Home Rememorando Viviendo la previa de la pre por Cristina Morán
0

Viviendo la previa de la pre por Cristina Morán

Viviendo la previa de la pre por Cristina Morán
0

                     

 Confieso que tenía muchas ganas de titular la columna de hoy igual a la de la semana pasada, aquella de Algo huele mal en Dinamarca y agregarle algo así como Capítulo II, porque sigue oliendo mal, pero  a último momento de este  aburridísimo y nada primaveral domingo, puse reversa en el título pero no en el contenido.

A la “previa” de la “pre” corresponde la salida del Partido Colorado del joven diputado y escritor

Fernando Amado que se marchó del coloradismo liderado ahora por Sanguinetti (que pertenece al igual que Astori al grupo de la “gerontocracia”) así definida por Mujica (ay, Mercedes, no te enojes porque lo nombro, pero es casi inevitable hacerlo porque el siempre está, ¿viste? Tú seguí tranquila con tus rezos) y no se puede negar que eso de la “gerontocracia” tiene lo suyo…tiene ese toquecito de humor que tanta falta nos está haciendo.

Bien, sigamos con lo nuestro que al parecer el horno no está para bollos en eso del humor, y tratemos de adivinar cual es el partido (ya aseguró que el Frente no figura en sus planes) por el cual Amado  permutará al colorado o si volcará su energía en formar un grupo nuevo con la gente que lo acompañó con los orejanos y muuuuchos más, ¿verdad Fernando? porque de lo contrario ¡hummmm!  aunque sin duda en el Independiente y en el de la Gente te esperan con los brazos abiertos. Y si me permitís te digo lo que una vez en un camarín le dije a un actor que deseaba ir a probar suerte en Buenos Aires:

Apurate. Y sí mi estimado Amado, hay que apurarse porque este tren pasa solo una vez cada cinco años. No es aconsejable perderlo.

Espero quede claro que la previa que estamos viviendo (y a la cual me estoy refiriendo) pertenece a la PRE campaña electoral que está esperando ansiosa en las gateras el grito (bueno, tal vez no tanto) de “largaron” para echar sus “pingos” a la pista y luchar, sin permitirse pausas, por cruzar el disco en el primer e indiscutible lugar, porque cuando “el soberano habla, habla” y no deja lugar a dudas o sospechas. Y esto ocurre porque gozamos de una democracia sólida, una democracia que tenemos que seguir amparando, protegiendo de cualquier sombra de atropello que pretenda quitárnosla. Y que ese extraño, sospechoso 30% de apoyo a ella, a la democracia, no sea una triste y dramática realidad pues este sistema del cual disfrutamos y del que tanto esperamos debe tener ahora y siempre el 100% de apoyo. Y que así como ese 30% apareció en esta previa desaparezca en la misma. Que no dé ni un paso más.

Es, en primer lugar, el sistema político que tiene la obligación de estar codo a codo, hombro a hombro, espalda contra espalda con ella, con la democracia, y apoyados tan firmemente que no quede un mínimo resquicio por donde pueda penetrar la oscuridad.

Así que, por favor, terminen con las sospechas y acusaciones, admitan sin vacilaciones los errores que puedan cometer, respétense para que nosotros, el pueblo, los ciudadanos de a pie, el soberano, los respetemos y vayamos tranquilos y confiados el último domingo de noviembre a depositar nuestro voto. Permitan que creamos en ustedes.

Es todo. No por los caracteres de más o de menos permitidos para esta columna, sino porque pensar y escribir estas cosas me duele y entristece demasiado. 

Hasta la próxima.

Que seas feliz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.