Home Sociedad Jóvenes emprendedores por Cristina de Armas
0

Jóvenes emprendedores por Cristina de Armas

Jóvenes emprendedores por Cristina de Armas
0

Mathias Garreta. 23 años. Infinito coffee&print

Un lunes lluvioso en el Centro de Montevideo. El semáforo de Cuareim y Mercedes no funciona y las bocinas de quienes van y vienen por una u otra calle se hacen escuchar. Poca gente que camina rápido sin dejarse ver bajo los paraguas. No hay señas de la juventud que merodea otros días en los alrededores de la Universidad. Yo también me apuro para llegar a mi cita en el Café Infinito. Apenas abrir la puerta me recibe la sonrisa de Mathias Garreta, el barista, gerente y dueño.

Con esta lluvia no viene nadie, vamos a estar tranquilos – me dice

Como si quisiera llevarle la contraria entra de golpe un chica joven que busca dejar su paraguas y le pide un jugo y un tostado. Mientras Mathias los prepara yo le doy charla.

.- ¿Ya conocías este lugar? – pregunto. Mordiendo el tostado me responde que ha estado antes y decidió volver.

Nos ve preparando la grabación, me ve tomando notas  y apura el paso para irse; no llega a la puerta cuando un hombre canoso de unos 50 años se le adelanta para entrar. Saluda y pide un capuchino y un alfajor para llevar. Ya temo que será difícil encontrar un momento para hablar pero en cuanto sale el hombre, té mediante nos sentamos para esta charla.

¿Mathias, por qué barista?

Todo empezó hace dos años comenzando por bartender, que es un barista pero con alcohol. Hice cursos de bartender, introducción a la cocktelería,  trabajé  en fiestas, de electrónica, cumbia, siempre en barras, relacionista público un tiempo, pero luego surgió la idea de ir por el café, un proyecto familiar del que yo era la cara. Me gustó la idea, el café crece en Uruguay, cada vez la gente está  másinformada, la juventud toma más café. Me siento mejor trabajando durante el día, trabajo  más, antes trabajaba viernes y sábado, ahora trabajo de lunes a viernes.  Así empezó.

¿De todas las posibilidades que tenías en la educación, cuando terminaste el secundario, que pensaste, hacia donde querías ir?

Soy uno de los tantos jóvenes que estaba indeciso hacia dónde ir, en quinto cuando te dan a elegir orientación o cuando terminas el liceo, una carrera universitaria. Incluso tomé algunas clases en el ISEF y otras en la Facultad de Comunicación. Mis padres siempre fueron trabajadores, y no por el estudio, y yo pensé  siempre en trabajar y me gusta trabajar y más ahora que trabajo en lo que más me gusta, barista

¿Pero pensaste en trabajar siempre en lo tuyo, para ti?

Exacto, siempre, con respaldo familiar por suerte. Me anime de joven, con 21 años aposte a este proyecto, me lo propuse, aposte y salió

¿Y cuando te lo propusiste, por qué este lugar?

Mi padre trabajó acá 22 años, en un centro de impresión que ahora está en el fondo, se dio que teníamos el local, que conocemos el público de la zona, que el lugar es lindo y no hay cafeterías como Infinito en la zona. Quise poner una cafetería muy particular que se diferenciara  de las cafeterías típicas que hay en Montevideo,en general, no solo en el Centro.

¿A qué te referís con particular?

Y mira, por el punto en que estamos, frente a una Universidad, si bien es una cafetería para todo público está más orientada al público estudiantil , cafetería joven que se diferencia en varios aspectos, abrimos 8 am, en otras cafeterías no hay música o hay jazz, acá entrás y hay reggaeton o cumbia, buena energía , para que empiecen la mañana primero con un café, porque lo primero es el producto, pero con mucha energía y buena onda.

 Tú optaste por no abandonar los estudios, y aunque estudiaste ebanistería, te enfocaste en lo práctico y lo que querías emprender, tu propio negocio, ser tu propio jefe. Una vez que hiciste la opción, ¿fue fácil, difícil? ¿Cómo lo asumiste?

Tuve apoyo de mis padres, pero yo creo que lo hubiera logrado solo, quizás más lento, a mis tiempos, no con la calidad que tengo hoy en día, empezando un poco más de abajo, pero sí, toda la fe del mundo. Ser joven no significa que no puedas hacerlo, todo lo contrario, sos joven y si te equivocás, seguí  porque sos joven y seguí, y  seguí. Intentá y buscá, y en algún momento vas a llegar.

¿Entonces creés que hay posibilidades en Uruguay para el emprendimiento joven?

Si, cuesta un poquito, hay atrás de cualquier negocio  permisos, deudas, incluso la mercadería  no es barata pero es todo esfuerzo, sacrificio y actitud, sobre todo actitud.

Nos sorprende un joven  que debe atender y que se alegra por la llegada de la cafetería junto a la impresora.

Mathías, ahora que estás instalado, te dicen que fue buena idea, ya tenés una clientela regular y sin límites de edad, ¿que ves en el futuro?

Sí, hay buenos comentarios, vuelven, comentan que la pegamos. En un mismo local tenemos dos negocios diferentes pero se complementan, café e impresiones. Hay gente que viene por una cosa y hace la otra. La idea es seguir, tengo  en mente eso, abrir Infinito 2 en Pocitos, o Punta  Carretas, y un tercero en Punta del Este, en dos años máximo las tres cafeterías tienen que estar funcionando.

Para terminar, ¿qué le dice un joven de 23 años y con un ambicioso emprendimiento a otros jóvenes?

El mensaje es que sí, se puede, que encuentren lo que les gusta, no importa en qué momento de su vida lo encuentren. La mía fue barista, hace tres años no sabía que iba a ser de mi futuro y ahora tengo un camino definido. Nunca se rindan y trabajen por lo que quieren.

Ha parado de llover.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.