Home Sociedad El milagro de la vida de Romina se llama papá
0

El milagro de la vida de Romina se llama papá

El milagro de la vida de Romina se llama papá
0

A los pocos días de nacer, los médicos descubrieron una falla en los riñones de Romina. Desde entonces, vivió sus 7 añitos conectada a un equipo de diálisis, sin el que no hubiera podido sobrevivir.  Ahora, gracias a un acuerdo celebrado entre el Instituto de Nefrología y Urología del Uruguay (INU) y la Asociación Española, la pequeña Romina (7) pudo ser trasplantada con el riñón de Gustavo, su papá, quien resultó ser compatible e hizo posible el milagro.

“Todavía no lo podemos creer”, confesó Ethel, la mamá, muy emocionada. “La recuperación de Romina ha sido excelente y cuando lleguemos a la casa no sé qué vamos a hacer ¡Tantos años hemos esperado esto… me parece mentira!”, confesó su mamá mientras Romina nos regala una sonrisa.

Debido a la complejidad del caso, Romina permaneció hospitalizada y bajo estrictos controles médicos en el CTI pediátrico de la Asociación Española y se convirtió, gracias al maravilloso gesto de Gustavo (46), en una súper-heroína. Su papá recibió el alta médica unos días después del trasplante y Romina permaneció bajo observación un tiempo más, acompañada de su madre.

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Gustavo y Ethel son papás, también, de Luciano (19), Leandro (14) y Pamela (7), esta última hermana gemela de Romina. Viven en campaña, a unos 30 kilómetros de la ciudad de San José. “Todo el embarazo de las gurisas fue normal. Nunca se supo nada, hasta que a los 5 días de nacer comenzó el suplicio para Romina. La operaron, le pusieron un catéter peritoneal y, a los 8 días, comenzó con la diálisis”, contó su mamá.

Toda la familia Melián edificó el mundo alrededor de las necesidades médicas de Romina. “Estuvimos meses alejadas de casa, internadas en el sanatorio. La vida de toda la familia era una locura. Nuestra doctora nos dijo, entonces, que lo más importante era que ella esté con su familia y eso fue providencial, porque pudimos volver a casa”.

En ese momento Romina tenía 3 meses y medio. “Yo viajaba en ómnibus 30 kilómetros desde mi casa hasta el centro médico en San José, con ella y Pamela (su hermana), todos los días, para hacerle la diálisis. Pasábamos el día allá y después nos volvíamos. Mientras tanto, la abuela (mamá de Gustavo) se quedaba de noche para ayudarnos.

La espera llevó años hasta que, finalmente, llegó el momento en que el trasplante se convirtió en un sueño posible para Romina, y la emoción los invadió a todos. Leandro, su hermano, juega en la selección de futbol masculino de San José y le prometió que en el partido del fin de semana le iba a dedicar un gol.

Mientras Romina se recuperaba de la cirugía en Montevideo, todo el plantel  hizo un cartel que decía “¡Fuerza Romi!” y Leandro, convirtió el único gol que anotó el equipo, ganando el partido.

La noticia se hizo viral y en las redes los mensajes de aliento se multiplicaron. Los compañeros de trabajo de Gustavo, los compañeritos de la escuela de Romina, sus maestras, los vecinos. La fuerza y el corazón de cientos de personas se unieron para darle aliento a Romina y a toda su familia.

Cuando por fin los doctores le dieron el alta médica, alguien le preguntó a Romina: ¿”Qué es lo primero que te gustaría hacer cuando vuelvas a tu casa?” Y ella respondió al instante: “Jugar con Pamela.”

A Romina le encanta ir a la escuela. Las dos hermanas asisten juntas a segundo grado y según Ethel, son muy buenas alumnas y compañeras: “Lo que más les gusta es enseñarle a los más pequeños. Además, estudia música y toca el ukelele como la maestra, Silvina”.

Lentamente, la familia Melián irá acostumbrándose a la idea de que los milagros existen. Y este, en particular, que cambió la vida de Romina y le devolvió la esperanza, se llama “papá”.

AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

En Uruguay, hasta ahora, todos los trasplantes renales pediátricos de alta complejidad eran derivados al exterior. Ahora, mediante este acuerdo firmado entre el INU y la Asociación Española, y con el apoyo financiero del Fondo Nacional de Recursos (FNR), se podrán realizar trasplantes renales de alta complejidad en niños y adolescentes (hasta 15 años), de forma totalmente gratuita.

Dentro de ese acuerdo la Asociación Española pone a disposición toda su infraestructura, tecnología y capacidad profesional, al servicio de la comunidad. “Esto nos llena de orgullo y alegría”, remarcó el Gerente General de la Institución, Dr. Julio Martínez.

En los hechos, la Institución ofrece todo el soporte para realizar los trasplantes renales pediátricos. “Ponemos a disposición el CTI pediátrico, donde siempre habrá una cama disponible, el block quirúrgico, la internación convencional, la enfermería, el banco de sangre, los análisis pre trasplantes, el seguimiento post trasplante, la medicación, entre otros elementos brindan seguridad”, enumeró el Dr. Julio Martínez.

Este programa está destinado a trasplantar a niños de 15 años o menos, y es abierto y gratuito a todos los niños y adolescentes del país. Cada intervención es financiada por el Fondo Nacional de Recursos y cuenta con el aval del Ministerio de Salud Pública (MSP).

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.