Home Rememorando Una tarde en la escuela Clemente Estable  

Una tarde en la escuela Clemente Estable  

Una tarde en la escuela Clemente Estable   
0
0

Todo empezó a través de una red social. Dado que no participo de ninguna de ellas pudo haberse complicado la búsqueda. Pero no fue así pues los “amigos” de las redes crean vínculos que los acercan de forma virtual y la respuesta a la búsqueda (también virtual) llegó rápidamente.

Se trataba de algo tentador: visitar la escuela pero con un motivo especial. A partir de una propuesta  de la dirección y docentes de la  escuela, los niños de sexto año trabajaron  para celebrar el día internacional de la mujer.

Debían elegir, entre mujeres de distintas nacionalidades y disciplinas, solo a una, sobre la cual trabajar.

Luego de idas y venidas, de preguntas y consultas (pienso yo, porque no lo pregunté) se pusieron de acuerdo y esta mujer, que semana a semana trata de expresarse sobre distintos temas, decir su pensamiento libre de todo compromiso político y religioso, tuvo el honor de ser la elegida por los chiquilines de sexto año de la Escuela 262 Clemente Estable del Barrio Bella Italia.

Buscaron información, (y habrán preguntado a sus padres y abuelos) reuniendo así lo que necesitaban para armar las distintas carteleras (fotos, recortes de entrevistas) hechas con ingenio y en forma colectiva.

Y una tarde de otoño con sol y calor, marchamos con mi hija (también invitada) a la calle Abipones 6172 esquina Florencia. Conocimos entonces una hermosa y poblada escuela pública. Directora y maestras nos dieron la bienvenida y en un salón de clase nos reunimos con los alumnos que oficiaron de periodistas y nos hicieron abordar temas que nos sorprendieron gratamente.

Luego pasamos al enorme patio donde había sido preparada, lo que me gusta llamar, “una fiesta de túnicas blancas y moñas azules”. Todas las clases  de primero a sexto y los pequeños, los preescolares de cuatro a cinco años estaban reunidos disfrutando de esa tarde en la cual cantaron y actuaron en una obra breve de Lope de Rueda.

Esta escuela 262 cuenta con dos turnos: de 8 a 12 y de 13 a 17 con la asistencia de 373 alumnos en el turno matutino y 390 en el vespertino lo cual hace un total de 763 de los que 400 hacen uso del salón comedor al cual asisten algunos niños de escuelas cercanas que no tienen comedor.

Es poco frecuente concurrir a una escuela cuando ya no hay hijos ni nietos en edad escolar entonces, cuando se te da la posibilidad de hacerlo (como en mi caso) no se puede perder la oportunidad de volver a la escuela pública, en una de las cuales te formaste y dejar que tu imaginación vuele y seas niña otra vez con la túnica almidonada y la moña azul que el amor de la madre la transformaba casi en una obra de arte.

Cuando se escuchan y se leen noticias que podrían dejar a las escuelas públicas últimas,( si las ponemos del 1 al 10), encontrar tan buena disposición y tantas ganas de hacer las cosas bien te reconforta y te reconcilia contigo misma.  Fue un placer compartir una tarde con docentes y niños en la Escuela 262, Clemente Estable  del barrio Bella Italia. Gracias, escuela, gracias por lo que me diste y gracias por luchar y permanecer, a pesar de todo.

Hasta la próxima.

Que seas feliz.                                         La originalidad de los niños es el                                                                                         

                                                                 mayor patrimonio de una nación

                                                                 que los maestros tienen bajo su

                                                                 custodia.

                                                                                       Clemente Estable

                                                                                             1874-1976

 

 

 

 

 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.