Home Contravoces Sugerencias para enfrentar mejor la pandemia por Ignacio Martínez
0

Sugerencias para enfrentar mejor la pandemia por Ignacio Martínez

Sugerencias para enfrentar mejor la pandemia por Ignacio Martínez
0
  1. Alguien podrá decirme “tarde piaste” porque ya llevamos casi 4 meses en estas cuestiones. Es verdad. Pero creo que aún tenemos algunos flancos que hay que mejorar sensiblemente.

El tapaboca es el principal elemento de protección para evitar los contagios. La población ha respondido mayoritariamente con responsabilidad, pero no toda ni en todos los lugares. En tal sentido creo que se debe reforzar la idea de obligatoriedad de su uso en aquellos locales cerrados (supermercados, oficinas, etc) y en aquellos donde el contacto es cercano por el amontonamiento de personas. Las ferias son uno de ellos.

Basta ir un día esplendoroso a Tristán Narvaja para ver que hay muchísima gente que no mantiene distancia física recomendada porque no puede, porque el espacio es chico, pero que aún así no usa barbijo.

Eso no puede ser. Con todos los cuidados del buen trato, los mismos agentes de policía deberían advertir a las personas displicentes que se debe usar tapaboca. Hasta podríamos colocar altoparlantes en vehículos advirtiendo de los riesgos de no usarlos. Hay que hacer un relevamiento de estos lugares: feria del Parque Rodó, Arenal Grande a la altura de los comercio del barrio Reus los sábados, Paso Molino, La Unión, entre otros.

Una vez que la persona se aleja hacia calles más despejadas, por supuesto que puede prescindir del barbijo, pero en las circunstancias descritas debe ser obligatorio por ella y por los demás.

  1. Hay que abrir ya las salas de espectáculos para contribuir con la salud mental y anímica de nosotros mismos, además de atender a uno de los sectores más golpeados por esta crisis como lo son los trabajadores de la cultura. El Teatro El Galón ha sido un ejemplo de plena contribución con propuestas de cuidados e higiene que ha sido corroborado por técnicos y por los mismos trabajadores.

Entre otras cosas proponen: “Ingresar al local con tapaboca;  desinfectar su calzado;  se mantendrá siempre una distancia no menor a 1.50 mts con cualquier persona;  sólo mantendrá contacto físico con entrada y su operativa de compra, la cual realizará previo a desinfección de manos; se ocupará un asiento debidamente desinfectado que estará distanciado al menos 1.50 mts del  habilitado más cercano;  utilizará una máscara acrílica  que proporcionará el teatro desinfectada y sellada en sobre de poliuretano;  dejará sus datos personales y evacuará la sala con mismo protocolo de distanciamiento…”

  1. El fortalecimiento de la seguridad sanitaria en los lugares de ingreso desde el exterior se vuelve fundamental. Sea por aire, mar o tierra, hay que invertir para descartar todo ingreso de persona infectada. Nunca será mucho lo que se haga a favor de la salud. La experiencia reciente nos demuestra que varios focos se han desatado en lugares fronterizos o por ingreso de personas portadores del virus desde el exterior. Habrá que atender todas las propuestas que se han hecho y acordar las más eficientes sin oponer el rubro gastos como un impedimento.
  2. Aprendamos y escuchemos a los trabajadores de la salud. Aprendamos y escuchemos a nuestro magisterio. Tomemos experiencia de los trabajadores de la construcción. Atendamos a los científicos que con su sensatez, preparación y sentido común han hecho aportes desde el Instituto Pasteur y del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable.

No caben dudas de que los peligros epidémicos continuarán y lamentablemente tal vez se renueven con otros virus. Si aflojamos estaremos expuestos al debilitamiento sanitario, económico, social, cultural y retrocederemos varios casilleros como sociedad.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.