Home Música “Tratar de concentrarse en lo que está sucediendo”
0

“Tratar de concentrarse en lo que está sucediendo”

“Tratar de concentrarse en lo que está sucediendo”
0
0

Este 16 de setiembre Lucía Severino & Tránsito presentan el espectáculo “Colectivo en Tránsito” en la Zavala Muniz del Teatro Solís. Mostrarán canciones de sus dos discos editados, temas nuevos y una propuesta escénica y visual renovada. La compositora contó a Voces cómo llega a este presente en su camino artístico y cómo prepara ésta celebración.

Lucía Severino (Montevideo, 1979) es música, compositora y actriz uruguaya. Comenzó su formación musical de niña estudiando piano. Estudió composición, armonía, guitarra,  piano, acordeón a piano y canto y técnica vocal con diversos docentes. Es actriz egresada de la Escuela de acción teatral “Alambique”. Ganó la beca de “Fundación Chamangá para Jóvenes Vocacionales” para realizar el curso de “Tecnología del sonido y composición” con Leonardo Croatto. Participó en varias oportunidades de la “Oficina de música” en Curitiba, Brasil; realizó cursos de percusión, acordeón, canto grupal y teatro musical folclórico de Brasil. Complementó su formación participando en diversos talleres en el área de las artes escénicas, música, letras y sonido. En 2008 comenzó a desarrollar el proyecto “Tránsito”, colectivo artístico con el cual presenta canciones propias. En él se desempeña como compositora, cantante, pianista y acordeonista. Compone la música y realiza la ambientación sonora en diversos proyectos en el área de las artes escénicas (danza, teatro, títeres) y en proyectos audiovisuales. Se presentó en dos oportunidades en el “Encuentro Internacional de Acordeones” en Río de Janeiro (Brasil). En este 2018 pusieron en las tiendas digitales el nuevo segundo material, “Presente continuo”, del que hicieron varias presentaciones en la costa, en Montevideo y el interior.

Para este 16 de setiembre se anuncian músicos invitados, invitados sorpresa, bailarines y actores con una novedosa puesta en escena de este colectivo de artistas que celebran 10 años de trayectoria, dónde la música se nutre de las artes visuales y las artes escénicas. En estos días estrenaron vídeo del segundo corte “El arma de la fuerza”.

¿Cómo vivieron el proceso de hacer este nuevo trabajo?

Este segundo tiene una impronta mayor de la banda, hay una presencia más clara de los músicos. El otro tenía más músicos invitados, se fue construyendo más en el estudio, tienen una cosa más experimental en ese sentido. Éste venía como más digerido, los temas más tocados, con los mismos músicos, entonces grabar fue un proceso de llevar al disco algo que ya estaba sucediendo. Más allá de todo lo que surge en el estudio que por más que te creas que es con las cosas claras siempre al grabarlo algunas cosas cambian, mejoran, se repiensan escuchándolas verdaderamente ahí.

El nombre, “Presente continuo”, ¿a qué pretende remitir?

El nombre apareció bastante pronto en el proceso, lo cual me dejó contenta, porque es complicado el tema de los nombres, no es un tema fácil. Me gustó porque apareció como un concepto que iban más allá de las canciones, eso me tenía contenta desde el inicio. El nombre marca el concepto del disco en general que tiene que ver un poco con estar ligado con las cuestiones que suceden en el tiempo, mientras suceden. Investigué bastante sobre la conjugación de los verbos, lo que vendría a ser el presente continuo de los verbos, y es un poco como estar corriendo, estar comiendo. Si bien siempre hay un pasado y un futuro en toda acción que uno hace, no es que se reniegue de eso, pero sí quitarle un poco esa visión nostálgica muy uruguaya de la cosa que siempre está mirando para atrás. Tratar de concentrarse en lo que está sucediendo, y en ese presente también hay cosas que están buenas, cosas que no, políticas, sociales, que no necesariamente te están pasando a vos, pero también modifican tu presente. Son cuestiones que están sucediendo a tu alrededor entonces ahí el arte viene como a ayudar a sacar para afuera todo eso que está ahí en la vuelta.

¿A la hora de componer qué cambió respecto a tu trabajo anterior?

La cuestión del título del disco fue bastante importante, me dio una pista de qué era lo que unía a las canciones. No me siento a componer las canciones para un disco, sino que en realidad yo tengo en mi cabeza muchísimas canciones, algunas tocadas, otras no, tocadas en grupo, etc. El proceso de composición es muy dispar, a veces es instantáneo, surge una letra, muchas veces tiene que ver con impactos, de cosas personales o de cosas de afuera, que te movilizan y y que vas a las palabras como una forma de procesarlas.

Para el recital anuncian una puesta en escena, vinculado a lo visual. ¿Hay un plus aparte de la música?

La primera vez que las músicas vieron la luz fue en un ciclo que nos invitó Ruben Olivera que se llamaba “Escucha temas”, en Espacio Guambia. Era una cuestión bastante experimental a nivel musical, una mezcla de lo que yo hacía en la compu con un bajista y un guitarrista. Después vino el segundo toque que tuvimos que fue en “Museos en la Noche”. Cuando surgió la convocatoria yo mandé material y era con propuesta visual. El primero que trabajó en eso fue Omar Izaguirre. Fue el nacimiento del proyecto y ya surgió con esas imágenes, y a partir de ahí siempre trabajamos lo visual. Y luego para la Zavala que hicimos en 2016 surgió la idea de integrar la danza, porque yo también trabajo en música para danza, para teatro, tengo mi experiencia como actriz, y es una forma de integrar lo que soy, lo que somos como grupo. Y jugar con eso de la música en vivo, sacarla un poco de ese lugar más bien estático que tiene. Además somos un grupo de artistas que trabajamos en distintos proyectos y colaboramos unos con los otros en distintos proyectos, y eso lo hace posible y real. Nos resulta muy gratificante.