Home Cine Valioso ciclo sobre Martín Scorsese
0

Valioso ciclo sobre Martín Scorsese

Valioso ciclo sobre Martín Scorsese
0
0

El próximo lunes comienza en el Auditorio Nelly Goitiño del Sodre (18 de Julio 930) un repaso de la obra de Martin Scorsese. La programación irá los lunes de setiembre, octubre y noviembre. Las localidades valen $ 100, con cupo para Socio Espectacular. Se exhibirán 14 títulos, con picos de maestría, alguna polémica y hasta un fracaso. Reseñamos brevemente los films que componen el ciclo.

Calles peligrosas (04.09, 18 hs.): Fue una primera culminación, donde Scorsese mostró el caldo de cultivo de las familias delictivas. El cuadro de la Little Italy no es hermoso, porque el cineasta recurre a un estilo despojado, sin melodrama ni mensajes profundos, aunque mostrando la marginalidad de esos seres condenados a vivir y morir en el odio. Los estallidos de violencia son crudos pero no gratuitos: son picos de una inexorable existencia, rodados con estilo documental. Notables Harvey Keitel y Robert De Niro.

Alicia ya no vive aquí (04.09, 20 hs.): Historia de una viuda joven (Ellen Burstyn, excelente) con hijo de once años a cuestas, que intenta rehacer su vida y se ve obligada a trabajar como camarera. Con un material que en otras manos hubiera dado para varios  melodramas, Scorsese enriquece su film con una convicción en el diseño de personajes y con sagaces apuntes costumbristas que hacen olvidar el convencionalismo del tema.

Taxi Driver (11.09, 18 hs. y 20 hs.): Obra maestra del católico Scorsese y su libretista, el protestante Paul Schrader. El film es mucho más que un muestrario de proxenetas, beodos, drogadictos, prostitutas, asesinos y ladrones. Es la historia de una alienación que nos pone en contacto con la violencia más desatada, mediante el relato subjetivo de la perturbación mental del ex marine Robert De Niro, convertido en taxista nocturno y en mesiánico redentor de una menor de edad (Jodie Foster). Mediante la violencia más desatada, el film acaricia la metafísica, ya que termina describiendo un descenso al infierno de la mente humana, como causa y consecuencia de la vida diaria en el infierno de cemento ciudadano. Una verdadera “Divina Comedia” estadounidense.

New York, New York (18.09, 18 hs.): Junto al Scorsese rabiosamente personal de los títulos anteriores convivió otro más convencional, revelado en este extenso musical con lujos de ambientación, notable banda sonora y una pareja magnética (Liza Minnelli, De Niro), pero poseedor de una narrativa errática y sin encanto. Un enorme paso en falso.

Toro salvaje (25.09, 18 hs. y 20.15 hs.): Scorsese se reencuentra con su mundo y con Paul Schrader, mediante la biografía del boxeador Jake La Motta. Ambos se ocupan del personaje en su actitud vital, de la cual el boxeo es sólo una parte, porque La Motta es retratado como un hombre instintivo, elemental, prejuicioso, celoso, violento e inseguro, datos que surgen de su relación con su hermano y sus mujeres, y en la determinación de no caer nunca en la lona. La asombrosa composición de Robert De Niro es el otro gran puntal de esta nueva obra mayor.

La última tentación de Cristo (02.10, 18 hs.): Escandalosa versión de la Pasión basada en una notable novela de Nikos Kazantzakis. Scorsese y Paul Schrader volcaron sobre el Mesías (un intenso Willem Dafoe) sus conflictuadas religiosidades, y el film generó polémicas: el Vaticano quiso comprar los negativos para quemarlos, y en Montevideo el cine Metro fue apedreado por fanáticos del Opus Dei. Judas (Harvey Keitel), Magdalena (Barbara Hershey) y Pilatos (David Bowie) generan varias secuencias inteligentemente planteadas, en una película tentadora y a contrapelo del canon establecido.

Buenos muchachos (09.10, 18 hs.): De nuevo la Little Italy, la mafia y la descripción de la violencia generada por una banda de gangsters, según las memorias de un narrador en off. Un estilo fragmentario, libre e imprevisible para estudiar la mafia desde adentro, sin policías ni demasiada acción, en medio de una narración que utiliza con sabiduría el grotesco. A diferencia de la saga de los Corleone, aquí no es la mafia la que cambia, sino la sociedad que la hace caer como cuadro colectivo, mediante la satisfacción de la voracidad personal de sus individualidades.

