Home Teatro Solidaridad bacanal
0

Solidaridad bacanal

Solidaridad bacanal
0

“en estos momentos de crisis y desesperanza es cuando más necesarios son los artistas” (Gustavo Bouzas)

 En el actual contexto de semi-cuarentena Voces supo de algunas iniciativas interesantes que Baco Teatro viene desarrollando en nuestra ciudad, entre ellas un ciclo de videos pensados para casas de salud. Para conocer algunos detalles conversamos con uno de sus integrantes, el actor, director y dramaturgo Gustavo Bouzas.

Si bien Baco Teatro cumple 22 años en este 2020 y han generado espectáculos como Rescatate, con más de ciento veinte mil espectadores durante los 12 años que estuvo en cartel, su propio espacio de formación teatral es relativamente reciente. Fue hace seis años que Bouzas y Horacio Nieves iniciaron un espacio que reunía estudiantes con objetivos diversos: estaban quienes se querían formar como actores, quienes querían complementar su trabajo en carnaval o en danza, y quienes simplemente se acercaban con un objetivo más lúdico. A fines del año pasado se mudaron a un ex cine porno abandonado, en el que trabajaron meses para reacondicionar, ubicado en los alrededores del Plaza. El año empezó con fuerza, con un ascenso en las inscripciones para los cursos y el estreno, con un grupo de estudiantes avanzados, de la obra Seis-Todos somos culpables de Federico Roca. Pero una semana después del estreno estalló la pandemia del coronavirus en nuestro país y todo se debió reformular.  “Ahora estamos reinventándonos con las clases online, obviamente el público que ya teníamos son gente solidaria que continúa pero la gente que recién arrancaba no tiene ese vínculo, así que estamos tratado de sostenerlo. Pero el gran tema para nosotros es que nuestros alumnos también están en crisis. Muchos de nuestros estudiantes están en el seguro de paro, o lo están integrantes de sus familias. Son gente atraída por nuestros espectáculos, que son muy populares, y son trabajadores, gente de barrios, donde la crisis ha pegado fuerte. Lo que decidimos en primera instancia es que el que pueda pague toda la cuota, el que pueda paga una parte, y el que no pueda pagar tiene prohibido dejar de asistir. La única cosa prohibida en Baco es abandonar porque no se tiene plata. Eso fue desde siempre, no solo por la pandemia. Incluso hemos tenido compañeros que han pagado más de una cuota para ser solidarios con nosotros por la cuota que otros compañeros no podían pagar. Eso es hermoso. Por otro lado nos pasó con lo de la educación online que no todos tienen un espacio en su casa en donde pueden tener privacidad para hacer teatro. Si vivís con cinco o seis personas en una habitación no podés estudiar online, o si no tenés wifi, o si no podés bajar la aplicación. Así que estamos haciendo una serie de clases para los que se pueden conectar y ejercicios particulares para los que no pueden conectarse, fusionando plataforma zoom con youtube, videos por whatsapp, y todo lo que podamos para seguir enganchados y salvando cabeza.”

Respecto a la posibilidad de seguir pagando el alquiler del espacio en que dan clases Bouzas agrega: “Estamos negociando con el dueño del local a ver si nos da una prórroga. También sabemos que la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) está peleando desde el primer día para conseguir alguna prórroga en los pagos de tarifas públicas para espacios como nosotros, pero eso todavía no está claro. Sí está bueno destacar que al quinto día de empezado el aislamiento me llamaron de SUA para preguntarme si precisaba algo. Y si se puede sostener por unos meses veremos, sino tendremos que devolver este local que hemos reciclado con sangre sudor y lágrimas, sacando volquetas de basura, haciendo la instalación eléctrica, pero bueno, Baco Teatro empezó haciendo teatro callejero, entonces no nos va a temblar el pulso si tenemos que dar clases de teatro en la calle, o en el lugar que encontremos. Estas cosas nos potencian porque creemos que en estos momentos de crisis y desesperanza es cuando más necesarios son los artistas”.

