Home Contravoces PIOVE,   ¡GOVERNO    LADRO! por José Luis Baumgartner

PIOVE,   ¡GOVERNO    LADRO! por José Luis Baumgartner

PIOVE,   ¡GOVERNO    LADRO! por José Luis Baumgartner
0
0

Los Estados –en descaecimiento- están sometidos a la globalización tecnológico-financiera, al  poder de los imperios, a la voracidad de las transnacionales, a la situación del mundo y la región, en fin, al capitalismo del siglo XXI, centro actual en EE.UU., China y Rusia: de ese afuera nos fijan precios, volúmenes, mercados, posibilidades.

Los gobiernos de todos los países deben equilibrar infinitas necesidades con recursos limitados y, conforme ideología, planificación y prometidas realizaciones, atender el constante reclamo  opositor y de los grupos de presión -como cruzar el Niágara en bicicleta, por un cable, marcha atrás, con las manos atadas a la espalda; así de fácil; todos haciendo cruces para que caiga-.

Los intereses sectoriales son piezas de un puzle interminable. Divergen. Cada uno es prioridad absoluta para sí. En una especie de permanente dignidad ofendida. Jubilados/ mutualistas/ los anestésicos quirúrgicos y su proverbial voracidad insatisfecha/ corporativismo de  magistrados contra corporativismo docente/ jueces de fútbol por derecho a imagen/ sindicaleros radicales: la BROU y armamento de guerra para remeseros, los AFE y su inamovible chatarra,  los OSE y la ley de riego, la televisiva ADEOM y su verborrágica única acusación, los ANCAP, la proverbial simpatía de Joselo López /  ambientalistas/ en fin,… Atrás están un trozo mayor de torta o un protagonismo a como dé lugar. La sociedad en su conjunto falta sin aviso.

Los “autoconvocados” es un grupo de presión. Viene armándose desde hace años vía celulares. Saltó a escena en enero. Con “la” calor. A bandera patria y “revolución” –aunque Eduardo Blasina  (orador en Durazno; el de las mochilas rurales y la menta Lennon) dijo a “Voces” que ´”la única revolución buena es la tecnológica. Las revoluciones de dar vuelta y romper todo, queriendo que el Estado solucione los problemas de la gente, de ésas no hubo una sola que terminara bien. Salvo China, que se reconvirtió al capitalismo. El resto terminaron todas mal”-. (El hombre se contradice: quiere que el Estado solucione los problemas de la gente -botuda y en alpargatas, clases diferentes, ¿o no?). Reclaman reacomodar el campo. La caída de los precios los está jodiendo. Hace poco, cuando también había sojeros, forestales, arrendadores y capitalistas, y engordaron a lo bobo con los valores de entonces, nada dijeron -porque nadie habla con la boca llena-. Los ciclos económicos son el capitalismo. Por los del clima, quejarse a Dios –ya a los dueños del capitalismo-.

Sin anunciarlo, Vázquez concurrió a la reunión ministerial con gremiales agropecuarias y esta floración veraniega. Informó sobre medidas concretas para productores de hasta mil has., que se está evaluando la sequía para determinar si se decreta la emergencia ganadera  y que el 7 de marzo tendrá una reunión con las nuevas autoridades de la Cámara de Transporte. Los del “campo” dijeron: Poco; siempre dicen eso. Al salir, discutió con barras bravas. Lo insultaron, tratándolo de “mentiroso” y “deshonesto”: fue Montero Castillo contra toda una talú. Algunos Presidentes tienen cojones como para dar la cara en las bravas. (¡Tené cuidado Tabaré; hay demasiado loco suelto; no te regales así). El “Nos vemos en las urnas”, que largó un patotero, fue una linda sacada de careta.

Los gobiernos del FA bajaron la pobreza y la inflación; emplearon los beneficios de la bonanza en aumentar el salario real; el PBI creció incesantemente –con viento de cola y huracanes de frente-; en la región el país resiste incólume la arremetida derechosa y es el único abanderado del progresismo; implantó sistemas de salud y cuidados universales. Pero falta mucho por hacer. Se gobierna hacia el futuro.

Sin contar Seguridad Social, Ejército, bajar deuda, poner a punto el Clínicas, infraestructura y más inversión y empleo,  es preciso atacar, ¡YA!, la segregación social, actuando sobre  las ZONAS ROJAS (Bonomi sintetizó recontra bien el problema). ¡ERRADICAR CANTEGRILES!

TECHO (un Plan Mevir, un PPP, algo así) /TRABAJO/ EDUCACIÓN. ¡TERMINAR CON DOS TIPOS DE CIVILIDAD! ¡TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLENCIA Y LA CULTURA PARA EL TURISTA! Hay 160.000 vidas en juego. Pero, ya se sabe, para muchas se llegará demasiado tarde.

Amigos, el ruralismo enojado es un tema menor frente a esta realidad.

Jose Luis Baumgartner Abogado, periodista y escritor.