Home Rememorando        Bazofia/Heladerita de hotel por Cristina Morán
0

       Bazofia/Heladerita de hotel por Cristina Morán

       Bazofia/Heladerita de hotel por Cristina Morán
0

Lo decidí en el mismo momento de saberlo: esto amerita una columna. Espalda con espalda junto a las “Mujeres que corren con los lobos” (igual que con las abejas, sí.  Exactamente igual). No puedo obviarlo ni como persona ni como mujer. Es demasiado fuerte, demasiado agresivo referirse a alguien de la forma en que Esteban Valenti lo hizo con la señora Graciela Villar. Ustedes saben quién es G. Villar por tanto no voy a detenerme en esto. Según el drae, BAZOFIA es igual a: “Mecla de heces. Sobras o deshechos de comida”.” Cosa soez, sucia y despreciable”. También el señor Valenti expresó que Daniel Martínez la eligió por “mediocre”, o sea que para él la señora Villar (y siempre citando al drae) es “calidad media, de poco mérito tirando a malo”.  Usted dice que NO se retracta de lo que se tuvo conocimiento a través de un audio que alguien recibió y decidió hacerlo público, tal vez un buen amigo. Usted se lo pierde.  Lo de “heladerita de hotel” me suena a aquello de “naciste pa´medio y no vas a llegar a real” que en este caso sería algo así como “ni pa¨heladera normal naciste. Me estoy dando cuenta que las “heladeras” se han puesto de moda, porque también Darío Pérez llamó “heladera” a la Ingeniera Carolina Cose. Cuidado con los calificativos. Ni bazofia, ni heladerita, ni heladera. Son señoras, igual que sus familiares mujeres, ni más ni menos.

 Bien, esto podría ser todo, pero no lo es porque usted agregó que la señora Villar “le hizo la vida imposible al Ministro Astori”. Y aquí es donde aparece su lado humorístico (si es que no se interpreta como un “guiño” político al líder de Asamblea Uruguay) del cual usted está “divorciado” desde hace un tiempo y si no es así solo como una humorada (al menos para esta mujer) puede interpretarse eso de “le hizo la vida imposible” a Astori, nada menos que al Ministro que ha llevado la vida económica del país durante todos estos años; al que veíamos entrar al Parlamento con la calma que lo caracteriza munido de su “power point” y acompañado por su “cavallería rusticana” (como siempre cubriéndole las espaldas), dispuesto a rebatir cada cuestionamiento que se le planteara cada vez que era llamado a sala para una interpelación; al economista que no creo le haya temblado la mano nunca y tampoco cuando estampó su firma en la aplicación del IASS a los jubilados, ese impuesto cuestionado  para el cual no parece haber voluntad política  para,  al menos, intentar derogarlo.  En fin, ex navegante, fíjese todo lo que ha despertado, lo que ha removido en esta mujer con muchos años vividos, sin contar los que le reste por vivir. Y no olvide: ¡se terminó la privacidad! Hasta la próxima. Que seas feliz.

                                                                       “Mujeres que corren con los lobos”

                                                                          de Clarissa Pinkola Estés

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.