Hola Carlitos

Hace dos años al padre de Bouzas se le diagnosticó un alzheimer que avanzó muy rápido y ante la imposibilidad de atenderlo las 24 horas debió ser internado en un residencial. Yendo como todos los días a visitarlo, el 14 de marzo pasado se encuentra con que no lo podía ver porque a partir de ese día se iniciaba la cuarentena preventiva por ser población de riesgo. “Me pareció sensato, pero me partió al medio, porque pensé ‘en catorce días se olvida de mí’, y fue lo que pasó. Y ahí recurrí a lo que sé hacer y aprovechando que el residencial tenía las condiciones tecnológicas empecé a hacer videos con cuentos, letras de tango, charlas de cosas de antes y se las empecé a mandar en episodios de diez o quince minutos que se llaman Hola Carlitos (esos episodios se pueden ver en el canal de YouTube de Baco Teatro). Y es una forma de que estén acompañados, no solo él sino sus compañeros, porque la cuarentena supuestamente es para cuidar a la población de riesgo, pero yo pensaba en la falta de asistencia que existe hacia las personas con demencia, con alzheimer, con problemas cognitivos o de movilidad. ¿Siempre nos acordaremos de ellos? Porque la mayoría cobra jubilaciones muy magras, no pueden pagar un taxi para ir a la mutualista y para ir a tu casa te cobran. En Uruguay el año pasado hubo 705 suicidios, y una gran parte fue de personas de la tercera y cuarta edad. Estamos hablando de más de trescientos viejitos queridos que se suicidaron sin la pandemia. Ojalá que esto sirva para que los sigamos cuidando después que esto pase y no se nos mueran de tristeza”

La solidaridad se ejerce

Al igual que otras organizaciones en la sede de Baco se empezó una recolección de alimentos y productos de limpieza coordinando en este caso con SUA y el club Villa Española. La idea es que en el local de SUA se centralicen las donaciones hacia gente de teatro y con el Villa Española coordinar las cosas que faltan para que se puedan complementar. Además en Baco se van a armar canastas para estudiantes que lo necesiten. “Lo hablamos con el bigote (López, jugador y referente de Villa Española) que le pasó en el Villa que claro, a muchos nos da vergüenza cuando necesitamos una canasta, pero si necesitás una mano capaz una canasta te sirve para terminar el mes. Con hambre no se puede pensar, y capaz que cubriendo tres o cuatro días podés pensar y eso te puede sacar del derrumbe.”

Para terminar Bouzas recuerda: “Para ver Rescatate llovían pedidos de ongs, de liceos de contexto crítico y educadores que querían llevar a los gurises. Y calculamos que de ciento veinte mil personas que nos vieron cuarenta mil lo hicieron gratis. No estamos empezando ahora, pero sí es el momento de masificarlo más. Por eso liberamos Rescatate en nuestra fanpage de Baco Teatro, y en dos días hubo dos mil setecientas visualizaciones. Creemos que la solidaridad es algo que se ejerce, no que se dice.”

Por donaciones y contacto: Baco Teatro (Colonia 1143 esquina Rondeau). Whatsapp: 094687473.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Leonardo Flamia Periodista, ejerce la crítica teatral en el semanario Voces y la docencia en educación media. Cursa Economía y Filosofía en la UDELAR y Matemáticas en el IPA. Ha realizado cursos y talleres de crítica cinematográfica y teatral con Manuel Martínez Carril, Miguel Lagorio, Guillermo Zapiola, Javier Porta Fouz y Jorge Dubatti. También ha participado en seminarios y conferencias sobre teatro, música y artes visuales coordinados por gente como Hans-Thies Lehmann, Coriún Aharonián, Gabriel Peluffo, Luis Ferreira y Lucía Pittaluga. Entre 1998 y 2005 forma parte del colectivo que gestiona la radio comunitaria Alternativa FM y es colaborador del suplemento Puro Rock del diario La República y de la revista Bonus Track. Entre 2006 y 2010 se desempeña como editor de la revista Guía del Ocio. Desde el 2010 hasta la actualidad es colaborador del semanario Voces. En 2016 y 2017 ha dado participado dando charlas sobre crítica teatral y dramaturgia uruguaya contemporánea en la Especialización en Historia del Arte y Patrimonio realizado en el Instituto Universitario CLAEH.