Home Rememorando Tocó volver por Cristina Morán
0

Tocó volver por Cristina Morán

Tocó volver por Cristina Morán
0

Al maestro en la escuela y al docente en secundaria, al senador durante 30 años, al hombre íntegro, auténtico, de una integridad y una autenticidad difíciles de encontrar en este Siglo XXI lo conocí en mis tiempos de cubrir información desde el Palacio Legislativo para “Subrayado” el informativo de Canal 10. Lo vi y escuché en largas e inteligentes sesiones, defendiendo sus principios y convicciones lo mismo que en, en el ambulatorio, en entrevistas para los distintos medios. Lo perdí en los largos y oscuros años que nos tocó vivir; lo reencontré cuando el sol volvió a brillar durante las intensas asambleas de la Concertación de Mujeres desde aquella vez que le pedimos poder reunirnos en la sede del Movimiento de Rocha, pues habíamos decidido por consenso, que cada una de ellas (de las asambleas, claro) se realizara en la sede de los partidos políticos que renacían cuando las mujeres también salíamos de la oscuridad y reiniciábamos la interminable lucha por nuestra propia condición. A ese hombre de bien, inteligente, afable que pasó a ser uno de los tres senadores blancos que votaron en contra de la Ley de Caducidad, a ese hombre, a don Carlos Julio hoy estoy despidiendo en el convencimiento de que no seré testigo del nacimiento de otro que se le pueda equiparar. “Tata se fue en paz y rodeado de amor”, escribió su nieta. Y una está convencida que no podía ser de otra manera.

Desde que el borrador de la Ley de Urgente Consideración (LUC) vio la luz dio comienzo a algo parecido a abrirse la caja de Pandora. Errores y/o aciertos en la redacción o en la interpretación de alguno de los artículos que la componen dieron lugar a situaciones y diálogos que, si no se tratara de algo tan serio, en el mismo momento debieron convertirse en material de humor. De toda manera por ahí anduvo la cosa. Uno de los más sonados fue el que refiere a “hechos de apariencia delictiva” que fue entendido como “personas de apariencia delictiva” y algunos de los integrantes de la coalición que debieron tenerlo clarísimo cayeron en una profunda oscuridad al tratar de explicar.  Faltan muy pocos días para que se produzca el cambio. Esperemos el accionar del presidente electo y de la coalición multicolor y de todos aquellos que de una forma u otra tienen en sus manos el destino del país.

Algo que también es digno de tener en cuenta son las opiniones del senador electo de Cabildo Abierto en referencia al transporte capitalino comparando a los ómnibus con “camiones cargados de ganado” en las llamadas “horas pico”. En fin, todo es cuestión del color del cristal con que se mire.

Hasta la próxima. Que seas feliz.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.