Home Literatura Óscar Larroca múltiple por Nelson Di Maggio
0

Óscar Larroca múltiple por Nelson Di Maggio

Óscar Larroca múltiple por Nelson Di Maggio
0
0

Dibujante autodidacto, escritor, periodista, docente, Óscar Larroca (Montevideo, 1962), nació en una familia a la cual, como tantas otras, no le sobraban los recursos económicos. Joven aún, alcanzó notoriedad con una exposición de temática erótica que incendió el ambiente local, más allá del escenario de las artes visuales, en el pacato ambiente montevideano del recién estrenado retorno a la democracia.

Becado, viajó a Europa en 1997 y cosechó una experiencia que ampliaron y consolidaron ideas y el horizonte de intereses. En 2010 presentó la muestra Bordes, Subte, 2000, una compleja incursión conceptual desbordada de signos y alusiones al arte de todos los tiempos y al entorno inmediato, muy elogiada por la crítica. Publicó La mirada de Eros, 2004, y La suspensión del tiempo, 2007. Infatigable y entusiasta, fundó La Pupila en 2008 -lleva una década de existencia- revista muy bien diagramada aunque de errática orientación a pesar de excelentes colaboradores, donde no se atreve a revelar su fuerte inconformismo y sus agudas observaciones sobre el ambiente cultural, pero tal vez sus razones tendrá en un país donde los recursos no sobran y proceden de apoyos bastantes homogéneos. En 2011 mereció el Figari, a los 51 años, un importante premio, habitual para artistas en edad más avanzada.

No es nada común tener múltiples ocupaciones y la sostenida energía para mantenerlas a través del tiempo, en un artista nacional. Óscar Larroca es una excepción, realmente.

Recurre a la estrategia de la araña, paciente y seductora en tejer la preciosa escritura que se proyecta en su mirada risueña y pícara. En crónicas y entrevistas manifiesta observaciones de implacable contundencia que abren ventanas, soportes, medios, contenidos en su mirar medusante, que atrapa. En una época de acelerada degradación de valores, la personalidad de Larroca, por su capacidad intelectual y artística, es una presencia estimulante y, más aún, necesaria.

Una demostración más de su actividad incesante es Gráfica ilustrada (Ediciones de la Plaza, 2018), libro de reciente publicación. La excelente diagramación de Rodolfo Fuentes recorre 228 páginas de 29.5 x 29.5 centímetros y un peso cercano a los tres o cuatro quilos solo hojeable sobre una mesa, uno de esos libros objeto difíciles de manipular y, desde luego, de adquirir. En el prólogo, Larroca define su intención desde el título: “El término gráfica remite al dibujo en sus dos sentidos: el conceptual (intelectual) y el biográfico (subjetivo); mientras que la palabra ilustrada refiere al comentario adjunto. Vale decir, estos dibujos se ganaron (luego de haber pasado por un filtro inclemente) el complicado derecho a sentarse del otro lado: están acompañados de un texto que los “ilustra”, invirtiendo así el orden para el cual fueron realizados. Por lo tanto, más que una selección de imágenes, este volumen está presentado como un testimonio gráfico con digresiones: un relato con sobrias recaídas en el ensayo”. Un conjunto antológico que parte de los juveniles 17 años hasta hoy donde el lector puede seguir la evolución del dibujo, el ascendente dominio de la técnica y la complejidad de los elementos utilizados, arduos de definir con claridad en la variadísima y desmesurada sucesión de imágenes que, en cierta medida, establecen un contrapunto con la reflexión de los 14 breves ensayos, sólidos como un silogismo e implacables en los comentarios sobre lo social, lo cultural y lo político. Si bien la bibliografía parece cuidadosa, omite algunas referencias que llama la atención.

Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.