Home Contravoces ¿Qué pasa con los que roban millones? por José Luis Baumgartner

¿Qué pasa con los que roban millones? por José Luis Baumgartner

¿Qué pasa con los que roban millones? por José Luis Baumgartner
0

No van al Cielo; hacen el Infierno de los demás; no están en el Limbo; echaron ancla en Paraísos…fiscales.

Amos del poder, son impunes. Detentan la riqueza nacional. Extranjeros en “su” país, se cagan en gobiernos y la gente.

Hace dos meses se reunieron en Montevideo, técnicos del Mercosur y la Unión Europea, UE, para la firma de un acuerdo de libre comercio. En ese marco, se difundió un informe sobre un eventual impacto, particularmente, en los flujos financieros ilícitos, FFI. Por encargo de 14 países de la UE, el estudio fue hecho por dos economistas argentinos, y una investigadora del mismo país, especializada en delitos financieros. Concluye que el acuerdo podría alentar el lavado de activos, la evasión impositiva y los FFI, o sea dinero con origen o destino ilícito, desde que los capítulos negociados no contemplan mecanismos para prevenir la evasión impositiva y son muy “porosos” en regulación fiscal y financiera.

El tema es, en otras palabras, los ladrones de cuello blanco –pero mugrosos a más no poder.

Según el indicador de Posición de Inversión Internacional, PII, los países del Mercosur poseían en 2017 una riqueza privada “offshore” próxima a 854 billones de dólares, lo que representa cerca del 19% del Producto Bruto Interno, PBI, de esos cuatro países en conjunto.

En Uruguay, la riqueza “offshore” representó el ¡69,3% de su PBI y más del doble del gasto público!

El informe señala que Uruguay, pese a los avances en los últimos años, se caracteriza por una “avanzada industria” de “estudios contables y jurídicos que asisten a las familias más ricas de Argentina y que reciben grandes cantidades de flujos financieros desde este país”. Mantiene “flexibilidad regulatoria en términos de transferencias de capital” y “existen brechas en su legislación comercial que permiten la evasión impositiva y el lavado de activos”.

En cuanto a los FFI, el Centro de Integridad Financiera Global calcula que el monto promedio de los flujos entre 2004 y 2013 fue de 0,8 billones (800 mil millones de millones) desde Uruguay.

¡Qué casualidad! ¡Justo cuando soplaba el viento de cola! ¡Cuando estaban al tope los precios de las materias primas exportadas desde aquí!

Los agroindustriales se quejan, los ganaderos se quejan, los frigorifiqueros se quejan, los dueños de los “shoppings” se quejan, los especuladores se quejan, los rentistas se quejan, los opositores se quejan. Que bajen el gasto del estado, la inflación, la brecha cambiaria, los costos  de producción. ¡Mierda! ¿Los “boom” sojero, del arroz, de la carne, del consumo, de la construcción, se hicieron humo? ¿Qué pasó con las toneladas de guita cosechadas en ese período? ¡Vacían al país y ¡todavía se quejan!

“Offshore” significa “joda” en inglés. ¡3/4 partes del PBI, 2 veces el gasto público en paraísos fiscales!

¿Cómo fugó tanta riqueza? ¿Qué controles fallaron? ¿Quiénes son los beneficiarios reales de esta rapiña casi institucional? ¿Qué estudios son cómplices en el robo? ¿Quién es quién?

El informe lo publicó “la diaria”, el 13 de diciembre de 2018. Desde entonces nadie “supo”. ¡Qué los parió! ¡Ningún bocón se “enteró”!

¡DGI, Banco Central, Ministerio de Economía salgan a matar, carajo! ¡Hay un país acá y otro, de igual porte, en manos de ladrones! ¡Los FFI a casa! ¡Escrache del hampa pituco!

¡El pueblo quiere y merece saber!

Jose Luis Baumgartner Abogado, periodista y escritor.