Home Sociedad Evolución de las Relaciones Laborales en Uruguay desde 2005 por Karina Catau
0

Evolución de las Relaciones Laborales en Uruguay desde 2005 por Karina Catau

Evolución de las Relaciones Laborales en Uruguay desde 2005 por Karina Catau
0

 “No hay mayor dictadura que la de la miseria, ella lleva en sí, el origen de todos los renunciamientos y el germen de todas las sumisiones”                                      Dr. Emilio Frugoni

Precarización, Flexibilización, Desregulación, son términos que hoy califican a una etapa gris, dentro de la historia de las Relaciones Laborales en Uruguay.

Largo e intrincado ha sido el camino que ha llevado al hoy, en materia de Derechos, pero es, desde el año 2005, donde se comenzaron a introducir cambios sustanciales en lo que refiere al orden jurídico, pasando del discurso decorado a obrar en consecuencia al mismo y fundamentalmente, a la acción alineado al pensamiento.

La constitucionalización del Derecho del Trabajo, la incorporación de los derechos sociales como derechos fundamentales, y el reconocimiento del valor normativo de la parte dogmática de la Constitución, han apuntado a concebir al sistema jurídico como unidad funcional y estructural bajo los principios y normas fundamentales, que dan lugar a un proceso de personalización de las relaciones laborales.

Esta nueva consideración teórica, implica armonizar dos intereses en conflicto: los derechos fundamentales de la persona del trabajador, por un lado, y la libertad de la empresa y el ejercicio del poder de dirección del empleador, por otro. El régimen de derechos, libertades y principios constitucionales implica una limitación al poder del empresario, con la imposición de deberes negativos y positivos en forma de garantizar la primacía de los derechos fundamentales del trabajador.

En este sentido, se crearon normas heterónomas (desde el Estado) como autónomas (desde los propios actores interesados en busca de protección), atacando flagelos que violaban y manipulaban los derechos de los trabajadores, pasando a comprender y entender al Derecho del Trabajo como un Derecho Fundamental, posibilitador de otros derechos.

Uruguay, miembro de la Organización Internacional de Trabajo desde su creación en 1919, y habiendo ratificado un total de 110 convenios a octubre de 2019, de los cuales, 98 sobre 178, son Convenios Técnicos; de los que 81 están en vigor, 23 han sido observados, y 4 instrumentos abrogados, pasó a incluir en su orden jurídico importantes avances, que bajaron a tierra lo consagrado internacionalmente, caracterizando a Uruguay, como un país pionero en el orden jurídico laboral.  En este marco que se ha asumido en lo que refiere al Derecho Internacional, y desde una visión más protectora, el Estado, tomó un rol proactivo en materia de la protección de los trabajadores.

Cabe destacar la atención a trabajadores rurales con la Ley de 8 horas, la Ley de Promoción del Trabajo para personas con discapacidad, Ley de promoción de empleo, Ley N° 18065 sobre Regulación del Trabajo Doméstico, por citar algunos casos.

Los Consejos de Salarios, implican también un antes y un después como método de fijación de salarios, y en lo que refiere a las posibilidades de Negociación que tenían los trabajadores frente a los empleadores. Se trabajó en pos de que se pudieran dar instancias de discusión y negociación, desde una perspectiva “ganar – ganar”, pautando un espacio donde la discusión concluye en acuerdos que benefician a todos.

A lo que se ha apuntado, con estos avances, fundamentalmente, es a generar espacios que antes no existían.

Se ha trabajado a nivel de asuntos referentes al trabajo de las mujeres, discriminación de género, trabajo infantil, trabajo de migrantes y refugiados, y frente a la población Afrodescendiente, mediante la implementación de la Ley de Acciones Afirmativas N.º 19,122. Esta preocupación, transformada en acción, fue revirtiendo paulatina, pero constantemente, los niveles de desocupación. La regularización del trabajo, el fomentando la preservación del empleo desde políticas de reconversión, la formación profesional y desarrollo de perfiles, dan pauta de un país preocupado y ocupado por la realidad de los trabajadores del hoy, y del futuro. El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) ha alcanzado a todos los trabajadores, que, habiendo perdido su empleo, accedieron a cursos de reconversión, posibilitando la reinserción en el mediano plazo al mercado laboral.

Evolución Tasa de desempleo en Uruguay período 2006 – 2018 Fuente – INE

La tasa de desempleo ha mostrado mantenerse en niveles bajos para la historia de nuestro país en el período de estudio, registrando un comportamiento descendente hasta el año 2011, para continuar con un leve crecimiento en los últimos años.  En el promedio del año 2018, la tasa de desempleo se situó en 8,7%, por encima del año anterior.

Por otro lado, la tasa de empleo se ha incrementado desde 53,6% de la población económicamente activa en enero del año 2006 hasta 58,9% en diciembre del año 2018. En el promedio del año 2018, la tasa de empleo se ubicó en 57,4%, inferior al 57,9% del 2017. Fuente- INE

Por otro lado, desde 2005, los salarios crecieron 55,5% por encima del aumento de precios, argumentado en una perspectiva de crecimiento económico con justicia social y trabajo decente. (Fuente MTSS).

Las políticas desarrolladas en materia de Condiciones y Medio Ambiente de trabajo, referenciadas en las más de 50 normas de salud laboral dictadas, llevaron a la disminución de los accidentes laborales, tanto en el medio urbano como en el rural.

Siendo absolutamente crítica con esta humilde aproximación a la evolución de las Relaciones Laborales en Uruguay desde 2005 y sus alcances, entiendo y asumo, que son muchos los temas que no he detallado por consideraciones netamente de sintetización, que también significan avances importantísimos en esta materia, y que han permitido la realidad de este tiempo.

Entiendo, desde mi formación profesional, pero fundamentalmente, desde mi visión humanista y social, continuar por este camino, de profundización y consolidación de derechos, que quedan explicitados en la realidad que hoy vive nuestro país y que es fruto del trabajo y compromiso de personas enfocadas en la misma causa, una sociedad cada vez más justa, con igualdad de oportunidades. “¡Hechos, no palabras!”

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.