vii][vii] http://www.cubadebate.cu/opinion/2003/09/10/al-lado-de-la-dina-el-coru-alianza-diabolica/#.WWwWh-mQwrk

[viii][viii] Comisión de Verdad y Reconciliación de Chile (Informe Rettig), tomo 2. Comisión creada en 1990 por el presidente Patricio Aylwin con el objetivo de contribuir al esclarecimiento de la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos por Pinochet. La Comisión fue presidida por el Dr. Raul Rettig, razón por la que el Informe final se conoce también por su nombre.

[ix][ix] Según fuentes cubanas,  con participación directa o indirecta de  Luis Posada

[x][x] En octubre de 2015 el Secretario de Estado John Kerry entregó a la presidenta chilena Michelle Bachelet,  documentos desclasificados sobre el atentado. Uno de ellos mencionaba que según la CIA existían pruebas convincentes de que la orden para asesinar a Letelier partió del propio dictador Pinochet y fue instrumentada por el Gral .Manuel Contreras

[xi][xi] Informe Rettig, tomo 2.

[xii][xii] Cuba permaneció ocupada por Estados Unidos hasta el 20 de mayo de 1902, año en que se declaró la independencia. La nueva constitución incluyó la Enmienda Platt que minimizaba la soberanía de la isla e hizo posible la creación de la base naval de Guantánamo, aun hoy ocupada ilegalmente.

[xiii][xiii]  http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_1999000/1999112.stm

[xiv][xiv] http://www.granma.cu/granmad/secciones/verdad/a030.htm

[xv][xv] Tanto Suárez como Paz fueron señalados como los autores directos del asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de San Salvador.

[xvi][xvi] Ann Louise Baardach, periodista e investigadora norteamericana, fue directora del “Media Project at the University of California”. Entre otras actividades fue testigo clave de la fiscalía norteamericana en un juicio contra Luis Posada Carriles celebrado en Texas el 17 de marzo de 2011.

[xvii][xvii] El 22 de diciembre de 1992 el paraguayo Martin Almada descubrió, en una comisaría de su país, el archivo secreto de la policía política del dictador Alfredo Stroessner, con profusa documentación sobre el funcionamiento del Plan Cóndor.

Semanario Voces

Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.