Home Rememorando Una de cal y una de arena por Cristina Morán
0

Una de cal y una de arena por Cristina Morán

Una de cal y una de arena por Cristina Morán
0
0

Una realidad imposible ignorar son las veredas de la ciudad y la gente que duerme en ellas.

Si bien nunca habíamos ni intentado calcular cuantos son,  hace un par de semanas accedimos a la información que nos dice que la linda y amada ciudad de Montevideo cobija en sus distintas zonas mil seiscientas (1.600) personas de las cuales el 94% (noventa y cuatro por ciento) son varones que tomaron las veredas como lugar para dormir, y por  qué no, para sobrevivir.

Las causas que llevan a hombres jóvenes y aparentemente sanos a esa situación pertenecen a ellos, pero los psicólogos y sociólogos son los encargados de desentrañarlas, al igual que a las que conciernen a los  que llamamos “los más viejos” y desde luego al 6% que suponemos mujeres solas o no.

Lo cierto es que están ahí, en las veredas montevideanas a las que han convertido en su habitat  con sus abrigos, su comida y también con sus servicios higiénicos de donde emanan olores irrespirables.

Según he podido saber no hay ley que pueda aplicarse para que esos compatriotas abandonen su condición de durmientes callejeros. Psicólogos, el Mides, sociólogos, el Ministerio de Salud, y parlamentarios unidos a ciudadanos de buena voluntad con capacidad de abordar a esas personas y sus conflictos, deberán buscar y encontrar una solución a esto que vino para quedarse y que vemos aumentar casi diariamente. Es  urgente. Ya no puede haber dilatorias. Pedimos que trabajen “de sol a sol”, que las propuestas, las ideas, la posibilidades no queden durmiendo en un cajón “de aquí la eternidad”. Los montevideanos, agradecidos.

Una cal y una de arena. La primera, fue. Pasemos a la de arena.

Nadie ignora el emprendimiento llevado a cabo por la Intendencia de Montevideo y el Ministerio del Interior referido a los palomares y su destrucción.

El encargado de dar presencia y palabra sobre el tema, es el sociólogo

Gustavo Leal a quien vimos y escuchamos en un programa de televisión y más tarde en un informativo ya en el mismo lugar donde se lleva a cabo la tarea.

Nos sorprendió gratamente, la claridad con que este señor habla del tema, de los habitantes realojados, de la apertura de una calle (Gustavo Volpe) que llevaba 43 años cerrada (clausurada al tránsito peatonal y vehicular), de las necesidades de la gente, de la limpieza del lugar y la luz recientemente inaugurada.

Y encontramos muy positivo que el Ministerio del Interior cuente con un vocero para temas como este y para otros que no sean estrictamente aquellos vinculados al crimen organizado, a las drogas, a la violencia de género, a los asesinatos.

Hasta la próxima.Que seas feliz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.