Home Literatura Teresa Vila en un libro original por Nelson Di Maggio
0

Teresa Vila en un libro original por Nelson Di Maggio

Teresa Vila en un libro original por Nelson Di Maggio
0

La idea de Ana Vila, devota hermana de Teresa, es original y necesaria. Recopilar apuntes, escritos dispersos de la artista, referencias y descripciones de sus happenings en recortes de diarios, rescatar las únicas y borrosas, modestas fotografías disponibles cuando todavía no era fácil disponer de cámaras, videos o celulares que documentaran su actividad, ni recibir apoyo o interés de profesionales de la imagen fotográfica, salvo una frustrada intención de Coriún Aharonián. Aunque se hizo una fallida retrospectiva el año pasado en el Museo Blanes (en selección, curaduría y montaje), las generaciones últimas la ignoran al no figurar aspectos fundamentales eliminados de su abundante producción.

Resulta muy atinado recuperar ese olvido con Las acciones de Teresa Vila, por Ana Vila, libro admirablemente diseñado por Alejandro Sequeira y la corrección de Graciela Álvez a partir de un complicado y fragmentado material. Un talento fuera de serie evocado de manera peculiar: No existe el inevitable prólogo de alguien tan cercano y familiar y colaborador de su obra como Ana Vila, minuciosa pesquisadora en diarios y publicaciones en procura de cualquier referencia hacia su hermana, pues esa acumulación de datos necesitaba tener sentido y poner en orden las necesidades renovadoras de la creadora, estudiosa de la historia nacional, hurgadora del pasado siguiendo las ideas del revisionismo rioplatense e interesada en temas bíblicos con influencia de Teilhard de Chardin.

La producción de Teresa Vila es tan variada como escasa: bocetos escenográficos, grabados, ilustraciones, dibujos, pinturas, tapices, happenings, performances, textos, antijoyas, elaborados en apenas veinte años concentrados en los años sesenta y principios del setenta. Años explosivos, volcánicos, plurales, violentos, desmitificadores, politizados, innovadores, anticipadores del siglo xxi. La sociedad de consumo y el endiosamiento de la juventud se apoderaron de la sociedad, divulgados por la televisión y la difusión de revistas, enciclopedias, libros baratos en los quioscos callejeros. Uruguay no permaneció impasible. El pensamiento cambió. Las tres M (Marx, Mao, Marcuse) y la revolución cubana conquistaron a las nuevas generaciones y enardeció la fuerte presencia de la izquierda política en el continente sudamericano.

Teresa Vila, inteligente y sensible, absorbió el aire de su tiempo. No estuvo sola. Haroldo González, Ernesto Cristiani, Ruisdael Suárez, Nelson Ramos, Manuel Espínola Gómez, Eugenio Darnet y José Gamarra, ya residente en París, para citar los de mayor volumen creador dentro de la militancia política; los dibujantes de diarios y revistas agrupados en El dibujazo y los artistas participantes en las ferias de Nancy Bacelo y María Luisa Torrens crearon una atmósfera de efervescencia protestataria, en la estética, en lo ideológico de fortalecedora energía en la insurgente actividad visual uruguaya.

Teresa Vila se inscribe en ese contexto renovador como una de sus principales protagonistas. Mujer combativa por naturaleza, de fuerte temperamento y sólidas ideas, con una capacidad de investigación excepcional entre sus colegas (estuvo dos años seguidos en bibliotecas y centros de documentación) con el afán de desentrañar los orígenes de la emancipación rioplatense a través del revisionismo histórico uruguayo y argentino (Artigas, Florencio Varela) y su relación con la sociedad actual en la búsqueda apasionada y apasionante de una expresión artística inédita y personal, comprometida con la golpeante realidad inmediata que expresara esas luchas liberadoras de una patria en formación y un país dividido por terrorismos de signos contrarios.

En este contexto es que se movilizó Teresa Vila. Trató de acortar la distancia entre arte y vida. Pasar del plano a la comunión entre personas. Del concepto a la realización. De la contemplación y la lectura a la performance, acto litúrgico (estudió teología y liturgia) con participación del público dentro de la galería, continuada en la calle, que prefirió llamar acciones con tema y no happenings. Una afanosa persecución de una imaginería nacional hasta ahora ausente en el escenario local.

Las acciones de Teresa Vila, de Ana Vila (Mastergraf, 2020), es un libro que ofrece elementos dispersos desde sus primeras experiencias teatrales —junto con Carlos Carvalho, su pareja— y en la danza, fuera de los recintos convencionales, del teatro a la italiana, con butacas y formalidades. Tuvo que abandonar esos espacios y experimentar en Club de Teatro en la casona de Ciudad Vieja que luego se extendió a Galería U, la Asociación Cristiana de Piriápolis, el Subte Municipal, la Asociación Cristiana de Jóvenes y el Colegio de los Vascos. La música —en general de Conrado Silva— y la poesía recitada por Ida Vitale y Enrique Fierro acompañaron los happenings o acciones con tema de acuerdo con estructuras temáticas (bíblicas o políticas) que a veces recorrían calles montevideanas. Un material valioso reunido en esta importante publicación.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.