Home Sociedad “Sembrando luz”por Jorge Pasculli
0

“Sembrando luz”por Jorge Pasculli

“Sembrando luz”por Jorge Pasculli
0

No quise esperar a los fallos. Para mí el Concurso siempre fue solo una parte del carnaval. Depende de lo que se considere fundamental. Por supuesto que el espíritu de superación es muy saludable. Pero, a veces, la obsesión por el “éxito” puede convertirse en una adictiva toxina. En cualquier ámbito de la vida y no sólo en el Carnaval. El fanatismo, el enfrentamiento de antemano, los prejuicios, las etiquetas, las “rivalidades” al cuete, tienden a minimizar el bien común según “cómo le fue a mi conjunto favorito. Lo demás, poco me importa”.

Antes se daba bastante eso. O el “la murga solo es tal cosa.” O “Tal otra”.

Este Carnaval ha sido un ejemplo de convivencia, de tolerancia, de respeto. En todos los sentidos. Y mire que se vive a “mil pulsaciones”, porque se lo siente intensamente. Individualmente y como grupos. A todos los carnavaleros les importa el carnaval. Y ese compromiso va mucho más allá del dinero que se pueda ganar o perder. Va mucho más allá del ego de cada uno. Todas motivaciones muy humanas. Ese compromiso nace no sólo por el esfuerzo de meses de horas de trabajo y ensayo, de compañerismo, de disfrutar por participar y ser parte de algo muy lindo y saludable, sino también por expresar su identidad individual y social. Cada vez más los conjuntos evolucionan en su identidad.

¿HAGO LO QUE DIGO?

Los integrantes cada vez más sienten como suyo lo que cantan en grupo. Un ejemplo es La Consecuente, cuyos integrantes formaron parte de Los Diablos Verdes y se reunieron porque ellos se sienten parte de Los Diablos, aunque no puedan usar su nombre. Porque sienten amor por su murga y se sienten identificados con ella. Con lo que cantan y desde donde lo cantan. Y lo mismo pasa con otros grupos. Es que muchos de estos carnavaleros no sólo creen en lo que cantan sino que intentan aplicarlo. No sé con qué suerte en su vida personal, pero es indudable que los entre todos los carnavaleros han construido un gran carnaval.

¿CUÁL ES EL EXITOSO?

¿Sólo cada uno de las cinco categorías que sumaron más puntos por parte de siete jurados tienen derecho a sentirse exitosos? ¿Aunque el fallo fuese perfecto, eso implica que los demás 39 conjuntos perdieron, fracasaron? ¿Y dónde queda todo lo que disfrutaron, vivieron, compartieron, se esforzaron, mejoraron, aprendieron? Vivieron felices y dieron un enorme espectáculo. Sinceramente, para mi ganaron todos los carnavaleros. Dieron un tremendo ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas juntos, trabajando en equipo, sintiéndose bien. Y eso, en nuestro país, hoy es oro puro.

CORAJE Y TALENTO

Eso mostraron como resultado de su esfuerzo. Desde los más modestos hasta los más destacados. El carnaval, en su conjunto, mostró una enorme superación artística. Es impresionante. No es “sólo meter”, que lo han hecho y cómo. Sino en cómo están cantando, el espectáculo todo, en todos sus rubros. Las letras, los enfoques, son jugados y precisos. Y lo trasmiten. Ahí juega enormemente el convencimiento y compromiso de los carnavaleros. Con su opción personal, con su grupo, con la gente. Cantan con el corazón y eso a uno le llega. Nos enciende el alma, nos emociona, nos hace reír, pensar. Mucho más cuando lo que trasmiten todos es una enorme necesidad de mejorar nuestras vidas, la de cada uno, las de todos. Lo hacen con respeto pero con coraje y creatividad. Con preciso humor, con observaciones muy audaces al reflejar nuestra forma de vivir, nuestras costumbres, nuestras actitudes. En este carnaval se han dicho cosas que yo no se las he escuchado a nadie. Sobre los más diversos temas que hacen a nuestra realidad individual y colectiva. Y lo hacen con firmeza, pero desde el respeto, la tolerancia, dando el ejemplo de aceptar al otro a pesar de que estemos en conjuntos distintos. Y nos convocan a salir de la queja, de la resignación, de la parálisis, de la grieta sectaria y fanática de lo que sea. Y a vivir. Con ganas de vivir. No para evadirse de los problemas, sino para enfrentarlos mejor. Nos convocan a todo esto. Con esfuerzo, con talento, con el alma. Esto es un enorme aporte vivo al momento que hoy estamos viviendo los uruguayos.

¿PARA MEJORAR? UN MONTÓN.

El carnaval está vivo. Volvió a demostrar su vigencia, su razón de ser. Se ha multiplicado en todo el país. Como toda actividad en el Uruguay el carnaval tiene sus problemas, buena parte de ellos originados por un mal relacionamiento humano. Si sólo se miran desde “el medio vaso vacío”, habrá innumerables motivos de conflictos y reproches. Si se mira también “el medio vaso lleno” se verá toda la realidad, condición imprescindible para construír un carnaval mejor y no sólo sacarse las ganas de enfrentarse con el otro. Es el mismo mejoramiento que los carnavaleros proponen para nosotros los espectadores. Son tan uruguayos como nosotros y tendrán que superar entre ellos mismos los mismos obstáculos que tenemos “los de afuera”. Y todos los protagonistas, todos los sectores involucrados, tendrán que esforzarse para encontrar las trasparentes soluciones necesarias a la realidad, a los derechos y obligaciones de todos, al bien común que significa el carnaval para nuestra identidad como país. Por eso, durante este 2019 el carnaval no sólo multiplicará sus espectáculos en todo el país, sino que seguirá siendo tema por ver cómo enfrnetan los carnavaleros su realidad. Allí, los observados serán ellos. Así es la vida.

Entre la gran actuación de La Catalina y la sumatoria del jurado habló por televisión el “Turco” Reyes, así lo presentaron, encargado por la IM de la organización del carnaval. Me dió una gran esperanza en cuanto a los esfuerzos que se hacen y se harán desde allí –“dentro de la ley todo”- por mejorar la realidad entre todos los sectores que hacen al carnaval. Como puede y debe ser.

Una perlita que es una buena señal en cuanto a lo saludable y removedor de este carnaval es que las dos personas más recordadas y homenajeadas por el afecto y el respeto popular que se ganaron fueron Luisa Cuesta y Omar Gutiérrez.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.