Home Sociedad SERGIO MAUTONE, Director Nacional de Cultura Crear un Ministerio de Cultura
0

SERGIO MAUTONE, Director Nacional de Cultura Crear un Ministerio de Cultura

SERGIO MAUTONE, Director Nacional de Cultura  Crear un Ministerio de Cultura
0
0

Contame del Museo de Historia Natural.

El 18 de julio abrió sus puertas el museo y está instalada esta primera muestra de Historia Natural, con un relato desde nuestra prehistoria hasta nuestros días en términos evolutivos. A futuro este espacio se reconvertirá en un centro cultural que intervincule la Historia Natural, la ciencia y el arte, en la medida en que el edificio también se encuentra el Espacio de Arte Contemporáneo. Las obras van a proseguir en el año 2019 con la intención de recuperar el brazo este, lo que va a permitir una mejor distribución para el acervo para las distintas áreas de investigación que están funcionando dentro de la órbita del Museo de Historia Natural. Vamos a trabajar en la exposición, en la muestra y el recorrido, que está pensando en tres idiomas –inglés, español y portugués–, también atendiendo una demanda turística y lo más inclusiva posible. Tendremos también nuestra parte Ibirapitá y Ceibal, como forma de interactuar con los públicos que son atendidos por estos dos programas informáticos. El espectro es amplio en lo que tiene que ver con el vínculo con la sociedad y los sistemas educativos. Se abre un panorama bien interesante, para entender a los museos como una casa de cultura y también como una caja de resonancia, y de convivencia de políticas en un sentido más amplio. Esto sin contar lo que va a implicar para el barrio, para una zona que todavía tiene algunos síntomas que acusan cierto descuido y abandono, que es una zona que se viene recuperando. Allí estamos ayudando a la conformación de un eje: Palacio Legislativo, Miguelete, Plaza Líber Seregni, y el MAM, que está muy cerca. Es una apuesta importante al reciclaje de la zona, y una síntesis del valor de la oferta cultural como un elemento que transversaliza a toda la sociedad.

¿Cabe todo el acervo?

No, es una muestra representativa. Recién cuando esté arreglado el resto podrá caber buena parte del acervo. A su vez hay dos grandes casonas. Una de ellas pertenecería al Espacio de Arte Contemporáneo, y se la está poniendo como lugar de exposición. La otra casona será la  biblioteca, que tiene más de doscientos mil volúmenes. Es de las más importantes de la región y además tiene un valor patrimonial e histórico.

¿Qué novedades hay de los otros museos?

A nivel de museos estamos ayudando a mejorar las condiciones. Vamos a inaugurar antes de fin de año la recuperación de fachada de la Casa de Rivera del Museo Histórico Nacional. Ya recuperamos la Casa de Lavalleja, y a esto se le va a sumar la Casa de Rivera y la de Garibaldi. Hay un muro entre las calles Rincón y Zabala que está en relativo mal estado y pensamos reciclarlo este año y reconvertirlo en una galería a cielo abierto, que le sume atractivo a la zona. Esos serían nuestros dos buques insignias en lo que tiene que ver con la ciencia y la historia. Respecto a nuestros museos de arte, arranco con otro tema, que ayuda a contextualizar. En el mes de diciembre vamos a inaugurar una exposición de Figari en el Teatro de Arte de San Pablo, tal vez el más grande del continente. En una de sus salas principales va a haber una exposición dentro de lo que es una línea curatorial que tiene que ver con la afrodescendencia. Ahí vamos a tener una muestra muy importante de Figari, con una suma de acervo del Museo Nacional de Artes Visuales, del Museo Figari propiamente dicho, del Museo Histórico Nacional y de parte del Museo Blanes y de algunos privados. Esto es una iniciativa privada a la que nosotros nos sumamos. Esa muestra muy importante, por primera vez en San Pablo, se va a poder visitar en Montevideo en marzo del año próximo en el Museo Nacional de Artes Visuales.

Va a ser la exposición más grande de Figari.

Sí, pero además traer la muestra a Montevideo nos permite a los uruguayos apreciarlo en su dimensión. Ya nos anticiparon que en enero serán alrededor de ciento ochenta mil personas las que verán la muestra. Así como en Brasil va a haber charlas, debates y expresiones artísticas, lo mismo habremos de reproducir acá. Y esta muestra también viene a coronar una presencia fuerte de Uruguay en San Pablo un mes antes, en el Mercado de Industrias Creativas del Sur, adonde participaremos con un stand donde estarán representadas nuestras distintas expresiones culturales.

Dame ejemplos de industrias creativas.

Estamos hablando de la industria editorial, de la música, las artes visuales, el diseño, las artes escénicas. En términos más actuales, estamos hablando de las industrias que surgen a instancias de la tecnología, como los videojuegos. Es decir, toda aquella diversidad de esfuerzos creativos que luego tienen un correlato económico en apertura de mercados y creación de puestos de trabajo. De hecho buena parte del Producto Bruto Interno se conforma con el aporte de estas industrias creativas. Omití hablar de la industria audiovisual, que tiene un apoyo importante en Uruguay. Estamos con una muestra de teatro en el San Martín de Buenos Aires. El año pasado nos dedicaron una semana en el Teatro Español de Madrid, que sería como dedicarle una semana a España en el Teatro Solís de Montevideo. En este mismo momento está el Pitufo Lombardo en Bélgica, desarrollando la murga en un contexto de ópera. Además del fútbol, Uruguay tiene posibilidades de crecer y desarrollarse a través de la cultura.

El teatro ha tenido un desarrollo internacional interesantísimo.