La edad de la inocencia (23.10, 18 hs. y 20.15 hs.): Adaptación de una novela de Edith Wharton sobre intrigas amorosas entre jóvenes aristocráticos en la Nueva York de 1870. El film exhibe una portentosa reconstrucción de época, digna del mejor Visconti. Sin embargo se queda corto como adaptación literaria y termina siendo tan respetuoso como superficial. Notables labores de Daniel Day-Lewis, Michelle Pfeiffer y Winona Ryder.

Pandillas de Nueva York (30.10, 18 hs.): Un proyecto largamente acariciado, con un presupuesto épico y el apoyo de Leonardo DiCaprio para sumergirse en las rivalidades y luchas de varias etnias populares neoyorkinas en 1860. Un elenco sólido que preside el antológico Daniel Day-Lewis, una memorable ambientación, y una narración visceral, salvaje, excéntrica y feroz, que no se detiene nunca durante sus 170 frenéticos minutos.

El aviador (06.11, 18 hs.): Audaz biografía de Howard Hughes, el multimillonario que conquistó a Hollywood y al mundo de la aviación. El film importa en el plano técnico, porque remeda las fuertes tonalidades del naciente Technicolor de los años 40, época en que se ambienta la historia. Al lujo fotográfico se suman la ambientación, el vestuario, los decorados y el montaje, junto a una esmerada composición de Leonardo DiCaprio.

Los infiltrados (13.11, 18 hs.): El policial que finalmente dio a Scorsese un Oscar más que merecido. Una nueva inmersión en el submundo de la mafia barrial, con policías al servicio de los gangsters y viceversa. Film de vasto aliento, ritmo trepidante y montaje alterno, donde no sobra un solo fotograma y los celulares se tornan imprescindibles. Notables labores de Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson y Martin Sheen.

La invención de Hugo Cabret (20.11, 18 hs.): Joven huérfano vive escondido en la estación ferroviaria de Montparnasse en 1931 y tiene un autómata que su padre le dejó al morir. Para hacerlo funcionar necesita una llave que posee la nieta de un misterioso personaje. Certero homenaje al pionero Georges Méliès (Ben Kingsley, estupendo), el film es una carta de amor al cine y un nuevo llamado de alerta sobre la preservación del legado fílmico. Inteligente fábula hecha por y para quienes sienten que el cine es reflejo de su intimidad, un arte que conecta con nuestras propias vivencias y emociones.

La isla siniestra (20.11, 20.15 hs.): Dos agentes (Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo) investigan la desaparición de una peligrosa paciente en un terrorífico psiquiátrico situado en una isla cercana a Boston. El placer por contar con claridad una historia compleja, la elaboración de sólidos personajes secundarios y la subversión de las reglas de la lógica mediante el uso de otra lógica (la de los dementes) son las principales virtudes de un film que termina siendo todo un modelo de narración cinematográfica.

El lobo de Wall Street (27.11, 18 hs.): El producto más bizarro y provocativo del Hollywood actual. El film da rienda suelta a una locura desatada, transitando de lo maravilloso a lo innecesario. El resultado es torrencial y desparejo, pero altamente creativo. Una de esas imperfectas joyas que surgen cada tanto, un “tómalo o déjalo” para el público, y otra sensacional labor de Leonardo DiCaprio.

A estas alturas la valoración de Martin Scorsese no debería generar dudas: sigue siendo un hombre inquieto y personal, poseedor de un dominio expresivo considerable, con vocación por el efecto pero también por el ahondamiento en líneas temáticas que no se detienen en formulismos. Hoy por hoy es el mejor cineasta que posee Hollywood.

Amilcar Nochetti

Tiene 58 años. Ha sido colaborador del suplemento Cultural de El País y que desde 1977 ha estado vinculado de muy diversas formas a Cinemateca Uruguaya. Tiene publicado el libro “Un viaje en celuloide: los andenes de mi memoria” (Ediciones de la Plaza) y en breve va a publicar su segundo libro, “Seis rostros para matar: una historia de James Bond”.