Home Cine El superhéroe, la semidiosa y los cuatro disfrazados
0

El superhéroe, la semidiosa y los cuatro disfrazados

El superhéroe, la semidiosa y los cuatro disfrazados
0
0

Liga de la Justicia (Justice League), USA 2017. Dirección: Zack Snyder. Libreto: Joss Whedon y Chris Terrio, basados en personajes de DC Comics. Fotografía: Fabian Wagner. Música: Danny Elfman. Con Ben Affleck, Henry Cavill, Gal Gadot, Ezra Miller, Jason Momoa, Ray Fisher, Connie Nielsen, Amy Adams, Jeremy Irons, Diane Lane, Billy Crudup, J. K. Simmons. Estreno: 16.11.2017. Calificación: Aceptable.

 

En lo previo Liga de la Justicia tenía todo para perder. Contaba con el precedente de tres películas, de las cuales una no había gustado a los fans (El hombre de acero) y otra fue destrozada por la crítica (Batman versus Superman). Sólo la tercera (Mujer Maravilla) tuvo éxito, porque se animó a corregir los errores de las anteriores y halló una vía propia que la separó de las desubicadas ampulosidades de sus predecesoras. Por si eso fuera poco, Liga de la Justicia quedó a cargo del responsable de los dos fracasos anteriores (Zack Snyder), quien podía verse en grandes aprietos al tener que presentar seis personajes de primera línea unidos en una sola trama, algo que Marvel acostumbra a hacer pero DC Comics no. Y como guinda de la problemática torta, promediado el rodaje una tragedia familiar apartó a Snyder del proyecto, dejando el resto en manos de Joss Whedon, que refilmó escenas enteras y terminó reduciendo a 121 minutos un film que originalmente duraba 170.

Liga de la Justicia comienza donde termina Batman versus Superman. El hombre murciélago ha decidido reunir a todos los héroes posibles para armar una alianza que pueda enfrentar a futuras amenazas interplanetarias. Fue muy oportuno al emprender esa tarea, ya que en ese momento el villano de turno, Steppenwolf (con la voz del británico Ciarán Hinds), regresa después de miles de años para arrasar la Tierra, y deberán pararlo antes que se torne una fuerza incontenible. De esa forma la narración va alternando la conformación del equipo de justicieros (Batman, Mujer Maravilla, Flash, Aquaman, Cyborg y por último Superman, que vuelve de la muerte) con los pasos que da el villano para hacerse con todo el poder, y los intentos sucesivos de los héroes por derrotarlo.

David Carradine tenía razón cuando en Kill Bill decía a Uma Thurman que el único superhéroe es Superman por ser extraterrestre, mientras que los demás sólo son seres humanos disfrazados. Liga de la Justicia da la razón al ex Kung Fu ya que, pese a los esfuerzos de Mujer Maravilla (que no es una superheroína, sino semidiosa) y sus cuatro compañeros, Steppenwolf va ganando el partido por varios goles de ventaja sin esfuerzo aparente. Hasta que faltando poco para el final resucita Superman, se encarga de hacer las cosas como se debe y todo acaba con la victoria del superhéroe, la semidiosa y sus cuatro amigos disfrazados, para tranquilidad del planeta entero.

La película es muy entretenida pese a su premeditado estatus de obra menor. Un primer acierto es abandonar por lo general el tono pontifical y melodramático de los dos anteriores opus de Snyder, canjeándolo por un dinamismo que destaca la aventura por encima de la tragedia, y elige un sano humor en lugar de caer en poses existencialistas absurdas. Otros puntos a favor son la habilidad con que los libretistas presentan a los nuevos héroes de la Liga mediante breves y certeras pinceladas, la estupenda labor de Ezra Miller como Flash y la sencillez de una historia que prefiere ir al grano sin andarse por las ramas. En contra hay que anotar el abuso de las artes digitales, demasiado visible en las secuencias de acción, y un nivel un tanto desparejo para alternar las escenas de calma con las que desbordan adrenalina. Sin el nivel de Mujer Maravilla el resultado igual entretiene, y abre camino a futuras historias. Por eso conviene que el espectador no salga de la sala de inmediato, ya que hay dos epílogos luego de los créditos finales.

 

Amilcar Nochetti

Tiene 58 años. Ha sido colaborador del suplemento Cultural de El País y que desde 1977 ha estado vinculado de muy diversas formas a Cinemateca Uruguaya. Tiene publicado el libro “Un viaje en celuloide: los andenes de mi memoria” (Ediciones de la Plaza) y en breve va a publicar su segundo libro, “Seis rostros para matar: una historia de James Bond”.