Muy interesante. De hecho todo esto que te cuento en relación a las industrias creativas tiene que ver con la conformación del Gabinete de Transformación e Innovación Productiva, un ámbito que intervincula no solamente a los ministerios sino también a las agencias de desarrollo, de empleo, de internacionalización, de investigación, etcétera. Es una manera de crear escenarios que ponen en valor estos trayectos.

Hablemos del Instituto de Artes Visuales.

Es una definición política. Es una necesidad desde hace tiempo, porque si bien por un lado las artes visuales son copiosas y de gran calidad, y si bien hay acciones implementadas por el gobierno a través de mecanismos de fondos e incentivos, entendíamos que estaba faltando un organismo rector que le diera una mayor organicidad a todo lo que existe, y que también pensara en clave de desarrollo. Hemos dado pasos a favor de la concreción de ese Instituto, que por el momento no tiene una sede propia. Hicimos una redistribución interna y eso nos permitió liberar un piso para que se pudiera desarrollar acá. Interactúan con el Instituto los cinco museos de arte que dependen de esta Dirección: Museo Nacional de Artes Visuales, Espacio de Arte Contemporáneo, Museo Figari, Museo de Artes Decorativas Palacio Taranco y el Museo Zorrilla.

Ya se han venido implementando algunas acciones concretas, por ejemplo, la circulación de muestras de artes visuales a nivel del interior del país.

¿Dónde?

El año pasado tuvimos dos muestras del Museo Nacional de Artes Visuales que por primera vez salieron de Montevideo, una de Barradas en San José y otra en Florida, con un éxito fenomenal. Estamos previendo una muestra de Carlos Federico Sáez en Mercedes. Por otro lado, como este año se cumplen los ciento ochenta años  de los museos en Uruguay, ponemos foco en los museos. Esperemos llegar a un Museos en la Noche que tendrá como motivo estos ciento ochenta años, con mucha fuerza.

¿Cómo viene la ley de cultura?

Estamos afinando el proyecto. La idea es que en agosto entre al Parlamento. Tuvimos una reunión con dos gestores mexicanos que transmitieron su experiencia en su país. Esperemos que esto tenga andamiento. Se ha llevado a Presidencia para su consideración. La ley tendrá un capítulo de consagración de derechos, estableciendo la cultura como el derecho fundamental que entendemos que es, otro capítulo de institucionalidad y otro que organizará de mejor manera la dispersión que todavía hoy tenemos en el ámbito cultural. Si mantiene el nombre, será Ley de Cultura y Derechos Culturales, creo que es una síntesis en el avance y evolución en términos de cultura. Es importante que por primera vez en su historia nuestro Parlamento se avenga a discutir un proyecto de ley de cultura.

¿El objetivo es que sea una secretaría, independiente del ministerio?

No, el objetivo es que sea un Ministerio de Cultura, que se tendrá que escindir del actual Ministerio de Educación y Cultura. Esa es por lo menos nuestra intención. Pero hay un aspecto muy importante, porque para quienes no entienden mucho del tema la primera reacción es que estamos creando más burocracia, más gastos al Estado. Bueno, a mí me importa aclarar que un Ministerio de Cultura no significa pensar en gastos porque no estamos inventando. Ya existe. Lo que estamos haciendo es ordenar una institucionalidad que ya existe y que podría tener mejores resultados en la medida en que articule mejor lo que hoy tiene. Y la cultura tiene un problema, entre otros, y es que todos la reconocemos como absolutamente esencial en nuestras vidas pero es difícil circunscribir esa esencialidad para poder pensarla en términos de desarrollo. Y porque nos transversaliza en todo, y eso es una ventaja y un problema. En la medida en que es tan omnipresente termina siendo apropiada por otros organismos que están incidiendo. Si bien en términos globales eso ayuda a la cultura en general, también a veces genera caos en las decisiones.

¿Apoyamos al desarrollo cultural como generador de empleo y valor?

Es un poco artesanal. La cultura objetivamente es creadora de empleo y una herramienta cohesiva a nivel social y que ayuda a la inclusión. No resuelve la violencia, no es una fórmula mágica, pero es un factor clave cuando analizás procesos como el que ha tenido lugar en Medellín. Además de todo esto, la cultura artística incorpora por lo menos dos aspectos del desarrollo humano, siendo restrictivo: la creatividad y la innovación, y esto tiene un derrame para lo que hagas en la vida. Un profesional de las ciencias duras, como se decía antiguamente, va a ser un mejor profesional en su área en la medida en que tenga un vínculo con la cultura artística. Y al revés también, porque un artista será un mejor artista en la medida en que también incorpore la ciencia en su aprendizaje y desarrollo. Hoy por hoy, creo que el valor que le agrega a la sociedad y la posibilidad de crear elementos diferenciales se convierte, en sí mismo, en un objetivo imprescindible. Es el elemento diferencial que tiene el Uruguay, siendo un país relativamente pequeño: la capacidad de innovación y creatividad, que por suerte existe, y que es mucha y llama la atención. En esto tiene mucho que ver la cultura. Y Uruguay, si uno lo ve en su desarrollo histórico, ha estado desde siempre muy emparentado en su diseño de nación con emprendimientos culturales y de gran envergadura. No en vano estamos cumpliendo ciento ochenta años de museística, en un país que tiene pocos años más que eso.

Tenés unos meses agitados por delante.

Sí, por suerte. No me aburro.

Hay un proyecto de ley de teatro independiente.

Pero no tiene que ver con nosotros, fue una iniciativa del movimiento independiente, lo trabajaron ellos directamente. En ediciones anteriores presentaron un proyecto al Parlamento, que con Rentas Generales vuelca ya ocho millones de pesos a través del MEC, que a su vez lo vuelca a los teatros. Pero no es algo que tenga vínculo o se haya discutido con nosotros.

 

Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.